De Río Turbio a Casa Rosada

Aníbal Fernández deja YCRT y será Ministro de Seguridad de la Nación

El Interventor de YCRT será parte del recambio ministerial que lleva adelante el Presidente Alberto Fernández y ocupará el lugar de Sabina Frederic.

Aníbal Fernández.
Aníbal Fernández.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 30 de enero del 2020, a través del Decreto 119/2020, Aníbal Fernández fue designado como interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), noticia que sorprendió a muchos en el sur argentino.

Acepté este honroso desafío y haremos de la empresa, un orgullo como el de los mineros”, manifestó en ese entonces quien fuese jefe de gabinete durante la presidencia de Cristina Kirchner, entre otros cargos que ha ocupado junto a la actual Vicepresidenta y Néstor Kirchner.

Poco menos de dos años, el miércoles 15 de septiembre pasado, fue una jornada convulsionada, producto de los resultados en las PASO. El Ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, puso su renuncia a disposición del Presidente, y luego le siguieron sus pares de Justicia, Martín Soria, y de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, y el de Cultura, Tristán Bauer, conjuntamente con la titular del PAMI, Luana Volnovich y la del ANSES, Fernanda Raverta.

Esa misma tarde Aníbal Fernández ingresó a la Casa Rosada. A su salida manifestó a los medios: “Tengo un amigo que es Presidente. Vine a verlo. No me ofreció nada ni le pedí nada. Hablamos de política".

Si fue en esa reunión o luego, es una incógnita, lo cierto es que el –ahora ex- Interventor de YCRT jugará el día lunes próximo como Ministro de Seguridad de la Nación, cargo que ostentaba hasta el momento Sabina Frederic.

Ahora, resta saber quién será el elegido para hacerse cargo de YCRT, empresa estatal que se encuentra con una Conciliación Obligatoria con ATE, gremio que inició un reclamo semanas atrás por la falta de aumento salarial durante los tres años en el que hubo un fuerte conflicto de la estatal. Si bien hubo aumentos salariales con la nueva gestión, hay sectores que perciben salarios por debajo de la canasta básica.

COMENTÁ