Coronavirus

Río Gallegos: La probabilidad de que existan multas por no cumplir el aislamiento

Los ediles de la oposición están en contra de que se multe a los riogalleguenses, pero son minoría. El Diputado por el Pueblo e integrante del COE señaló que “es tarde para aplicarla”.  

Gente paseando en la Costanera local días atrás, sin uso de barbijo y con aglomeración.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Calafate y Caleta Olivia dispusieron la aplicación de severas multas para los que no cumplan con las medidas básicas de prevención por COVID-19 debido a la proliferación de casos en ambas comunidades.

La Villa Turística aplicará multas que van de los 7 mil a los 10 mil pesos por uso de “tapabocas” o barbijo; en Caleta será de 2 mil a 10 mil pesos.

A comienzo de agosto en Río Gallegos estuvo vigente la multa de 13 mil a 35 mil pesos para toda persona que circule luego de las 17:00 y si existía reincidencia, se le secuestraba el automóvil.

Actualmente no existe tal sanción, aunque el Ejecutivo municipal podría crearla debido a la facultad que les delegó el Gobierno provincial a los municipios.

“No estoy a favor de las multas porque son los funcionarios públicos los que deben dar el ejemplo, y cuando debían hacerlo, el Intendente hizo una reunión con 25 personas con un club, por lo que sabemos”, advirtió Daniela D´Amico, edil radical.

La Concejal insistió en la utilización de una App, que fue propuesta meses atrás en el COE y aprobada por este órgano, para controlar a las personas en su circulación diaria según DNI.

“Ofrecimos esta App para controlar pero no fue tomada por el ministro Zuliani aunque sí lo aprobó el COE. Faltó que el Intendente pueda imponer para que se utilice”, recordó.

Además D´Amico señaló que existen otras medidas que pueden complementar la App. Una de ellas es instalar la cámara térmica en el Hospital Regional. “Uno va a una sandwichería y te toman la temperatura, pero no sucede eso en el Hospital, en donde hay personas con COVID-19, pero tampoco hay sanitizante”, precisó.

De implementarse las multas, la edil marcó que tampoco existe personal que controle la circulación. “A la App la usan en cuatro provincias, pero en Río Gallegos no se quiere utilizar porque lo presentó la oposición”, insistió.

Los esenciales

El edil Leonardo Roquel apuntó al control de los trabajadores esenciales que ingresan a Río Gallegos, que fue uno de los motivos del brote, con los primeros casos positivos de los trabajadores contratados por Movistar. “Más prevención y control antes que multas”, expresó.

“Los que no han cumplido fueron los funcionarios que debían haber dado el ejemplo, así que no podemos castigar a la gente sino mejorar los controles de trabajadores esenciales como las mineras o de las represas, porque estos últimos no están siendo encapsulados en los hoteles sino que circulan por nuestra ciudad”, advirtió y remarcó: “Las multas no garantizan menor cantidad de contagiados”,

Roquel ejemplificó que en la Dirección de Tránsito se hacen filas de más 70 personas para poder tramitar la extensión del carnet de conducir, sin haber extendido las vigencias de éstos y así evitar la aglomeración de personas. “Los concejales del Frente de Todos votaron en contra de la prórroga de licencias y no desalientan la circulación por un trámite administrativo que puede esperar”, mencionó.

Es tarde

Para el diputado por el Pueblo, Eloy Echazú, quien también integra el COE no sería conveniente, aunque aclaró que son los ediles los que resuelven en materia legislativa comunal.

“Hablé con la diputada de Caleta Olivia y decía que es más fácil con el diario del lunes, y por eso les decía que hagan lo que no se hizo en Río Gallegos”, contó.

Destacó que en la capital santacruceña el virus “nos agarró de golpe y se dieron varias situaciones y si bien en un momento se planteó una multa, era otra situación, no como la de ahora en donde los vecinos no cumplen con el DNU nacional ni provincial”.

Agregó que “aun en aislamiento la gente sigue circulando”. “En nuestro caso sería tardío aplicarla, pero en Caleta la situación recién empieza y ponerla ahora cuando no se cumplen los DNU, es medio tardío”, repitió.

En cuanto al Decreto provincial, dijo que con más de 40 fallecidos y aumento de casos, solo esperan la normativa que continuará en ASPO.

“Estoy preocupado desde julio cuando se dispararon los casos y ahora lo que más duele son los fallecidos, porque también hay vecinos de familiares que uno conocía. No quiero echar la culpa al otro, pero somos adultos y la responsabilidad está en cada uno de nosotros”, advirtió.


COMENTARIOS