Entrevista exclusiva

Vidal: “Es lejos el mejor acuerdo nacional en la actividad petrolera”

Así lo indicó el secretario general de Petroleros Privados de Santa Cruz, Claudio Vidal, luego de la homologación del acuerdo con las cámaras: “Supera el Acuerdo Petrolero Nacional”, dijo. Afirmó que muchas empresas pagaron al trabajador suspendido el 75 y el 90% e incluso algunas el 100%, superando holgadamente el 60% acordado entre las cámaras y los gremios de la actividad. 

Claudio Vidal destacó los controles sanitarios que hace el gremio en el ingreso a yacimientos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El secretario general del Sindicato Petroleros Privados de Santa Cruz, Claudio Vidal, habló en exclusiva con TiempoSur, luego de que se homologara un acuerdo salarial con las cámaras de operación y explotación de hidrocarburos, la cámara de operadoras petroleras y el gremio que encabeza.

Además, hizo un análisis de la situación que atraviesa el sector hidrocarburífero local, en el contexto de la cuarentena por el COVID-19. Sin embargo, afirmó que, en esta situación, las empresas “no van a perder, van a ganar un poquito menos de la fortuna

que han ganado todos estos años”. 

TS: El viernes salió la homologación del acuerdo con las cámaras empresariales. ¿Qué diferencia tiene con el acuerdo firmado con los otros sindicatos de la actividad?

-C.V: Son dos puntos que marcan una gran diferencia con respecto a los demás acuerdos a nivel nacional. Desde nuestra institución de Petroleros Privados de Santa Cruz, desde el primer día no estábamos de acuerdo con esta reducción salarial. Entendemos muy bien cuál es la situación complicada que atraviesa la industria, las economías regionales, lo que está pasando a nivel mundial con esta pandemia; creo que nadie estaba preparado para afrontar este tipo de situaciones delicadas, pero también sabemos que el ajuste no debe pasar nunca por el sector de los trabajadores. Yo no estoy de acuerdo con que las operadoras quieran siempre sacar su ventaja por los derechos de los compañeros. No corresponde. Estamos hablando de operadoras que han ganado muchísimo dinero en la era (Mauricio) Macri. De hecho, vemos en las declaraciones juradas todas las grandes ganancias que han tenido en los últimos cuatro años; por eso no hemos estado de acuerdo desde el primer momento y necesitábamos algo distinto, y creo que las operadoras van a poder pagar el 70 por ciento del salario para los trabajadores. El gremio va a otorgar los 10 mil pesos que otorgan las operadoras directamente a los trabajadores. Ese es un acto muy importante, es un hecho histórico. Los sindicatos reciben una parte del trabajador, pero en este caso, es el sindicato el que va a aportar los 10 mil pesos a cada trabajador que estuvo en la casa.

TS: ¿La situación en el sector es generalizada o hubo empresas que pagaron cifras superiores a los trabajadores?

-C.V.: Para que tengan una idea, pagaron entre el 75, el 80, 90 y muchas pagaron el cien por cien del salario. Ese es un dato muy importante porque superamos lejos la barrera del 60%. Nos quedan algunas empresas que tienen una conducta lamentable como San Antonio –por ejemplo-, una de las empresas que ha facturado millones de dólares a YPF, Pan American y todas las operadoras a las que le presta servicios. Y sin embargo hoy, es una de las empresas que menos salario le han aportado al trabajador suspendido, algo que no corresponde y que nosotros estamos en total desacuerdo. Es una lucha y una pelea que tenemos que seguir dando todos los días hasta que podamos acomodar la situación. Lo bueno de todo esto es que logramos una gran diferencia, que es el mejor acuerdo a nivel nacional, lejos el mejor acuerdo nacional en la actividad petrolera. Ojalá que lo que venga para adelante sea mejor, que las operadoras terminen con esta mirada egoísta tratando de perjudicar los derechos de los trabajadores.

TS: ¿Entendés que el hecho de que algunas empresas hayan pagado el mes pasado menos del 60% que correspondía, fue de alguna manera una carta que se jugaron porque el gremio no había firmado el acuerdo con las cámaras?

-C.V.: Las operadoras apretaron en complicidad con algunos gremios y algunos referentes políticos. Apretaron fuertemente queriendo demostrar que nosotros no íbamos a poder superar la barrera del 60%. Hoy entregando este bono desde el gremio Petrolero y Gas Privado de Santa Cruz, de 10 mil pesos a los trabajadores, estamos superando la barrera del 60%, le guste a quien le guste. Si hay disconformidad en otros sectores gremiales, que hagan lo mismo que hicimos nosotros. Por eso hablo de un hecho histórico; generalmente los gremios reciben aportes del trabajador, nosotros nos quedamos sin cuota sindical y sin contribución extraordinaria. Estamos entregando esto a los trabajadores para que sea parte de los salarios para superar la barrera del 60%. Creo que lo que queda es que las empresas que tienen algún tipo de actividad en Santa Cruz, tengan un acto de reconocimiento y generosidad hacia los trabajadores y le devuelvan algo de lo tanto que aportaron ellos a esta actividad. 

TS: Tanto con operadoras o empresas de servicio, ¿cómo están al día de hoy? ¿Tienen muchos o pocos conflictos?

-C.V.: Para que sepan un dato exacto: Hay 200 empresas petroleras en la provincia de Santa Cruz. Quedan 7 empresas ligadas a YPF que no terminaron de superar el acuerdo del 60%; 3 empresas de Pan American que no superaron el mismo acuerdo; y alrededor de 4 empresas del área de Sinopec. Eso en la Zona Norte. En la Zona Sur, queda la operadora CGC que nada tiene que ver con esta crisis ya que produce y exporta gas a Chile con un precio diferenciado, que es el mejor precio del gas a nivel país; y que hoy no debería estar en este conflicto.

TS: ¿Qué importancia tienen, tanto el DNU que firmó el Presidente, como el acuerdo con las cámaras que suspende el despido de trabajadores?

-C.V.: La verdad que es grandioso. Es grandioso porque entendemos cuál es la situación. Hay que separar dos cosas: Personalmente creo que no es verdad que las operadoras no tengan el dinero suficiente para pagar dos meses de salario a los trabajadores. Después de eso, sí puede llegar a ser complicada la situación por un escenario en donde puede haber producción, pero no hay consumo. No hay espacio donde almacenar el petróleo y entonces la situación empieza a endurecerse y a hacerse más crítica. Creo que hay que buscar una salida en beneficio de todos, pero siempre teniendo en cuenta que los trabajadores tienen que estar adentro en cualquier proyecto; por eso creo que es muy valioso el esfuerzo que hace el Gobierno nacional de salir a revindicar el mantenimiento de los puestos de trabajo. También hay que entender que es un gran esfuerzo el que hace el Estado. Por eso me parece que las operadoras deben aportar un poquito de todo lo que se llevaron. No van a perder, van a ganar un poquito menos de la fortuna que han ganado todos estos años. Que el ajuste no lo pague el trabajador. 

T.S.: Otra medida importante en el sector fue la aplicación del barril criollo o precio sostén del barril de crudo para el mercado interno en 45 dólares. ¿Cómo debería repercutir esta medida en el sector?

-C.V.: Ese es otro gran ejemplo del tremendo esfuerzo del Estado. Creo que es una herramienta más para sostener los puestos de trabajo. Otra cosa positiva de este decreto es que imprime obligaciones respecto de las operadoras; tienen que invertir, garantizar la producción. Me parece una gran herramienta y creo que es un aporte más. Claro está que termina siendo una carga para el Estado porque la actividad industrial de todos los rubros está paralizada por esta pandemia, pero creo que el gesto es muy valioso. Ojalá que las empresas entiendan que la ecuación tiene que cerrar siempre con los trabajadores adentro y que no van a perder. De hecho, a fin de año tendremos que ver el balance: Cuánto invirtieron, cuánto fue el salario del trabajador, cuánto a campañas de exploración. No van a sacar un balance de 60 días de paralización de la industria, y más aún, si tenemos en cuenta que los trabajadores, con guardias mínimas mantuvieron la producción. 

T.S: El control sanitario que aplicó el sindicato de Petroleros Privados generó malestar en otro de los gremios de la actividad. ¿Cómo tomaron esas críticas?

-C.V.: El sindicato está en proceso de ser reconocido como el mejor control sanitario para evitar la propagación del COVID-19, dicho por el Conicet. Sinceramente creo que preocuparse por la salud de los trabajadores es tarea también de los gremios, y nosotros en eso somos un ejemplo. Tenemos cobertura médica al 100 por 100; tenemos una muy buena obra social y hoy estamos controlando que, en cada ingreso a los yacimientos, los trabajadores puedan ingresar y egresar en condiciones normales, sin peligro de contagio. Así que esto no tiene por qué caerle mal a nadie. Cualquier dirigente que esté a favor de que prevalezca la salud de los trabajadores, tiene que estar de acuerdo con ese tipo de controles.   

T.S.: Cómo ven el trabajo de los distintos organismos de control, tanto del Gobierno provincial como nacional?

-C.V.: El Ministerio de Trabajo de la provincia al frente de Teodoro Camino nos está acompañando, pero creo que nos toca trabajar en equipo a todos los sectores, tanto a nivel provincial como nacional. Hay que separar un poquito las diferencias, sentarnos en una mesa y trabajar en un proyecto serio que nos permita enfrentar cualquier situación irregular dentro de la actividad para poder salir adelante, siempre teniendo en cuenta que en Santa Cruz, por ejemplo, tenemos que terminar de hablar de petróleo para hablar de hidrocarburos, porque tenemos petróleo convencional y no convencional, lo mismo en gas que también tenemos de exportación. Si pensamos en equipo, se puede conformar un esquema de oportunidades para la provincia colaborando con nuestro querido país. Depende de cada uno de nosotros.