Judiciales

"Decisiones no judicializables": Alberto Fernández defendió Cristina en Comodoro Py

El presidente Alberto Fernández descartó hoy la existencia de un "acuerdo de voluntades" para direccionar obra pública en la provincia de Santa Cruz en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Alberto Fernández.
Alberto Fernández.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Además, remarcó que hay "delegación" de funciones en el Estado Nacional, al declarar como testigo ante el Tribunal Oral Federal Número 2 en los Tribunales Federales de Retiro en el juicio que se sigue por presuntas irregularidades en la adjudicación de obra pública nacional en Santa Cruz entre 2003 y 2015, en una causa conocida con el nombre de "Vialidad".

"Definitivamente no", respondió al ser preguntado sobre si supo de algún tipo de "acuerdo de voluntades" para beneficiar a Santa Cruz mientras fue jefe de Gabinete o en algún otro momento.

El jefe de Estado negó la existencia de "arbitrariedades" en la distribución de esos fondo y sostuvo que le llama "mucho la atención" lo que se debate en el juicio oral ya que se trata de "decisiones políticas no judiciables".

 

Y remarcó que Néstor Kirchner "siempre fue muy cuidadoso con las cuentas públicas" y que "tenía casi una obsesión con eso, que tuvo primero como gobernador y luego como Presidente".

Alberto Fernández arribó a las 9.36 a los tribunales de Comodoro Py para declara en la causa denominada como "Vialidad.

El jefe de Estado había adelantado que concurriría a efectuar la declaración, bajo juramento de decir verdad, de manera presencial, pese a que tiene la prerrogativa de hacerlo por escrito por su condición de Presidente.

La declaración de Alberto Fernández marcará la continuidad de la que ya prestaron, también de manera presencial, otros dos ex jefes de Gabinete: Jorge Capitanich y Aníbal Fernández.

Para fin de mes está previsto que declare el actual presidente de la Cámara de Diputados y también ex jefe de Gabinete, Sergio Massa.

Alberto Fernández fue convocado por pedido de las defensas de Cristina Fernández de Kirchner, a cargo de Carlos Alberto Beraldi; la del empresario Lázaro Báez, en manos de Juan Martín Villanueva, y la del ex ministro de Planificación Julio De Vido, que ejercer Maximiliano Rusconi.

La declaración del jefe de Estado estaba prevista desde mucho antes de que fuera electo presidente de la Nación. En la etapa de la "instrucción suplementaria", previo al inicio del juicio oral, las partes proponen a los testigos que planean interrogar y el resto de la prueba.

Ello ocurrió en 2018, durante la presidencia de Mauricio Macri, y los acontecimientos políticos derivaron luego en la actualidad, que encuentra a todos los ex jefes de Gabinete ocupando diferentes roles en el actual gobierno.

El juicio oral se inició antes de que comenzara el proceso electoral que desembocó en la presidencia de los Fernández, en mayo de 2019.

Hasta ahora, todos los ex jefes de Gabinete explicaron cómo funciona el mecanismo de adjudicación de obra pública y negaron rotundamente haber recibido alguna instrucción para que se direccionara la adjudicación a favor de las empresas de Lázaro Báez.

COMENTÁ