Tres años de prisión en suspenso

Florencia: “Ojalá que mi historia sirva para otras personas”

La joven víctima de abuso por parte de dos familiares habló sobre su caso, el juicio, la sentencia y la fuerza para seguir adelante.

Florencia.
Florencia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer, TiempoSur dialogó con Florencia, una joven que fue víctima de abuso sexual en la Ciudad de Río Gallegos.

En dicha entrevista contó sobre lo que tuvo que pasar hasta el momento del juicio y ante esto expresó: “Esto comenzó alrededor de los siete u ocho años hasta los 12 que es cuando más me marcó. Lamentablemente me pasaba cuando estaba sola y por dos familiares míos”.

Y continuó: “Al principio cuando comenzó todo esto, pensaba que lo tenía que hacer y ya estaba, sucedía a la noche y de día también”.

Asimismo, Florencia recalcó: “No sé a qué hora sucedía pero sabía que estaba el sol y que había oscuridad cuando ocurrían los episodios”.

Seguidamente a esto la joven indicó: “Pasado el tiempo fui creciendo y empecé a tener desmayos alrededor de los 14 años y pensaba que era por problemas en el colegio o crecimiento de mujer”.

Y continuó: “Luego pasados los años comencé a tener más síntomas donde empecé a tener espasmos musculares, tartamudeo, se me debilitaban las piernas y los pies”.

Continuando con la entrevista Florencia contó la primera vez que reveló lo sucedido: “Cuando yo conté esto ya tenía un novio y recuerdo que comencé a tener distanciamiento de estas personas porque se venían más recuerdos de todo lo que pasé. Me levantaba todos los días diciendo que le iba a decir a mi “M” y me costó tanto que se lo terminé contando a mi novio que me dijo que le dijera a mi “M” y yo le respondía que lo iba a revelar el día que ellos se murieran”.

Posteriormente a esto la joven aseveró: “Cuando se lo dije a mi “M” pensó que estaba embarazada porque antes de eso me presionaba tanto que yo me desmayé, pero le vine con una caja de pandora”.

Y agregó: “A los días fuimos a realizar la denuncia pero me acabo de enterar ayer con el papel que me dieron que dice que se hizo una denuncia por no una denuncia correspondiente a un abuso sexual, sino que fue una denuncia más o menos y por eso no tomaron tan seria mi causa”.

“Pasa el tiempo y yo ya venía con muchos problemas con mi “M” por lo que decido irme de la casa”, sostuvo Florencia.

Por otra parte, la joven recordó que en el año 2011 mientras terminaba la secundaria en el turno nocturno decidió tirarse a la Laguna La Gorda: “El agua me llegó hasta los oídos y no sé nadar y gracias a Dios me salvaron dos hombres y me llevaron al hospital donde estuve internada cinco horas y con principio de hipotermia, pero yo me sentí liberada”.

Continuamente a esto Florencia afirmó que “con el pasar de los años comencé a hacer muchas cosas con el simple hecho de no estar en mi casa y eso me dio la fuerza para seguir adelante y para no volver a cometer un acto como el que había hecho” y a su vez dijo que “otra razón para seguir adelante fue ser mamá”.

Durante el desarrollo de la entrevista la joven se refirió al expediente de su causa y manifestó: “Cuando fui a buscar mi expediente me dieron millones de vueltas y por suerte cuando voy a ver a mi defensor en aquel momento lo tenía en su poder, el cual yo pensé que se había quemado en el incendio que ocurrió años atrás donde se quemaron muchos documentos”.

Y prosiguió: “Leí el expediente y habían muchas cosas que me sorprendieron pero quedé conforme”.

Sin embargo, Florencia recordó que cuando tuvo los documentos en su mano y les habló a sus familiares la respuesta que tuvo fue que estaba sola en esta instancia.

Por otra parte, la joven retomó el tema de su salud y explicó: “El tema de los desmayos eran repetitivos, unas dos o tres veces por año y nadie sabía por qué y la verdad era por todo lo que yo estaba guardando”.

Posteriormente a esto Florencia hizo hincapié en el juicio y afirmó que “cuando me entero que iba a salir el juicio, me entero que iban a declarar mis familiares y no avisaron en ningún momento”.

Y continuó: “Mi defensor me dijo que no iba a estar porque era parte de los menores y yo tengo casi 30 años por lo que me encontraba sola y a la deriva”.

Asimismo, Florencia expresó: “Antes de prestar declaración le avisaron a mi “M” que yo no podía declarar. Cuando me entero salgo del auto con mi hija corriendo porque necesitaba una explicación ya que esperé 11 años para que me digan esto”.

Tres este episodio la joven indicó: “Logré declarar con la ayuda de dos personas de la OVD quienes fueron Rocío y Ángeles que me ayudaron y para mí fue un alivio que estén ahí conmigo porque en ese momento no tenía defensor”.

No obstante, Florencia aseveró: “Yo pedí que esté adentro esta persona para poder yo declarar y no dije todo porque era demasiado y fuerte y verlo de nuevo era otra cosa más”.

Sin embargo, la joven dijo que en ningún momento vio a los ojos al causante y solo miraba al abogado y contestaba las preguntas.

“Lo que me llamó la atención es que no estaba la otra persona, pero luego me enteré que fue a parte y dijo que era culpable”, indicó Florencia.

Seguidamente a esto se refirió a la sentencia y dijo: “Me dieron un oficio porque no me permitieron ser querellante, pero sí me dieron el veredicto y la verdad que fue una burla”.

Cabe mencionar que a estas dos personas les dieron tres años de prisión suspendida y a su vez forman parte de la lista de agresores sexuales nacional.

Ante esto, Florencia aseveró: “Le muestro a una abogada que me está ayudando de corazón y me dijo que era una burla porque este delito es para personas que golpean a otra y no por abuso agravado, ya que fueron dos personas que abusaron de mí y que fueron años”.

“Ahora quiero seguir peleando y hablar con el fiscal Saldivia para saber por qué y con qué evidencia se basaron en todo esto para dictar esta sentencia porque hay cosas que no concuerdan con todo lo que dije y pasó”, aseguró.

No obstante, Florencia remarcó: “Lo que me dijo esta abogada que me está aconsejando es que el Fiscal puede apelar y ojalá que se dé porque realmente es una vergüenza la condena que les dieron, porque están libres y pasados tres años ya está, no pasa nada”.

Sobre el final la joven expresó: “Ojalá que mi historia sirva para otras personas que estén pasando lo mismo, que no se callen y que hablen porque yo me callé más que nada por una cuestión de familia”.

Por último, Florencia afirmó: “Sin embargo y pese a todo mi meta la conseguí que es no callarme más y poder tener la fuerza para seguir adelante junto a mi familia que me apoya en todo momento”.

COMENTÁ