Fijó domicilio

Denunciaron a un suboficial de Operaciones Rurales por exigir coimas

En la jornada de ayer se conoció que un efectivo policial que presta servicios en la División Operaciones Rurales de El Calafate, fue denunciado por un estanciero por pedir coimas. Al parecer el sargento habría dejado pasar un camión jaula sin los papeles pertinentes, y a cambio habría exigido un caballo a cambio. Pero posteriormente fue denunciado por el estanciero dueño del animal. Se le inició un sumario administrativo.

El hecho tiene involucrado a un policía de Operaciones Rurales. (Foto ilustrativa)
El hecho tiene involucrado a un policía de Operaciones Rurales. (Foto ilustrativa)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Días atrás un hombre radicó una denuncia contra un efectivo policial que presta servicios en la División Operaciones Rurales de El Calafate.

En la denuncia, el hombre manifestó que el suboficial, un sargento, le pidió un caballo a cambio de dejar pasar el camión jaula que transportaba caballos y no tendría todos los papeles en regla.

Según pudo conocer este medio, el hombre se lo habría dado, pero posteriormente éste lo habría denunciado por exigirle el pago por dejarlo pasar.

Al parecer el estanciero y el suboficial serían conocidos y el primero en nombrar,  aprovechó y le habría manifestado que iba a pasar un camión jaula con equinos sin marcas, por lo que el policía le habría asegurado que estaría en el control y que lo dejaría pasar, pero a cambio debería dejarle uno, hecho que habría sido consumado.

Este medio pudo conocer, que el sargento al momento de pasar el camión jaula, habría estado de franco, por lo que se habría uniformado y luego se presentó en el control que realizaban y lo dejó pasar pero al parecer posteriormente se arrepintió y lo denunció por el delito de cohecho.  

 

Se lo habría regalado

Por otra parte y según la versión del sargento, al parecer éste habría manifesto que el estanciero le habría regalado el caballo, y habría justificado el regalo, por haber dejado pasar el camión.

Si bien el hecho es muy confuso y luego que el estanciero radicara la denuncia, el policía debió fijar domicilio, quedando a disposición del Juzgado de Instrucción y del Menor N°1, a cargo del Dr. Carlos Narvarte.

Por último se pudo averiguar, que el sargento continúa trabajando y que se le inició un sumario administrativo para tratar de establecer cómo sucedieron los hechos, los que al finalizar determinaron la responsabilidad del efectivo.

 

COMENTÁ