SENASA

Se evitó el comercio de frutas no aptas para el consumo en la Patagonia

Agentes del Senasa detectaron en Bahía Blanca mercadería escondida en un acoplado sin documentación ni autorización de traslado.

Las frutas estaban escondidas en el acoplado.
Las frutas estaban escondidas en el acoplado.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La mercadería detectada en el Centro de Tratamiento Cuarentenario, ubicado en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, por agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), trasladada escondida en el acoplado de un transporte, carecía de documentación que la ampare y no cumplía con los requisitos fitosanitarios para el ingreso a la región patagónica.

Durante el control personal del Centro Regional Buenos Aires Sur del Senasa detectó cajas de palta, maracuyá, lima tahití, papaya y pitaya, productos hospederos de mosca de los frutos y en el caso de la Pitaya (o fruta dragón) y el Maracuyá, no presentan tratamiento cuarentenario normados, por ende, aunque estén declarados no pueden ingresar a las regiones protegidas contra esta plaga.

El resto de los frutos encontrados, tenían tratamientos normados, pero al no ser declarados y estar ocultos se deben bajar del transporte y confeccionar el acta correspondiente.

La tarea de los agentes fiscalizadores es de gran importancia en estos centros, ya que aseguran que los hospederos declarados en los transportes sean tratados en su totalidad.

Además, detectan que no se transporten partidas ocultas de hospederos de la plaga que no tengan tratamiento y pongan en riesgo el estatus sanitario de la Argentina.

Cabe aclarar que estos centros de tratamiento contra las plagas cuarentenarias son habilitados y fiscalizados por el Senasa donde se verifica el cumplimiento de los requisitos para el ingreso de productos vegetales hospederos de mosca de los frutos a las regiones protegidas del territorio argentino, según Resolución 472/2014.

COMENTÁ