Hoy brindarán los alegatos

Ninguno de los cuchillos secuestrados fue el que mató a Maíllo

Lo determinó la médica forense quien, en la tarde de ayer, testificó y aseguró que el cuchillo que reconoció Reina no era el arma homicida. Además, el técnico de las cámaras de seguridad complicó la situación de los hermanos Maíllo.

Ayer se llevó a cabo la sexta jornada del juicio por el homicidio de Maíllo. (Foto: J.C.C)
Ayer se llevó a cabo la sexta jornada del juicio por el homicidio de Maíllo. (Foto: J.C.C)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer y luego de un receso, se llevó a cabo el sexto día del debate oral y público por el homicidio de Vicente Maíllo, cuya carátula es Etchebarne Cristian Javier, coautor de homicidio agravado por haber sido consumado con alevosía, a través de una promesa remuneratoria y con el concurso premeditado de dos o más personas y Reina Claudia Susana, Maíllo José Maximiliano y Maíllo Luis Gabriel, coautores de homicidio agravado por el vínculo, consumado con alevosía a través de una promesa remuneratoria y con el concurso premeditado de dos o más personas.  

El presidente del Tribunal, Dr. Joaquín Cabral, inició el debate preguntándole a la Secretaria si había novedades, a lo que respondió que el Comisario Oyarzún se encuentra de comisión y que estaba a disposición para realizar una videollamada. 

Posteriormente tomó la palabra el fiscal de Cámara Iván Saldivia, quien junto a la Dra. Érica Schupbach, representante de las hermanas Maíllo, desestimaron a varios testigos y solicitaron que la Licenciada en Genética, Valeria Marcucchi, quien realizó las pericias en los cuchillos que fueron secuestrados detrás de la heladera de la casa de Corrientes 83, dé su testimonio.

Una vez que se plantearon todas las cuestiones enunciadas, se dio paso al primer testigo.

 

Complicó la situación de los hermanos  

Se trata del técnico que colocó las cámaras de seguridad en Casa Maíllo, en Doña Ana y en la peluquería de Susana Reina.

El hombre contó que llegó a Vicente por recomendación de un cliente y le pidió que fuera a Casa Maíllo para que viera el sistema de seguridad, ya que era viejo. El técnico comentó que quedó conforme con el trabajo y lo requirió nuevamente para que fuera al local Doña Ana, porque las cámaras de seguridad no funcionaban bien y estarían desconfiguradas, además de pedirle que se las configure de manera remota a una notebook que tenía en Casa Maíllo y le pidió que le agregue una cámara detrás de la caja registradora.

Una o dos semanas antes del homicidio, Vicente le pidió al técnico que fuera porque creía que las cámaras no funcionaban, por lo que él habría revisado y notó el faltante del disco rígido del DVR. Ante esta situación Vicente le habría pedido que compre uno y lo instale, hecho que realizó al día siguiente.

Más adelante en su relato, el hombre manifestó que Vicente quería colocar otra cámara de seguridad, pero oculta, ya que en el depósito de Casa Maíllo tenía dinero guardado. A su vez manifestó que Reina le pidió que colocara más cámaras porque su madre había tenido un incidente y que lo configure a su celular.

El día del hecho, le pidieron que fuera a Casa Maíllo para que ayudara en lo pudiera. Según contó lo llevaron a la Comisaría Segunda, donde cuenta que dos semanas atrás había puesto el disco rígido en el DVR, pero cuando fue la policía estaba todo desenchufado, no funcionaba ni el televisor que tenía.

Al ser consultado con quién fue, explicó que lo hizo en presencia de José Maíllo y fue este quien abrió la puerta.

Por otra parte, la querella solicita que le muestren la foto del DVR, para saber si lo puede reconocer, a lo que el técnico respondió que era el que él compró.

 

Reconoce el cuchillo

A lo largo de la mañana se sentaron ante el Tribunal la médica de Susana y Vicente, dos policías, la Licenciada en Genética, Valeria Marcucchi, quien en un breve relato explicó su trabajo con los cuchillos secuestrados.

Entre los testigos, se solicitó que Susana Reina reconociera el cuchillo homicida y así lo hizo. Por lo que el jefe de Logística, Luis Chaparro, les exhibió a las partes el elegido y por pedido de la querella se le mostró la vaina hallada detrás de la heladera a lo que Susana manifestó no conocerla.

En esos momentos, la defensora de Luis Maíllo solicitó al Tribunal permiso, ya que este quería hacer una ampliación de su testimonio.

El Tribunal prestó conformidad y se solicitó que los demás imputados fueran sacados de la sala.

Posteriormente, Luis se sentó ante el Tribunal y aclaró nuevamente no que respondería preguntas y manifestó: “Quiero aclarar que el dinero que encontraron en mi casa de Buenos Aires, lo dejó mi papá allá porque pronto iban a irse de viaje con los empleados” y siguió diciendo que era habitual que Vicente dejara dinero, ya que podría usarlo para hacer pagos en efectivo o por alguna otra necesidad.  

Por último y mediante llamado telefónico, salió una mujer desde Buenos Aires, quien conoce a Cristian Etchebarne. La mujer contó que lo conoce desde que tiene aproximadamente 16 años y comentó que él cuida su casa cuando ella sale de viaje, además aseguró que la familia es de suma confianza y le entregaría la llave de su casa.  

Una vez finalizados los testimonios, el Presidente pasó a un cuarto intermedio hasta las 15:30, donde testificaría la médica forense que le realizó la autopsia al cuerpo de Maíllo.

Ante esta situación los defensores de los hermanos Maíllo y Reina solicitaron al Tribunal permiso para que los imputados se retiraran de la sala, ya que no querían presenciar la exposición de la médica ni ver las fotos del cuerpo de Maíllo, a lo que se autorizó.

 

Las heridas no son compatibles con el arma

Reanudando el debate, el Tribunal consultó a la Secretaria si había novedades a lo que respondió que no, por lo que se hizo pasar a la única testigo de la tarde, a la Dra. Rossana Contreras, médica forense del Poder Judicial.

La médica comenzó su testimonio, contando cuando revisó a Susana Reina estando internada en observaciones en el Hospital Regional de Río Gallegos. Contreras manifestó que Reina estaba angustiada, lloraba y refería mucho dolor en el cuero cabelludo y dolor intenso en miembros superiores. La mujer fue examinada minuciosamente por la forense y al día siguiente fue revisada de nuevamente, mientras mostraba las fotografías que le tomaron a las lesiones que presentaba, además de explicar cuáles serían los orígenes de las mismas.  

Posteriormente comenzó a explicar cómo llegó el cuerpo de Vicente a la morgue judicial y explicó cada una de las fotografías que fue exhibiendo.

Más adelante comentó que Vicente recibió seis heridas cortopunzantes, la primera de ellas es una herida de arma blanca de 3.5 centímetros de disposición oblicua.

La segunda penetró el esternón, también de disposición oblicua y mide 4.8 centímetros. En cuanto a la tercera herida manifestó que es de cinco centímetros y de disposición oblicua, la cuarta herida es de tres centímetros y la salida del cuchillo dejó como una colita y así continuó explicando cada una de las heridas. La forense comentó que las heridas uno y dos, son las que lo mataron. 

A su vez comentó que la hipótesis más fuerte es que Maíllo estaba acostado cuando recibió las estocadas, ya que no le habrían dado tiempo a defenderse, porque el cuerpo no tiene heridas defensivas. 

Posteriormente el Fiscal le consultó si el cuchillo que reconoció Reina era el que lo mató y la médica aseguró que no, porque tiene doble filo y no coinciden con las heridas que presenta, ya que muestran filo de un solo lado. 

Luego de responder varias preguntas, la última que le hicieron fue si el segundo cuchillo secuestrado podría coincidir y tras examinarlo, la Dra. Contreras manifestó que no, por ser corto, ya que el arma utilizada debería medir 12 centímetros.

Al finalizar el testimonio de la médica forense, se pasó a un cuarto intermedio hasta hoy a las 08:30, donde el Tribunal Oral escuchará los alegatos de las partes.

Susana Reina reconoció el cuchillo con el que habría matado a Vicente. (Foto: J.C.C.)

 

Luis Maíllo se sentó nuevamente ante el Tribunal. (Foto: J.C.C.)

 

El técnico en cámaras de seguridad testificó ante el Tribunal. (Foto: J.C.C.)

 

El cuchillo elegido fue exhibido a las partes. (Foto: J.C.C.)

 

La Licenciada en Genética explicó el proceso para hallar ADN. (Foto: J.C.C.)

COMENTÁ