Siniestro vial

Un hombre perdió el control del auto y partió un poste de luz

Sucedió en la noche del domingo, en la ciudad de Puerto Deseado, cuando un hombre circulaba con su vehículo y perdió el control del mismo. Fue trasladado al nosocomio local donde se constató que sufrió lesiones. El rodado fue secuestrado porque el test de alcoholemia habría dado positivo. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

En la noche del domingo, el personal de la Comisaría de Puerto Deseado intervino en dos percances, uno de ellos fue protagonizado por un hombre, quien se cayó en la vía publica mientras caminaba bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

Vecinos fueron quienes dieron aviso de lo sucedido y el personal solicitó una ambulancia, cuyo médico asistió al hombre, y por lo que se conoció por el fuerte golpe sufrió un corte en la cabeza, por lo que fue llevado al hospital, donde recibió las curaciones del caso.

Una hora más tarde, cerca de las 22:00, el personal de la Comisaría de Puerto Deseado fue solicitado en la esquina de las calles Provincias Unidas y Koltun, debido a que se había producido un accidente de tránsito.

El personal se dirigió al lugar, donde al llegar observaron que el percance de tránsito había sido protagonizado por un rodado Volkswagen Gol, el cual estaba sobre la vereda y habría partido un poste de luz, que quedó colgado de los cables.

Los policías se acercaron al conductor quien habría manifestado encontrarse bien, pero de igual manera se solicitó una ambulancia en el lugar. También se pidió colaboración del personal del Cuartel de Bomberos y de Tránsito Municipal.

El conductor les habría manifestado que sería un numerario de Prefectura Naval Argentina, y por causas que desconoce habría perdido el control del rodado para terminar contra el poste.

A los pocos minutos llegó la ambulancia, cuyo médico lo revisó y decidieron trasladarlo preventivamente al nosocomio para una mejor atención.

Los bomberos ya en el lugar, movieron el rodado y apuntalaron el poste para evitar que éste cayera y cortara algunos cables.

Por su parte el personal de Tránsito le habría realizado el test de alcoholemia al conductor, el cual le habría dado positivo por lo que se procedió al secuestro del vehículo.

Por último, se conoció que el hombre en el nosocomio fue sometido a varios estudios complejos, donde se estableció que había sufrido algunos golpes, por lo que quedó internado por algunas horas en la sala de observaciones.