Versiones cruzadas

Enfermero herido en un control: “Yo no me autolesioné”

Así lo manifestó el enfermero Sebastián Barrientos, quien dialogó con Tiempo FM , para contar lo que vivió en la mañana del domingo. Por su parte, el vocero de la Policía, Subcomisario Elbio Ramírez, explicó cómo fue el procedimiento y que todos los involucrados fueron revisados por el médico policial.  

 Barrientos fue asistido en el nosocomio local, por las heridas recibidas.
Barrientos fue asistido en el nosocomio local, por las heridas recibidas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Sebastián Barrientos, enfermero de la sala de terapia intensiva del nosocomio local, dialogó con Tiempo FM para contar lo que le sucedió en la madrugada del domingo, cuando finalizó su jornada laboral y pasó por un control de Tránsito Municipal. 

El enfermero comentó: “Todo comienza cuando finaliza mi turno, después de estar trabajando ocho horas en terapia” y agregó: “Yo vivo en un barrio de la periferia de Río Gallegos y no tenemos ningún servicio, por eso me calefacciono con leña y las cenizas que se van acumulando las paso a tirar siempre en el mismo conteiner que está ubicado frente al supermercado Carrefour de la Autovía”, y agregó: “Estacioné con balizas y tiré la basura y aproveché a limpiar el parabrisas porque se me rompió el radiador”. “Continúo mi viaje de regreso a casa y por el retrovisor alcanzo a ver una camioneta X, porque no se distinguía, tenía una luz quemada y para mí era un vehículo más y siguió”. “En el trayecto, cuando voy a tomar la Autovía, ahí se prenden las luces de las balizas, como deben andar los autos de tránsito, continúo como si nada porque yo salía de mi trabajo e iba otro vehículo”, explicó y añadió: “Para mis adentros pensaba que hasta que no me hagan alguna seña continúo, a los dos minutos de conducir, me hacen juego de luces y me detengo a la altura de la avenida Gendarmería”. “Me detengo, pongo balizas y se baja el señor de Tránsito Municipal, Roberto López, bajo mi vidrio y le pregunto qué sucedía y me dice que estaban haciendo control y le dije que, si estaban haciendo control, porque vienen con las luces apagadas y no se identifican desde un principio”, manifestó el enfermero y siguió diciendo: “A partir de esto le molestó todo, empieza a pedirme toda la documentación y le pasé todo y me piden seguro y el permiso de circular”. Barrientos dijo que le contestó que el seguro lo tenía en el celular porque lo había pagado por internet.       

Más adelante Barrientos comentó que le pidieron el permiso de circular y les dijo que no lo tenía, pero que tenía su credencial de enfermero que lo acredita, que tienen todos los enfermeros con el número de la matrícula. “Después me dice que me van a secuestrar el auto por falta de documentación y me pidió la patente, y le dije que el auto es del año ´95 y ya no paga patente y sin comprobantes te van a secuestrar el rodado”, agregó y añadió: “Cómo me vas a secuestrar el auto, soy enfermero, esperando que se apiade y no me secuestrara el automóvil”. Hubo intercambio de palabras entre los dos, “en eso me hacen señas que me calme y baje, se me tira encima este López y me empuja contra mi auto y me da golpes de puño, me lo saco de encima y me defiendo”, aseguró y siguió: “Se calma todo y llegan dos patrullas más y me preguntan qué pasaba y les cuento todo y me dicen que me iban a hacer un test de alcoholemia y les digo que va a salir negativo, porque recién salgo del trabajo”.

Más adelante le consultan que si él se autolesionó cuando fue trasladado a la Comisaría a lo que Barrientos contestó: “En ningún momento me autolesioné, estaba esposado, es medio ilógico que me pegue en la frente, que me pegue en la espalda, en las rodillas, tenía todo hematizado, es imposible que teniendo las manos atrás me asfixie y me quede marcado el cuello”, y añadió: “Si la policía tiene todo documentado que muestre que yo me estuve autoagrediendo”, concluyó.          

Médico policial certificó las lesiones

Subcomisario Elbio Ramírez, vocero de Jefatura de Policía, también dialogó con Tiempo FM y comentó cómo actuaron los uniformados de la Comisaría Sexta en el procedimiento.

Ramírez comentó que acudieron al lugar a las 07:00 por un pedido de Tránsito Municipal que tenían un altercado con una persona, “solicitaban presencia policial urgente porque la persona estaba muy nerviosa”, y agregó: “Por el lugar, en calle Gendarmería Nacional y Autovía 17 de Octubre, actuó el personal de la Comisaría Sexta que están en cercanía y por ser parte de su jurisdicción”.

A su vez comentó que al llegar observaron a un hombre alterado que sube al vehículo, con actitud de querer irse del lugar. “En todo el procedimiento se resguardó la seguridad y la procura del procedimiento que tiene Tránsito Municipal, dado que ellos son la autoridad de aplicación en esos momentos”, explicó Ramírez y siguió contando: “Estaban sosteniendo una discusión por el seguro obligatorio y otros impuestos con lo que respecta a la patente para la circulación”.

En otra parte de la entrevista el Subcomisario manifestó: “Ante ello, el Director del Operativo decidió el secuestro del rodado y la persona no quería, ya la decisión estaba tomada y el personal de la Sexta procede a resguardar el orden y que se efectué lo que Tránsito Municipal había decido”, y agregó: “Una vez que comienza la explicación al hombre que debía bajarse del vehículo, él no detenía la marcha y el personal intenta apagarle el motor con la llave que tenía colocada y ahí comienza el forcejeo”. “En el forcejeo comienza la reducción, este hombre golpea a un efectivo en la cara, por lo cual tres efectivos resultan lesionados, pero este tiene lesiones en la cara, la oreja y en la rodilla cuando caen al suelo y comienza la reducción, comienza a trabajarse sobre el suelo”, expresó y continúo: “En el suelo, se ve que el hombre se golpea en el rostro y ya en la dependencia es revisado por el médico policial, quien constata las lesiones de todos, tanto de los policías como del hombre en el rostro y las escoriaciones propias de la reducción”.

Por otra parte, se le consultó si le iniciaron una causa judicial, a lo que Ramírez respondió: “La causa que se le inició es por atentado y resistencia a la autoridad y lesiones leves”, concluyó.               

Concentración

Por otra parte, los enfermeros de Río Gallegos convocaron a una concentración en Jefatura de Policía para mañana a las 15:00.

El anuncio especifica que Sebastián Barrientos es enfermero de Terapia Intensiva del Hospital Regional de Río Gallegos. Domingo a la madrugada al salir de su guardia fue salvajemente golpeado por policías de la Comisaría Sexta.

COMENTÁ