Justicia

Los imputados por el homicidio de Diego Vegas se negaron a declarar en el juicio

En la ciudad de Caleta Olivia, se está llevando a cabo el juicio por el homicidio de Diego Vegas, ocurrido el 1º de abril de 2018. El mismo tiene como imputados a Matías Ezequiel Valdez (20), Mario Andrés Hernández (35) y Rosa Esther Hernández (32), estos dos últimos son hermanos. Durante la jornada de ayer, se escucharon las declaraciones de testigos.

Los imputados se negaron a declarar ante el Tribunal. (Foto: La Vanguradia Noticias)
Los imputados se negaron a declarar ante el Tribunal. (Foto: La Vanguradia Noticias)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la mañana del jueves se reunió el Tribunal Oral de la Cámara en lo Criminal de la Segunda Circunscripción de Caleta Olivia, el cual está integrado por los Dres. Jorge Omar Alonso, Pablo Olivera y Griselda Bard. Fueron parte del debate, el Fiscal de Cámara y por parte de los imputados Matías Ezequiel Valdez (20), Mario Andrés Hernández (35) y Rosa Esther Hernández (32), estos dos últimos son hermanos y oriundos de Comodoro Rivadavia, que están representados por el Dr. Marcelo Fernández. Cabe señalar que los tres imputados están acusados por el delito de “homicidio agravado por alevosía en calidad de coautores”. Además, la familia de Vegas se presentó como querellante y son asistidos legalmente por el Dr. Ismael Machuca.

En el primer día del juicio que se ventila en la Cámara Oral de la ciudad de Caleta Olivia, la Secretaria del Tribunal leyó la elevación a juicio, donde –como ya se dijo- los imputados están acusados de “homicidio agravado por alevosía en calidad de coautores”.

Durante esta audiencia se identificó a los imputados y posteriormente se les preguntó si brindarían declaración testimonial, a lo que los tres acusados se negaron.

Por lo que se comenzó con el desfile de testigos, quienes habrían estado presentes en la noche del hecho y/o vieron lo que ocurrió.

Testigos indicaron haber presenciado una fuerte discusión, que se habría trasladado desde el interior del domicilio a la vía pública.

Llamaron a la Comisaría Tercera, pero cuando personal policial arribó al sitio señalado ya era demasiado tarde para la víctima. Lo hallaron tendido en el suelo, ensangrentado y sin vida. Cerca encontraron una llanta de auto de metal, que también estaba manchada de sangre.

En tanto, en el interior de la casa, los imputados no lograron ocultar el mismo tipo de manchas en sus prendas de vestir y quedaron detenidos. Según un testigo que sería policía, los imputados les habrían dicho en ese momento que Vegas habría intentado robarles.

La autopsia determinó que Diego había muerto por efecto de una severa contusión en la cabeza y podría haber sido con la llanta, por lo que se cree que se determinó el arma homicida. Sin embargo, también fue hallada una hoja sin mango de un cuchillo sierrita, tipo Tramontina, incrustada en la sien de Vegas, además de múltiples lesiones en su rostro.

 

El homicidio

Dos hombres y una mujer están detenidos por el brutal asesinato de Diego Vegas, perpetrado en la madrugada del domingo 1º de abril de 2018 en el barrio 17 de Octubre de la ciudad de Caleta Olivia. Su cuerpo fue hallado en la calle Blanca Chávez, en medio de un charco de sangre, frente a la casa donde se originó una feroz pelea.

El rostro de Diego Orlando Vegas estaba prácticamente irreconocible y además de haber sido golpeado con una llanta de cubierta, se supo por el resultado de la autopsia que tenía una hoja de cuchillo tipo Tramontina incrustada en la frente.

El crimen que conmocionó a toda la comunidad se produjo alrededor de las 05:30 y fueron algunos vecinos los que alertaron a la guardia de la Comisaría Tercera informando que tras escuchar fuertes ruidos y gritos producto de una pelea, una persona había quedado en la calle tras ser brutalmente golpeada por otras.

Más tarde se lo pudo identificar y se supo que tenía 34 años; que residía en el barrio 8 de Junio, y que por motivos que se desconocen había ido a una casa del 17 de Octubre.

En ese lugar mantuvo una fuerte discusión con Mario Hernández, de 34 años; la hermana de éste, Rosa Hernández; y Martín Valdez de 19, quien presuntamente sería novio de la mencionada mujer.

En la calle asfaltada la policía constató que había manchas de sangre en un radio de varios metros, las que también llegaban a la casa de los Hernández a través de un pasillo.

Cuando la comisión de uniformados requirió la presencia de los moradores, notó que todos tenían sus ropas impregnadas con manchas hemáticas y luego se verificó un gran desorden en el interior, lo que indicaba que la pelea había comenzado en ese lugar, continuó en el pasillo y terminó en la calle.

Dijeron que el individuo que estaba en la calle (ya sin vida) había ingresado a robar en el domicilio y que ellos se defendieron, pero el argumento no fue convincente teniendo en cuenta que un vecino que observó las escenas contó a la policía que luego de que Vegas (hasta ese momento se desconocía la identidad) quedó tendido en la calle, el trío ingresó y volvió a salir para rematarlo, golpeándolo con una llanta que luego rodó varios metros.

La situación volvió a ponerse tensa cuando se hallaba trabajando personal de la División Criminalística y un médico forense policial y desde los patios de viviendas aledañas les arrojaron piedras, por lo que se tuvo que convocar a efectivos de la División Infantería para crear un perímetro de seguridad. Los tres implicados fueron trasladados a calabozos de dos comisarías y ahora permanecen a disposición de juez de Instrucción Gabriel Contreras Agüero. (Fuentes: TiempoSur y La Vanguardia Noticias)

COMENTÁ