Alicia juró como gobernadora de Santa Cruz

“Tiempos mejores están por venir”

La mandataria, que ayer inició su segunda gestión, sostuvo que la provincia ordenó sus cuentas “sin endeudarnos en dólares”, “sin despedir a nadie, cuidando el empleo” y “custodiando nuestros recursos”. Vienen “tiempos en que vamos a estar acompañados por el Gobierno nacional y mirándonos a los ojos”, afirmó.

Alicia resaltó el esfuerzo de estos 4 años. (C.G.).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Dos veces emocionada, cuando juró como Gobernadora y luego al referirse a su familia, sus dos padres y su hermano Néstor Kirchner, Alicia Kirchner inició ayer su segundo mandato al frente de la provincia de Santa Cruz.

Lo hizo en un gimnasio del Colegio Salesiano de Río Gallegos repleto, acompañada de su gabinete, al que le tomó juramento, funcionarios, público e intendentes de diversos lugares de la provincia, entre ellos el de El CalafateJavier Belloni.

Al referirse a su gestión, expresó: “Hoy reasumo con el mismo compromiso de hace cuatro años, pero con más fuerza que nunca, porque hoy reafirmamos nuestro compromiso con Santa Cruz, ustedes y yo, junto a un presidente como Alberto Fernández y una vicepresidenta como Cristina”.

Y añadió: “Que no nos ven como la periferia de la Patria, sino que nos convocan a trabajar juntos para que nuestra provincia crezca, para que Argentina crezca. Un gobierno de todos, para todos y todas”.

Remarcó: “El nuevo Gobierno nacional tendrá una mirada federal y esto será un gran avance en términos de igualdad, no sólo acercará distancias geográficas, sino también económicas” y recordó que el presidente Néstor Kirchner “hablaba siempre de la importancia de defender con fuerza, sin pelearse con nadie, de defender la institucionalidad y federalismo de la Patria para que cada día sea más profundo y más grande”.
Asimismo, subrayó que “juntos vamos a poner a Santa Cruz donde se merece. A seguir construyendo políticas de Estado a largo plazo que nos permitan crecer”.

En otro párrafo, agradeció a los trabajadores de la administración pública por su compromiso y a sus familias. “La entrega no sólo es de quienes ocupamos roles de responsabilidad”, aseveró la primera mandataria.

 

Ordenamiento del Estado- Alicia destacó el Acuerdo Social “Santa Cruz Nos Une” y señaló: “Hemos avanzado en madurez política, construimos un diálogo inteligente y genuino, aún en la adversidad”. También valoró el “poder atravesar juntos tiempos difíciles en un marco nacional adverso, que proponía el ajuste como única salida”.

“Un ajuste que devastó la actividad económica de la región patagónica y que pulverizó la capacidad de consumo de los argentinos; porque cuando la escalada financiera es superior a la actividad económica, nadie invierte en nada. Es imposible construir una economía competitiva con una mano de obra degradada. Sin trabajo no hay producción ni desarrollo posible porque el trabajo es dignidad para los pueblos”, remarcó.

“Sabemos adónde vamos y sabemos adónde no queremos ir o volver, como decía él”, haciendo referencia a Néstor Kirchner.

Al hablar de los logros de su gestión, mencionó: “Ordenamos nuestras cuentas sin endeudarnos en dólares; sin despedir a nadie, cuidando el empleo; custodiando nuestros recursos, nuestra soberanía, nuestra dignidad; lo hicimos potenciando lo nuestro, el perfil productivo de nuestra provincia; cuidando cada ingreso y también incorporamos ingresos nuevos mientras íbamos desendeudándonos”.

Hizo hincapié en que “ordenar la provincia implicó también recuperar y readecuar las capacidades del Estado provincial para dar respuesta a las necesidades de nuestra población. Cuando los recursos son tan escasos la necesidad de utilizarlos eficientemente no es una opción, sino una exigencia”, indicó.

 

El Fondo UNIRSE- Más adelante, mencionó que “los impedimentos económicos podrían haber justificado alguna postergación, pero no. Pensamos cómo hacer posible cada acción. La inversión social, nunca fue pensada en clave de gasto y cada logro nos fue dando más impulso”, subrayó.

Asimismo, subrayó que “agudizando el ingenio creamos, desde la Responsabilidad Social Empresaria, el fondo UNIRSE. Se sumaron así empresas mineras a un desafío único en el país y sin antecedentes en Latinoamérica”, afirmó.

Alicia puso el eje en la importancia de la unidad y de unirse para sacar a Santa Cruz adelante. “El UNIRSE posibilitó por ejemplo completar la infraestructura de la planta de ósmosis inversa de Caleta Olivia y el interconectado Perito Moreno-Los Antiguos entre otras políticas que hacen a la calidad de vida de nuestros pueblos”.

“Nos unimos. Participamos. Acordamos. Y esta fuerza colectiva puso la trasformación en marcha” remarcó.

La mandataria continuó: “Es el comienzo de un nuevo tiempo, en el que nuestra provincia necesita consolidar las bases para su crecimiento durante todo el siglo XXI; la máquina la tenemos, y ya está en marcha. Santa Cruz está en marcha. Ahora depende de nosotros, de cada uno de nosotros”.

“La experiencia de estos años nos ha demostrado el poder del trabajo en conjunto. Tuvimos múltiples logros: Somos primeros exportadores mineros, triplicamos los puestos de trabajo de la actividad pesquera. Tenemos producción record de gas y podríamos seguir enumerando lo que hicimos, pero miremos adelante y sigamos haciendo. Si cada uno pone su propia energía, su tiempo y su trabajo, los santacruceños y santacruceñas somos imparables”.

Más adelante, insistió en que “hoy nos encontramos en otro lugar, tiempos mejores están por venir si seguimos avanzando juntos. Tiempos en que vamos a estar acompañados por el Gobierno nacional y mirándonos a los ojos porque nunca hemos dejado en el camino nuestros valores ni convicciones”.

“En Santa Cruz hace cuatro años que el camino es con todos y todas. De la mano de un Estado presente, nos hicimos cargo sin dejar a nadie en el camino en un contexto de aumento dramático y generalizado de la pobreza en el país”, manifestó.

“Santa Cruz es hoy una de las provincias con menor nivel de pobreza según datos del INDEC. Mejoramos la distribución del ingreso. El índice mundial para medir desigualdad, el coeficiente de GINI era de 0,386 y en el tercer trimestre de 2018 pasó a 0,363. Hoy ocupamos el 4to lugar en desarrollo humano a nivel nacional según el PNUD. Nuestras acciones siempre fueron dirigidas por el “hacer con la gente adentro”, destacó.

 

Ingresos- En cuanto a los recursos estratégicos, sostuvo: “Incorporamos nuevos recursos financieros, por ejemplo, junto a ENAP e YPF nos permitieron incrementar regalías. Creamos la ASIP, que no significó más impuestos, sino ordenar recursos y centralizar ingresos en las cuentas del Estado. Con esta estrategia lideramos en la Patagonia. No fue fácil, exigió inversión en tecnología, capacitación y formación. Lo cierto es que la ASIP nos permitió triplicar los ingresos de la provincia y los municipios”.

“Más allá de las dificultades, la clave que nos permitió avanzar fue esa fuerza especial que tenemos acá, la energía que nos caracteriza. La energía es algo maravilloso porque nunca se pierde, sino que se transforma y dependiendo de las condiciones puede ser constructiva o destructiva; una corriente de agua puede arrasar con una casa o mover una usina que genere luz para toda una comunidad”.

Y continuó, “lo mismo nos pasa a las personas: podemos usar nuestra energía, nuestro tiempo y esfuerzo, en confrontar con otros o en generar acuerdos, podemos decidir invertir nuestra energía en reclamar o en generar nuevas soluciones, en criticar al otro o en aprender de nuestras diferencias”.

“Estos próximos cuatro años son el principio de una nueva etapa que iremos escribiendo juntos. Por eso los invito a seguir profundizando, ampliando el camino de la participación cotidiana, a sumarse a aquellos que aún no lo hicieron, fortaleciendo nuestro acuerdo para ser constructores permanentes del tejido socio productivo de Santa Cruz”, agregó.

Que Santa Cruz nos siga dando la fuerza, la energía y la capacidad para que nuestra tierra sea más justa y próspera”, expresó al final de su discurso donde agradeció especialmente a los santacruceños y santacruceñas, a su familia y recordó a su madre, su padre y su hermano Néstor Kirchner “donde estén gracias”, dijo finalmente.