Ciudad

Se sumó la línea C al transporte

Luego del pedido de los vecinos que utilizan los colectivos, volvió a funcionar la línea C en toda la ciudad. Además se ampliaron los horarios de recorridos. Qué falta para satisfacer a los usuarios.

Volvió la línea C y esperan a la A.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Uno de los grandes problemas que trajo aparejado la pandemia y la paralización del país fue el transporte público. En Río Gallegos el servicio que presta la empresa Maxia fue cortado a mediados del año pasado, en medio de una disputa entre la empresa prestadora y la Municipalidad. Finalmente con el correr de los meses, y a pedido de los usuarios, empezaron a regresar las primeras frecuencias. En primera instancia se permitió el recorrido de la línea B y E, siendo la que mayor cantidad de pasajeros tenían históricamente (corresponden a recorridos de barrio Belgrano y San Benito, por ejemplo). Finalmente y luego de la insistencia de la Asamblea de Vecinos, se consiguió que la línea C finalmente vuelva a recorrer las calles de la capital santacruceña.

La línea C recorre las calles de los barrios Náutico y Evita, pasa por la Autovía 17 de Octubre, ingresa al barrio Del Carmen, circula por la calle Zapiola hasta llegar a Tucumán hasta doblar en Jujuy. Se dirige hacia el barrio Belgrano por Dean Funes y luego ingresa al barrio 2 de Abril para llegar al predio de la UNPA.

A la vuelta, pasa por el barrio 499, toma la Av. Perón hasta Costa Rica, ingresa al barrio APAP y regresa hacia el centro de la ciudad atravesando Av. Beccar, tomando calle Chile y luego sigue por Av. Kirchner hasta el barrio Náutico. Un dato que informaron ayer los vecinos de la Asamblea por el transporte público a TiempoSur es que una gran cantidad de usuarios de esta línea tienen discapacidades motoras, por lo que se dispuso este acceso al transporte. Asimismo indicaron que se logró conseguir la ampliación del horario de recorridos, desde las 6:30 de la mañana hasta las 23:00 aproximadamente.

Explicaron que esto se logró gracias a la participación de diferentes vecinos que continuaron con los reclamos y gestiones a fin de garantizar el servicio, principalmente de las juntas vecinales del Gaucho Rivero y Juan Pablo II. “Esperamos que los decretos de ahora en más no nos quiten servicios. Con los cuidados necesarios se puede dar tregua y es esencial el transporte para que los vecinos no pierdan el trabajo y tengan acceso a la salud” señalaron.

 

Deuda pendiente

Si bien con la llegada de la línea C comienza a normalizarse en su recta final el transporte de Río Gallegos, todavía falta una línea, que también tiene un importante caudal de usuarios: la línea A. De momento los ciudadanos no tienen una fecha concreta de cuándo podría volver a transitar las calles de la ciudad, aludiendo a que quizás se trate de falta de coches. De todas maneras están a la espera de cualquier novedad que pueda dar el Municipio. Por su parte, TiempoSur pudo conocer por fuentes de la Comuna que se estima que en el mes de mayo la línea pueda volver a funcionar, aunque están a la espera de ver cómo evoluciona la situación.

Si bien en todas las líneas hay una mayor cantidad de uso cuando hay clases presenciales –debido la movilidad de los alumnos- lo cierto es que sigue siendo necesario a la hora de trasladar ciudadanos hacia zonas más céntricas de la capital santacruceña.

 

Dichos

“Hoy está operando la Municipalidad, está alquilando diez colectivos y tiene dos más en comodato que son de la ex empresa Maxia, que era la que prestaba el servicio. El Municipio paga ese alquiler, también todos los gastos conexos y por supuesto los sueldos del personal que estaba bajo relación de dependencia con dicha empresa y que prestaba funciones en la ciudad de Río Gallegos" dijo en marzo el secretario de Hacienda, Diego Robles, en diálogo con TiempoSur.

“La pandemia y las condiciones del transporte a nivel mundial obviamente complicaron y complican cualquier atisbo de solución, porque el Municipio está buscando una solución de fondo y no un parche, por lo cual el estándar que se busca ha sido difícil de cumplimentar. No queremos alguien que venga en el corto plazo, se planteó en el pliego una concesión por ocho años y la aspiración es a tener unidades cero kilómetro y de última generación, hoy hay dos líneas habilitadas, una con tres colectivos y otra con dos, la que va al San Benito (E) y la que hace la zona céntrica (A), en base a los protocolos de seguridad habilitados por la Provincia y es posible que se habilite otra más, a corto plazo, en base a lo que nos están acercando como inquietud los vecinos, que sería la línea B” cerró.