COVID

Esenciales y vacuna: APEL cruzó a Daniel Roquel

El diputado Roquel manifestó su opción “junto a los diputados de nuestro bloque y el personal del mismo” a recibir la vacuna, remarcando que “jamás nos adelantaríamos en la fila”. Desde APEL le recordaron que se necesitan más de 80 personas “para que usted sesione desde la seguridad de su hogar” y que debería haber aceptado las vacunas para el personal que hace tarea presencial y así “cuidar a los demás trabajadores”. “Por rechazar dos vacunas no es más ni menos persona que otro compañero”, expusieron.

Daniel Roquel (Foto archivo).
Daniel Roquel (Foto archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

A lo largo del fin de semana, el voluntariado de la vacunación que se encuentra bajo la supervisión del Ministerio de Salud en el Complejo Cultural Santa Cruz, realizó la vacunación de más de mil trabajadoras y trabajadores esenciales, entre ellos, además de los mencionados empleados legislativos, se inoculó con la primera dosis de Sputnik V a personal de Ministerios, Fiscalía de Estado, Tribunal de Cuentas, Jefatura de Gabinete, Cámara de Diputados y Aeropuerto de Río Gallegos, Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Universidad Tecnológica Nacional y sectores productivos como áreas del petróleo, minería y comercio local.

En este contexto el debate no podía faltar e incluso se ha dado hacia adentro de los distintos organismos, universidades, comercios y más.

Luego de la jornada de vacunación que desde la cartera sanitaria se comunicó como un gran paso y bajo el título “Más de mil esenciales recibieron las vacunas de COVID”, no tardó en llegar el comunicado del diputado Daniel Roquel, que mediante sus redes sociales expuso: “Ante las repercusiones y el estado público que ha tomado la noticia de que personal de la Cámara de Diputados ha sido vacunado, quiero aclarar que yo no me he vacunado y que nos opusimos junto a los diputados de nuestro bloque y el personal del mismo a recibir las vacunas que nos ofrecieron”.

En otro tramo de su exposición bregó porque “se respete el orden establecido en los protocolos de vacunación que estableció el Ministerio de Salud de la Nación”, y explicó: “Tomamos esta decisión por unanimidad, entendiendo que hay personas que están mucho más expuestas que nosotros y todavía no han sido vacunadas.

Entendemos que hay que respaldar con acciones lo que decimos con palabras”. “Jamás nos adelantaríamos en la fila”, sentenció.

Ante esta afirmación de Roquel, rápidamente desde el gremio legislativo salieron al cruce. En diálogo con TiempoSur, Sergio Abramenco, secretario general de APEL, se refirió a la vacunación del personal. “Hay muchos compañeros que no han dejado de trabajar en toda la pandemia y hace mucho realizan de labor en la presencialidad”, dijo y fue más allá al referir que “una sesión virtual moviliza a más de 80 compañeros legislativos que trabajan para que el diputado sesione desde la seguridad de su hogar, incluso en sus oficinas hay trabajadores que vienen a cumplir su tarea durante las sesiones, a los cuales debería haber dejado vacunas para cuidar a otros compañeros”. En este sentido, comentó que se vacunó a un total de 40 trabajadores de la Cámara de Diputados, vacunas que fueron distribuidas equitativamente. “Existe preocupación de que esta posición política que ha tomado Roquel dificulte la vacunación del resto del personal que también cumple con la presencialidad”, remarcó ante nuestro medio.    

Anteriormente, en un duro descargo, también en redes, desde el gremio expresaron: “Hemos consultado ante el avance de los contagios de COVID 19, ¿por qué no se suspendía la sesión pasada? y nos comunicaron que desde su bloque se negaron. Es aquí que nace nuestra duda. ¿En realidad le preocupa la gente? o ¿solo son declaraciones para salir en los medios? No vemos que desde su bloque les haya importado mucho cuidar a los compañeros esenciales de Cámara. Máxime siendo usted un empleado legislativo. Asimismo, le informamos que faltan vacunar a más de 50% de compañeros esenciales”.

COMENTÁ