Policiales

Presos amenazaron al presunto asesino de Florencia Romano

Los reclusos aseguraron que van a vengar el crimen a Florencia Romano, la nena de 14 años oriunda de Mendoza. El imputo se llama Pablo Arancibia.

Presos amenazaron al presunto asesino de Florencia Romano
COMPARTÍ ESTA NOTA

Internos de un penal de Mendoza amenazaron de muerte a Pablo Arancibia (33), uno de los imputados por el femicidio de Florencia Romano (14). El carnicero está detenido en un penal provincial, mientras su pareja y segunda apresada, Micaela Méndez (27), aguarda novedades sobre su situación judicial.

Además de miles de mensajes de repudio expresados en las redes sociales por la población cuyana, se suma posteos en Facebook por parte de reclusos de uno de los penales donde llegó el acusado. Se trata de un grupo del barrio Escorihuela, donde residía la menor asesinada.

“Ya venís en camino al infierno nuestro. Te esperamos en la cárcel los pibes del barrio Escorihuela”, se lee la publicación en Facebook. “Malparido, vamos a agravar tu infierno, tus gritos, hasta que te mueras. Te violaste a la amiga de mi hija”, exclamó el hombre.

La actuación de la fiscalía

La fiscal Claudia Ríos considera que entre Arancibia y Méndez, y en un contexto de violencia de género, asesinaron a Florencia, oriunda de Guaymallén, en la vivienda de la pareja en el pasaje Berra, entre Tucapel y Padre Vázquez.

La adolescente, que había desaparecido el pasado sábado, fue hallada el viernes asesinada y su cuerpo presentaba golpes, lesiones cortantes y además fue parcialmente quemada.

La nena mantenía contacto con la pareja a través de Instagram, donde había acordado encontrarse ese día con ella.

En las últimas horas se dio a conocer un audio en donde uno de los vecinos llama al 911, brindando detalles sobre lo que pasaba en aquella casa. Aunque al principio la comunicación no es buena, después logra indicar la dirección exacta, en el pasaje Berra y Padre Vázquez, detallando incluso la numeración del domicilio.

La operadora del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) de Mendoza le indicó que ese lugar no existía, y luego de que el hombre le consultó si era policía, ella se despidió y cortó la comunicación.

Tras filtrarse este audio, difundido por Diario Mendoza, el titular de Inspección General de Seguridad, Marcelo Puertas, informó que la operadora fue suspendida. Además, se avanza un sumario en su contra.