Efémeride

Por qué se celebra hoy el Día Mundial del Inodoro

Se creó en el siglo XIX, y según la ONG Módulo Sanitario el 15% de la población argentina aún no posee uno de estos artefactos en sus casas. Su historia desde lo primeros diseños, hasta los más caros y lujosos del mundo... y del espacio. 

Foto 20 Minutos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Pocas cosas hay en esta vida tan indispensables como el inodoro. Un invento nacido en el siglo XIX, que atravesó el siglo XX e ingresó en el XXI sin modificaciones en su diseño básico. Sin embargo, aún en el 2020, en la Argentina, 6 millones de personas no tienen acceso a un baño digno.

La importancia histórica del inodoro -más allá de su funcionalidad- fue clave para combatir y erradicar enfermedades de las grandes ciudades. En la Edad Media, un tercio de la población mundial murió víctima de las pestes y epidemias. Y aunque se desconoce el origen exacto de todas ellas, la principal sospecha recayó siempre en las heces humanas que se arrojaban a la calle.

Los romanos fueron los primeros en acercarse a la idea del inodoro actual, tal como los conocemos, a través de su sistema de letrinas pu?blicas con agua corriente. Sin embargo, este sistema dejó de usarse para pasar a las bacinillas, que se vaciaban por las ventanas de las casas medievales al grito de ‘¡Agua va!’.

Fue recién en 1596 que sir John Harrington, ahijado de la reina Isabel I, logró crear un retrete conectado a un depo?sito de agua que arrastraba los desechos al ser descargado. Pudo instalarlo en el Palacio de Buckingham, pero el objeto no se popularizó.

Tuvieron que pasar casi dos siglos para que otro ingle?s, el relojero Alexander Cummings, retomara la idea y diera vida al primer inodoro moderno, bastante similar al conocido actualmente.

Este lo patento? en 1775, y lo mejoró agregando un desagu?e a trave?s de un sifo?n, una tuberi?a en forma de “S” que permite mantener el nivel de li?quido en la taza, creando una barrera de agua limpia que impide que los malos olores vuelvan hacia el sanitario.

En 1849, otro inglés, Thomas Twyford fabrico? los primeros inodoros de cera?mica con algunos dibujos llamativos conocidos como patterns. Muchos de ellos se exhiben en la actualidad en el Palacio de las Aguas Corrientes, en el centro porteño.

El hecho que marco un antes y un después sobre la popularidad del artefacto fue la ley del Parlamento brita?nico de 1848, que obligo? a instalar inodoros en todas las viviendas, lo que llevo al progreso social.

Fuente Infobae. 


COMENTARIOS