Santa Cruz

Gabriel Oliva reiteró la necesidad de la línea de atención en crisis

El diputado de Encuentro Ciudadano indicó que tras la pandemia se incrementaron los casos de suicidios y de personas que intentan quitarse la vida. Señaló que se trata de una ley aprobada en 2020.  

Gabriel Oliva.
Gabriel Oliva.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El diputado de Encuentro Ciudadano Gabriel Oliva logró el pasado miércoles en la Cámara de Diputados apoyo unánime del cuerpo legislativo y se sancionó un pedido al Ministerio de Salud de la Provincia para “que se ponga en funcionamiento la línea telefónica gratuita permanente de atención para prevención del suicidio prevista en la Ley Provincial 3697, que fuera sancionada en abril de 2020”. El objetivo es implementar esta línea para atender a personas en situación de crisis, contenerlas y evitar que tomen una drástica decisión.

En este marco, el legislador provincial fue entrevistado por el programa La Parada, que se emite en Tiempo FM 97.5,  donde indicó que el suicidio es un flagelo que sigue preocupando en la provincia. “Esta línea está creada por ley en 2020 y esto fue en pandemia. La línea funcionó y se trabajó de manera voluntaria, los profesionales estaban preocupados por el tema de la salud mental y pusieron incluso sus celulares para atender”, puntualizó, y a continuación sostuvo que orgánicamente y como pedía la ley “nunca se puso en funcionamiento. Es una línea que tendría que tener tres números, pero tiene que atenderlo alguien capacitado”.

 

“Es algo que debería estar atendido 24 horas por un equipo de profesionales”, advirtió el referente de Encuentro Ciudadano.

Ejemplificó con Santa Cruz indicando que hay un número importante de casos que se concretan - 50 apuntó - y que por cada uno de ellos, hay cerca de 20 personas que atraviesan situaciones de crisis. “Nos parece que es un esfuerzo que tiene que hacer la provincia”, sostuvo.

La pandemia y la cuarentena dejaron secuelas. No solamente en cuanto a enfermedades respiratorias, sino también por la salud mental. El encierro durante año y medio y la lejanía del contacto con las personas, hizo que mucha gente atravesara problemas de salud mental durante el tiempo que esto se prolongó. “No hubo un aumento significativo en pandemia”, aclaró Oliva, señalando que los casos de crisis aumentaron después de ella “como muchos otros problemas, como la depresión o cuestiones de consumo, se han agudizado muchos problemas”.

“El suicidio fue en aumento y cuando se miran las estadísticas de la Policía, hay localidades que tienen concentraciones de determinados casos, como San Julián, Puerto Deseado y hace algunos años en Las Heras. Lo que parece urgente es tener algo donde se pueda recurrir, dar sobre todo un consejo y un tratamiento rápido”, pidió.

Qué dice la Ley

La Fundamentación que Oliva presentó por escrito resume los siguientes puntos:

1.           La Ley 3697 plantea la implementación de “un dispositivo de atención telefónica gratuito y permanente que constará de tres (3) dígitos y será accesible tanto desde telefonía celular como de línea fija para las personas con ideación suicida y/o en situación de vulnerabilidad, o para su entorno social, bajo la órbita del Ministerio de Salud y Ambiente”.

2.      Determina que “el servicio de atención telefónica gratuita permanente funcionará todos los días, las veinticuatro (24) horas, los trescientos sesenta y cinco (365) días del año y que la atención del dispositivo será operada exclusivamente por personal debidamente capacitado en la atención de personas con ideaciones suicidas o en situaciones de vulnerabilidad, y dotado de la información necesaria referida a una red de derivación y contención".

3.         Esta línea telefónica tiene como objetivo recibir consultas y ofrecer información, orientación profesional y contención a todas aquellas personas que manifiesten situaciones de vulnerabilidad y se encuentren en situaciones de riesgo por ideas suicidas. En función de ello, el personal que opere en dicha atención deberá llevar un registro de las llamadas, articular con los estamentos de salud y justicia y efectuar las derivaciones que considere necesarias para resguardar la vida de las personas. 

COMENTÁ