Los casos más resonantes

El crimen de Abigail

A casi siete años del hecho, este multimedio repasó lo que ocurrió con la bebé de siete meses hasta el juicio donde sus padres fueron condenados a cadena perpetua.

Abigail.
Abigail.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por Ignacio Domínguez (Redactor TiempoSur)

 

Durante el transcurso de la tarde del 20 de agosto del 2014 ocurrió un hecho que sacudió a la comunidad de la Ciudad de Río Gallegos.

En aquel momento el personal de la División Comisaría Cuarta había sido requerida en el Hospital Regional debido al ingreso de una menor edad con heridas graves.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de policía constataron la veracidad de los hechos y procedieron a dialogar con sus pares de la División Comisaría Primera para saber qué fue lo que había pasado.

En ese momento TiempoSur había recabado información donde los uniformados precisaron que fueron solicitados por los médicos de la guardia del Hospital Regional de Río Gallegos.

Los médicos dudaban de las lesiones que había presentado la bebé de tan solo seis meses de edad ya que el progenitor manifestó que la estaba bañando y en determinado momento se le resbaló de las manos cayendo al suelo.

Ante esto, los numerarios procedieron a dialogar con el padre de la pequeña donde constataron que los hechos sucedieron en jurisdicción de la División Comisaría Cuarta y por esa razón los habían llamado.

Seguidamente a esto las autoridades solicitaron la presencia del personal médico policial quienes se encargaron de revisar a la menor para establecer el tipo de lesiones.

Cuando el médico anteriormente mencionado llegó al Hospital se dirigió a la sala de terapia intensiva donde revisó los estudios que le realizaron a la menor, como así también dialogó con los profesionales que lo asistían.

Posteriormente a esto el letrado certificó que la bebé de seis meses tenía lesiones de carácter grave en distintos sectores del cuerpo.

 

Pericias

 

Frente a esta situación y la duda que explicaron los médicos del nosocomio sobre el accidente, los efectivos de policía se trasladaron hasta la vivienda donde residía el padre junto a su pareja.

En aquel momento se pudo constatar que la vivienda quedaba ubicada en la inmediación de la calle Junín al 1000.

Los numerarios de la División Comisaría Cuarta junto a la División Criminalística llevaron a cabo las diligencias de rigor correspondientes al caso.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular, secuencia fotográfica, toma de huellas y otros indicios que ayudaran a la policía a esclarecer lo que había sucedido.

 

Demorado

 

Por las mismas dudas que manifestaron los médicos sobre el accidente el padre fue llevado a la dependencia en carácter de demorado y se solicitó en ese momento que la madre de la menor se presentara en la comisaría para brindar declaración testimonial.

Este multimedio supo que no era la primera vez que Abigail era internada por presentar lesiones.

Inmediatamente a esto las autoridades policíacas dieron intervención al Juzgado de Instrucción N°1 donde se determinó que una vez cumplidos los plazos legales estipulados de seis horas, recuperara su libertad, no sin antes fijar domicilio para quedar a disposición de la Justicia.  

 

Detención

 

En la tarde del 22 de agosto del año 2014 el Juzgado de Familia había librado una orden de restricción, es decir que el sujeto no se podía acercar a su pareja ni a sus hijos.

Los uniformados tomaron declaración testimonial a familiares de la pequeña que se presentaron de manera espontánea.

Posteriormente a esto, el personal de la División Seccional Cuarta llevó al Juzgado de Instrucción N°1 las distintas actas que se fueron labrando en aquel momento y que habían sido analizadas por la Doctora Quintana a cargo del Juzgado de Instrucción N°1.

En ese momento la magistrada ordenó la detención del padre de la pequeña el cual había sido alojado en una de las dependencias de la Ciudad de Río Gallegos.

 

Madre de Abigail

Mientras continuaba la investigación para esclarecer lo que había pasado con Abigail, la pequeña de seis meses que ingresó al Hospital Regional de Río Gallegos con lesiones graves en diferentes sectores del cuerpo, se supo que el personal de la División Comisaría Cuarta recibió una orden de detención para la madre de la menor.

La misma se dio en la noche fría del 23 de agosto de aquel año alrededor de las 21:30.

TiempoSur pudo saber en aquella época que la disposición se dio luego de que la Jueza analizara todas las declaraciones testimoniales que tomaron los uniformados a lo largo del día anterior.

Asimismo, se supo que las indagatorias se trataban de los médicos que asistieron a la bebé y a las operadoras que atendían el caso.

Frente a ello, los numerarios, se trasladaron hasta el hospedaje donde se encontraba por seguridad, ya que en su vivienda se encontraba un grupo de manifestantes.

Una vez arribados al sitio anteriormente mencionado, las autoridades procedieron a efectivizar la detención y traslado hasta la dependencia policial.

 

Allanamiento

 

En el marco de las investigaciones por el caso de la pequeña Abigail la Jueza que se encontraba a cargo de la causa ordenó el 25 de agosto del 2014 un allanamiento en la Sede de la Dirección de Niñez y Adolescencia de la Ciudad de Río Gallegos.

Tras recibir la manda judicial los efectivos de la División Comisaría Cuarta con peritos de la División Criminalística concurrieron al edificio ubicado en la inmediación de la calle Bernardino Rivadavia al 400.

 

Expediente

 

La orden que libró la letrada ordenaba específicamente que se secuestrara el expediente de la pequeña Abigail el cual se encontraba guardado en un cajón bajo llave.

Luego de tener en sus manos el expediente en el que se encontrarían los informes del caso, la policía se retiró del lugar.

 

Estado de Abigail

 

En la noche de aquel día los vecinos nuevamente se apostaron frente al Hospital donde encendieron velas y con la presencia de un pastor oraron para que la pequeña se recupere.

La vigilia se realizó media hora antes de que los médicos dieran a conocer el parte médico.

Finalizada la misa al aire libre, el tío de Abigail les informó a los vecinos presentes que la beba se encontraba estable por sus signos vitales. 

 

Fatídico día

 

Minutos antes de la medianoche del 26 de agosto la Ciudad de Río Gallegos se vio conmocionada y paralizada tras conocer el fallecimiento de Abigail de siete meses en el Hospital.

La menor se encontraba peleando por su vida hacía cinco días tras las graves heridas ocasionadas por sus padres.

Asimismo, en aquel momento se pudo saber que su deceso se debió a que no pudo superar las lesiones que tenía en distintos sectores del cuerpo.

 

Marchas

 

A partir de ese momento familiares, amigos, allegados y vecinos de la ciudad capital llevaron adelante marchas con velas en distintos puntos de Río Gallegos, pidiendo justicia por el asesinato de la bebé.

No obstante, la comunidad riogalleguense solicitaba la cadena perpetua a los padres como autores de este cruento crimen.

 

Despedida

 

En el Santuario San Cayetano, ubicado en las inmediaciones de las calles Santa Fe y Jofré de Loaiza, vecinos de Río Gallegos despidieron a Abigail tras su muerte.

Posteriormente a esto la menor fue trasladada hasta el cementerio local donde le realizaron el sepelio y sepultura.

 

Juicio

 

El 20 de octubre del año 2015 se llevó a cabo el juicio contra Karla Orellano y Carlos Tortello por el asesinato de su hija Abigail ocurrido en agosto del 2014.

El Tribunal Oral de la Cámara de lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Santa Cruz, estuvo presidido por el Doctor Joaquín Cabral e integrado por las vocales Doctoras Rosa Núñez y María Alejandra Vila.

El debate oral comenzó cerca de las 09:00 donde prestaron indagatoria sobre lo sucedido los padres de Abigail y los profesionales médicos que se encargaron del cuidado de la menor hasta su lamentable deceso.

Durante el desarrollo de la segunda jornada del juicio dieron testimonio la neuropediatra, el médico pediátrico, una compañera laboral de Orellano, dos conocidos de la mujer, una operadora social, asistente social y una trabajadora de la misma área.

Asimismo, se pudo saber que los jueces afirmaron que los padres no lograron demostrar absolutamente nada sobre los hechos ocurridos con la menor.

Por otra parte, la madre de Abigail sostuvo que mantenía una relación violenta con su pareja, Carlos, donde manifestó que estaba sometida y que no veía lo que ocurría con su hija.

El 23 de octubre del 2015 se llevó a cabo el último día del juicio donde las dos partes dieron sus alegatos.

El Fiscal de ese momento Gabriel Giordano había solicitado la pena perpetua tanto para Carlos Tortello como para Karla Orellano por considerarlos responsables de homicidio agravado por el vínculo como autor y coautor de lesiones contra la beba.

Mientras tanto los defensores de los padres pidieron la absolución total en ambos casos.

 

Sentencia

 

El 2 de noviembre del año 2015 se realizó la sentencia por el crimen de Abigail, la beba de siete meses que fue brutalmente golpeada por los padres, lo que le ocasionó la muerte el 26 de agosto del 2014.

El Tribunal Oral de la Cámara de lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia presidido por el Doctor Joaquín Cabral dictó sentencia tras analizar los testimonios y los alegatos presentados por las partes.

El magistrado en cuestión sentenció a Carlos Antonio Tortello y a Orellano Karla a cadena perpetua por el “Homicidio Agravado por el Vínculo en Concurso Real con lesiones graves reiteradas calificadas por el vínculo en calidad de coautores”.

Así fue el cierre de uno de los casos y crímenes más impactantes que ha registrado la provincia de Santa Cruz.

Vecinos despiden a Abigail

 

Padres durante el juicio

 

Hospital Regional de Río Gallegos

COMENTÁ