Coronavirus

Río Gallegos: Cámara de Comercio pidió a la provincia y municipio abrir todos los locales

Lo hizo con una nota presentada formalmente ayer a las carteras de producción de ambos estamentos. “Hoy necesitamos que nos ayuden a sostenernos, reclamamos que nos dejen trabajar”, señala la misiva. El sector aclaró porque volvió a pedir al municipio que se prohíba la venta de productos no esenciales en supermercados.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Cámara de Comercio de Río Gallegos solicitó ayer mediante dos notas a la Secretaría de Producción, Comercio e Industria, y al Ministerio de la Producción, la apertura de todos los comercios de la capital de Santa Cruz.

Los argumentos: los locales necesitan vender y no cortar la cadena de consumo que este año complicó al sector producto del aislamiento social preventivo y obligatorio que comenzó a estar vigente desde el 20 de marzo, y que si bien se avanzó de fase en la provincia y Río Gallegos fue de manera paulatina.

El Decreto provincial prohibió la apertura de comercios no esenciales, símil a una Fase 1  de aislamiento estricto mencionado anteriormente.

Otro argumento es la cercanía del Día del Niño, una fecha esperada por diversos rubros.

“El sector comercial realmente ha cumplido de manera rigurosa todas las medidas sanitarias  y en palabras del propio Gobierno, los contagios no se han dado en el ámbito comercial, sino en el ámbito social”, dijo a TiempoSur Carolina Neil, presidenta de la CCIARG.

Neil señaló que no le parece justo que deban cerrar las puertas todos los comercios y si bien “como integrantes de la comunidad entendemos las medidas, no las compartimos desde el sector comercial”.

Hoy a las 17:00 se realizaría la reunión con autoridades del Gobierno provincial.

Por las redes sociales, diversos comercios protestaron por el cierre de sus locales hasta el 16 de agosto.

 

No esenciales

El sábado por la tarde, el municipio informó sobre una resolución en la cual

prohibió a supermercados, corralones e hipermercados la venta de productos no esenciales, en productos de tecnología, electrodomésticos, juguetería, textil y bazar.

La medida fue adoptada en base a un pedido realizado por la Cámara de Comercio. Pero no fue la primera vez. Meses atrás, transcurridas varias semanas del aislamiento, la CCIARG también había solicitado a la comuna que se prohíba a los supermercados la venta de otros artículos que nada tengan que ver con el rubro alimentos.

“Esto fue para que no ocurra lo que sucedió en la primera etapa de la pandemia en la cual se coartó la posibilidad de ventas a los comercios pequeños ya que las ventas las monopolizaban los supermercados”, recalcó Neil.

Añadió que de este modo existirá un “marco de igualdad”. “Apreciamos que el municipio haya escuchado al sector comercial y defienda a los pequeños comercios que no están comprendidos entre los rubros exceptuados por no ser  considerados esenciales”, sostuvo.

Por las redes sociales, referentes de la oposición criticaron la medida, sin conocer que la resolución la promovió la CCIARG.

 

La nota

La misiva enviada al municipio y provincia, señala que “los miembros de la Comisión Directiva de esta Cámara nos hemos reunido de modo virtual para resolver las manifestaciones recibidas por los distintos integrantes de la misma y por un gran número de comerciantes de nuestra ciudad, que con esta nueva medida ya no podrán volver a abrir sus puertas”.

Destacaron que “dichos requerimientos se consideran lógicos, teniendo en cuenta la situación de crisis que atraviesan los micro, pequeños y medianos comerciantes de

nuestra ciudad, que no son otra cosa que las fuentes de innumerables puestos de trabajo genuinos de nuestra economía”, y agregaron:  “Además de tomar en cuenta que no permitir que estas Minipymes abran sus puertas pone en desigualdad de condiciones (respecto de las posibilidades de venta) al comerciante formal con el informal, conociendo cuáles son las diferencias onerosas que conlleva sostener estructuras dentro de la formalidad, costos que no recaen sobre los vendedores informales, sin hablar que las actividades de estos últimos no se enmarcan en ningún tipo de protocolo sanitario autorizado”.

“Nuestra institución concentra los reclamos del sector e intenta contenerlos, pero por supuesto, hoy no es suficiente, el hoy requiere toma de medidas urgentes para sostener el comercio y los puestos de trabajo y esas decisiones están en vuestras manos. Hoy necesitamos que nos ayuden a sostenernos, reclamamos que nos dejen trabajar. Desde nuestra óptica no resulta comprensible que se quite la posibilidad de trabajar al pequeño comercio, independientemente de su rubro, dado que al no concentrar gente, al no utilizar transporte público, al cumplir los protocolos de distanciamiento e higiene son igual de seguros que los exceptuados”, precisaron.

También detallaron las siguientes medidas que deberían ser tenidas en cuenta:

-Autorización de apertura de todos los comercios habilitados en la fase de Aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO).

-Mayores controles que ayuden al cumplimiento de las normas impuestas.

-Elaborar un programa de asistencia económica complementaria, para los comercios afectados por la crisis para los meses de julio y agosto 2020.

-Extender 2 horas el horario de cierre de los comercios de venta de alimentos (almacenes, mercados, fruterías, etc.) respecto de supermercados e hipermercados. Medida para evitar aglomeración de personas.

-Generar permisos de fácil acceso y con bajas barreras burocráticas para vehículos que se destinen al servicio de delivery de los comercios, cualquiera sea el rubro de actividad.

-Diseñar medidas que tiendan a fomentar y fortalecer las ventas de los comercios de

cercanía.

-Crear dentro de la órbita municipal un cuerpo de preventores de la salud, que permita concientizar a nuestros vecinos y potenciales clientes, respecto de las recomendaciones de higiene y conducta que surgen del Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia.

 

DATOS

“Por último -subrayaron- solicitamos que con datos más certeros respecto de la situación epidemiológica, se comience a trabajar en etapas de flexibilización luego del 16/08/2020, puesto que la economía de los comerciantes que puedan superar esta instancia, no aguantará otro periodo igual en estas condiciones. Consideramos que será el momento oportuno para diseñar las medidas de equilibrio entre la salud y la economía que nos ayuden a convivir con el COVID-19, hasta que llegue una vacuna efectiva al común de la gente”.


COMENTARIOS