Los números que faltan

El censo será el sello definitivo para empezar a discutir la coparticipación

La información obtenida de la población de cada localidad será el instrumento que definirá los porcentajes distribuidos. La deuda con las Cajas y el acuerdo con los municipios.

Diego Robles.
Diego Robles.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado lunes, en el Concejo Deliberante se aprobó el acuerdo entre el Ministerio de Economía y el Municipio de Río Gallegos para recibir fondos destinados a paliar las deudas con la Caja de Servicios Sociales y la Caja de Previsión Social. El acuerdo entre las partes es el primer paso del giro de fondos que anunció la gobernadora Alicia Kirchner a los municipios, siendo el primer caso el de la capital santacruceña. Pero esto trajo aparejado otra urgencia del arco político: la necesidad de discutir –como se había adelantado- la nueva distribución de la Coparticipación. Consideran que la nueva normativa a nivel provincial resolverá la cuestión de fondo y permitirá mayor autonomía por parte de las comunas para resolver sus deudas. Esperan que con el correr de los meses la discusión pase de lo mediático a lo legislativo y se convoquen a discutir en las comisiones. Diputados por pueblo, intendentes y concejales de varias localidades ya han expresado la necesidad de esto.

Pero ahora entrará en juego un factor clave y que será definitorio en el juego final: el censo. El relevamiento nacional permitirá conocer a fondo la realidad de cada distrito y localidad, siendo el número poblacional de cada ciudad una de las herramientas principales. Poniendo como ejemplo el caso de Río Gallegos, desde la comuna informaron que el número poblacional actual, que corresponde al último censo realizado en octubre del 2010, no se condice con la realidad de la ciudad. Establecen que el número de habitantes que está registrado oficialmente es 95.796, pero no consideran el crecimiento habitacional en la última década y consideran que los fondos coparticipados están muy por debajo de lo que deberían estar. El reajuste, solicitan, debe darse de manera inmediata.

 

El acuerdo con las Cajas

Desde el Ejecutivo provincial adelantaron que se convocó a todos los Municipios y Comisiones de Fomento de la provincia a firmar la conciliación de las deudas. Esto fue anunciado por la gobernadora Alicia Kirchner al inicio del año legislativo y tomó por sorpresa algunos sectores.

Asimismo, se indicó que son 2.500 millones de pesos, los que se destinarán a las deudas que tienen los Municipios y Comisiones de Fomento con la Caja de Servicios Sociales y la Caja de Previsión Social. Asimismo, se consignan 2.400 millones de pesos a Municipios (criterio: en función a la distribución secundaria de la Ley de Coparticipación) y 100 millones de pesos para Comisiones de Fomento.

Es en este punto donde algunos intendentes coincidieron en que hasta la fecha no han tenido mayor información acerca de la distribución de los fondos, siendo Río Gallegos la primera en cerrar el acuerdo con la cartera a cargo de Ignacio Perincioli.

Los fondos que no se utilicen, porque algún intendente o comisionado de fomento decida no utilizarlo, serán redistribuidos entre las localidades firmantes.

Desde el interior provincial insisten en tener una mayor distribución hacia las localidades, con una mirada federal y solidaria hacia las comunas.

 

Desde la Municipalidad

En este marco TiempoSur se comunicó con el secretario de Hacienda, Diego Robles, quien indicó que la expectativa real está centrada en la coparticipación. “Se debe dar un nuevo esquema para que los municipios puedan afrontar los compromisos mensualmente y entre ellos la deuda de la Caja con cada liquidación de sueldos”, sostuvo en primer lugar.

Remarcó que la iniciativa del “Gobierno de la provincia es de aportes no reintegrables y obviamente que es bienvenida, pero empieza a ser una regularización de un tema estructural que no es solamente de Gallegos, sino de toda la provincia. La solución de fondo será con la coparticipación.”

Robles sostuvo que del censo dependerán los datos de la coparticipación secundaria, pero insistió en que se debe discutir también la primaria.

“Iniciativas presentadas hay muchas, pero requiere un consenso generalizado. Es una cuestión de redistribución, lo que se le saca a uno se lo das a otro. Será un trabajo arduo pero que es bienvenido que esté en la agenda política y ojalá en la legislativa”, proyectó el funcionario municipal. Indicó que será un tema arduo que abordará diferentes actores políticos y que no siempre se llegará a un acuerdo. “El que tiene va a querer ceder lo menos posible y el que le falta querrá tener lo máximo posible”, sostuvo.

Además, pidió que se avance en una ley de responsabilidad fiscal, para que los municipios cumplan ciertos requisitos. “De nada sirve un nuevo esquema si un intendente saliente de X localidad cuando se va incorpore a planta a todo el personal de cargos”.

COMENTÁ