Justicia

La causa de Liseth se mueve a paso de tortuga

Así lo manifestó su hermana Adriana, quien además comentó que llamaron a nuevos testigos a declarar y se pidió ampliación de indagatoria. “Hemos podido tener charlas y comunicaciones donde nos manifiestan que Liseth ha sufrido en algún momento situaciones de violencia y malos tratos”, especificó y por último pidió justicia por Liseth, Zulma, Jésica y Stefi.

Adriana Barrera, hermana de Liseth encontrada sin vida en abril del 2019
Adriana Barrera, hermana de Liseth encontrada sin vida en abril del 2019
COMPARTÍ ESTA NOTA

Adriana Barrera contó los avances que hay en la causa por la muerte de su hermana Liseth, quien fue encontrada por su pareja, un agente de policía, con un disparo en la cabeza con su arma reglamentaria.

Desde ese día la familia, amigos y conocidos tiene una sola misión, lograr justicia por Liseth, ya que aseguran que ella fue asesinada por su pareja.

Adriana contó que hoy a un año y cuatro meses del “femicidio de mi hermana, nosotros hemos aportado pruebas suficientes para demostrar que fue un femicidio”, comentó y agregó: “Lo que tenemos de la causa es que está en movimiento, con el abogado que representa a la parte querellante que son mis papás, se han realizado algunos pedidos especiales para que se pueda citar a personas a declarar y ampliar indagatorias”. “Sabemos que tarda, que no está siendo ligero, ya ha pasado un año y medio y podemos decir que de a poco está volviendo como a encaminarse la causa”, explicó Adriana y agregó que desde un principio la carátula es suicidio y “nosotros queremos ver la posibilidad que se cambie la carátula, por lo menos a muerte dudosa”, aclaró.

(JUSTICIA por Liseth Barrera).

Por otra parte, comentó que el abogado de la querella es Julio Coronel, “hemos visto que necesitábamos acelerar el proceso y esta vez se han pedido nuevos testimonios que se realizan acá en la localidad”, explicó y añadió: “Justamente todo esto por la pandemia y el clima, el juez Ludovico Pío Pala que lleva adelante la investigación del asesinato de mi hermana no ha podido venir y tenemos entendido que el Juez de Primera Instancia de la localidad, va a estar tomando declaraciones y demás”.

Posteriormente fue consultada por los resultados de las pruebas del barrido electrónico, a lo que Adriana contestó: “Nosotros tenemos resultados que nos fueron entregados a principio de este año recién con el tema de guante de parafina, pero no podemos brindar información certera porque podemos perjudicar la causa”, a la vez que agregó: “Sí, tenemos esos datos y creemos que debemos ampliarlos, porque nosotros tenemos un pedacito de información en cuanto a lo que se cotejó de pruebas y lo que nosotros necesitamos es una ampliación de la investigación que se hizo y que nos informen de manera ampliada”. “Hemos tenido varias pruebas que enviamos para que la causa continúe y se pueda modificar y se investigue”, aseguró y siguió diciendo: “Sí hemos recibido pero muy tarde la información del teléfono de mi hermana Liseth, volvimos a pedir que envíen digitalizadas todas las pruebas que se hayan digitalizado, sobre todo las cuestiones de los teléfonos que no lo teníamos, sabemos que se está haciendo un trabajo, pero a paso de tortuga”.

Femicidio      

Más adelante comentó que la familia tiene amigos y allegados a Liseth que luego de lo sucedido “hemos podido tener charlas y comunicaciones donde nos manifiestan que Liseth ha sufrido en algún momento situaciones de violencia por parte de su pareja en ese momento y no solo episodios de violencia sino también de malos tratos por llamadas y mensajes”, comentó y especificó que “ellos venían con una relación de dos años y hacía unos meses antes de lo sucedido decidió irse a vivir con él, después de tener una charla con mis papás, después de ver que la relación estaba más que blanqueada y tomaron la decisión de convivir en agosto y en abril sucede esto”. “La verdad que nosotros no lo teníamos presente, ninguno de la familia, jamás se escuchó nada”, aseguró Adriana y dijo: “Después de lo sucedido nos fuimos enterando de cosas”.   

 

No se involucran

Más adelante Adriana aseguró que son un grupo muy reducido de personas que se encuentran trabajando, asistiendo a las marchas, tratando de hacer intervenciones, dando charlas, lo que sea para seguir con la lucha con cada una de las mujeres. “Si bien tenemos el apoyo de los grupos feministas, de mujeres y demás, la sociedad y el pueblo no está comprometido con estas situaciones y no solamente con los hechos de violencia de género o femicidio, no está comprometido con nada”, explicó y siguió diciente: “Hoy nos encontramos solos, Gregores tiene una taza de violencia muy grande, pero hasta que no se cambien los ejes de cómo tratar estos temas no se va a poder hacer mucho”. “Las mujeres van a seguir denunciado, pero no tenemos una Comisaría de la Mujer, gente especializada que nos atienda, el grupo que hay es reducido y no está capacitado”, manifestó y añadió: “Sé que hoy estamos constantemente peleando por esto, para que haya cosas pensadas para la mujer y los chicos”. 

Por último, Adriana manifestó: “Si notan algún tipo de violencia actúen, no se callen, cuenten si saben algo de lo que pasó con Liseth, nosotros damos todas las certezas que van a estar protegidos”, y agregó: “No solo por Liseth sino también por Zulma, nosotros estamos pidiendo por ella, por Jésica, necesitamos que se condene a este femicida y por Estefi Rosales, justicia para todas”, concluyó.

El trágico hecho

El 13 de abril, pero de 2019, pasados unos minutos de las 05:00, el personal de la Comisaría de Gobernador Gregores, fue solicitado en una casa de calle 12 de Octubre al 200, debido a que había una mujer con una herida de arma de fuego, quien aún se encontraba con vida.

Inmediatamente el personal solicitó una ambulancia y se dirigieron al lugar, cuando llegaron dialogaron con un hombre, quien es un agente de policía y prestaría servicio en esa dependencia.

El agente les contó que habían regresado de una fiesta familiar, y comenzaron a discutir, por lo que él se fue a dar unas vueltas y cuando regresó la encontró sentada, con el orificio de bala en la sien derecha y el arma entre sus piernas.

En esos momentos, el personal del nosocomio llegó e inmediatamente la inmovilizaron y trasladaron al nosocomio local, donde fue intervenida quirúrgicamente, pero los médicos no lograron salvarle la vida.

COMENTÁ