Río Gallegos

Secuestran elementos informáticos en un allanamiento por abuso sexual

El procedimiento se realizó en la tarde de ayer, en una casa de calle Laprida al 900, por una orden del juzgado que llegó a la Comisaría Primera. Según se pudo conocer, los uniformados junto a la División de Trata de Personas lograron secuestrar elementos informáticos y teléfonos celulares.

Vivienda allanada por el personal policial durante el mediodía de ayer. (Foto: C.R.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el mediodía de ayer, el personal de la División Trata de Personas dependiente del Departamento del Crimen Organizado Zona Sur y de la Superintendencia de Policía Judicial e Investigaciones, en colaboración con personal de la Comisaría Seccional Primera realizaron un allanamiento, ordenado por el Juzgado de Instrucción N°1, en una casa de calle Laprida al 600.

Según se pudo conocer, el mismo fue a raíz de una causa por delito de abuso sexual, el cual fue investigado por el personal dependiente del Departamento del Crimen Organizado, que estuvo a cargo de realizar las tareas de investigación en torno a la causa.

Luego de recabar todos los datos necesarios, los investigadores se los presentaron a la jueza interviniente, quien luego de analizar lo presentado dispuso la orden de allanamiento.

 

Allanamiento

Cabe señalar que la orden de allanamiento llegó a la Comisaría Primera, quienes dispusieron todo y junto a sus pares de la División Trata de Personas y los dos testigos necesarios se presentaron en horas del mediodía en la vivienda.

Según se pudo conocer, el contenido de lo ordenado por la Justicia provincial estaba orientado, entre otras cosas, al secuestro de elementos informáticos.

Por lo que los policías ingresaron al domicilio comenzaron con la búsqueda de lo requerido.

De acuerdo a lo que se pudo conocer, el resultado del procedimiento fue positivo, ya que los policías secuestraron equipos de telefonía celular, una computadora y un pen drive, entre otros elementos.

Por último, se supo que un hombre fue trasladado a la dependencia, donde fue identificado y se conoció que sería mayor de edad, quien por disposición del magistrado interviniente, estableció domicilio.