Escrache en redes

Padres de guarda denuncian a familia de nena rescatada por amenazas

Ayer se conoció que una familia denunciaba en las redes sociales que habían restituido a la nena que tenían de guarda a la familia biológica, a quienes se la quitaron por maltrato infantil. Tras el escrache, la familia biológica amenazó a la de guarda. 

La Justicia estableció que la nena regresara con su familia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Todo comenzó hace un año y medio, cuando una nena de unos cuatro años, aproximadamente, por determinación de la Justicia fue separada de sus padres biológicos debido a que sería maltratada.

En estos días la nena regresó a la casa de sus padres, también por una determinación judicial, donde recibe las visitas de los integrantes de la Secretaría de Niñez de El Calafate, donde residen ambas familias.

Ante esta situación, la familia de guarda contó la situación en las redes sociales donde cuentan todo lo que habría padecido la pequeña en su hogar biológico, además de mostrar las fotos de los golpes con los que la pequeña llegaba al jardín.

Los dichos de la familia de guarda en las redes sociales dice, entre otras cosas, lo siguiente: “Lo cuento ahora porque ya nos hicieron callar mucho tiempo. ¡Otra vez un caso más que queda en la nada, que hacen que quede en la nada y uno se canse de las injusticias, siempre del lado del enemigo, del que debería ser juzgado! Hoy nos tocó a nosotros. 1 año y 3 meses como familia de abrigo, un caso de violencia infantil a una nena de 3/4 años, la cual salió de mi lugar de trabajo (Guardería), después de juntar tantas pruebas, de ver cómo llegaba golpeada, contenerla en su llanto y escuchar las barbaridades que una desalmada (MADRASTRA) le hacía y decía, la Justicia decide que sea parte de nuestra familia. Ella recibió CONTENCIÓN, AMOR, FAMILIA, NO GOLPES, EDUCACIÓN y muchas cosas más. Para resumir, comenzaron las visitas con ELLA, LA QUE LA GOLPEABA y el "PADRE", padre que miró y mira para un costado, que al parecer nunca vio el cuerpo de su hija golpeado ni la escuchó como la escuchábamos las seños. Solo escuchaba a la esposa, con la que hoy siguen juntos y formaron familia como si nada hubiese pasado. Mi nena (le digo así ya que no puedo nombrarla, porque la Justicia defiende lo indefendible) después de cada visita volvía a casa agresiva, lloraba, se mordía y al parecer GENTE de la Secretaría de la SENAF no veía, que la psicóloga tampoco veía (aclaro, gabinete nuevo). El día 8 de marzo, mis papás se rindieron, de que todo quede en la nada, que las trabas sean para ellos, que nadie dé una ayuda, una respuesta, de que ellos hagan visitas, cenas como familia FELIZ, estando la golpeadora en el medio, con una restricción y con las palabras de la nena, ¡DICIENDO QUE NO QUIERE VERLA! La Justicia con esto te demuestra una vez más que no existe, que se pasa por donde no les da el sol cada caso que llega. Si la Justicia no es escrachar, ni por mano propia, NO ES JUSTICIA. Los que nos conocen saben muy bien quiénes somos, gracias a la familia, a los amigos, al anterior gabinete de la secretaría SENAF. Ojalá mi Princesa no tenga que padecer un golpe más y si es así que LA ESCUCHEN.

Hoy, recién hoy, 29 de marzo, me dieron el OK para llamarla, me atendieron los padres de la mujer, la nena no estaba en la casa de los RESPONSABLES, andaba de PASEO con el PADRE. ¿No estamos en CUARENTENA? ¿No hay que QUEDARSE EN CASA? ¿Cómo es eso que no hay que EXPONER A LOS MENORES? Volví a llamar, no me pasaron el teléfono con ella, dijeron que no quería hablarme, lo que me parece raro. Se le avisó a la secretaría de SENAF por teléfono. Y siguen sin hacer NADA. Ahora la excusa es que, con esto de la cuarentena no pueden realizar muy bien su trabajo. Ya está todo más que claro, quieren dejar el caso en la NADA, que sea un archivo más y ellos poder seguir cómodamente HACIENDO NADA. ¡Justicia por ella, es lo único que pido! ¡Y que no viva bajo amenazas!

Fuentes consultadas por este medio comentaron que la familia de guarda en la jornada de ayer se presentó en una de las Comisarías de El Calafate, donde radicó una denuncia por amenazas, ya que los padres de la pequeña lo habrían hecho debido al escrache en las redes sociales. Cabe señalar que en este hecho interviene el Juzgado de Instrucción y del Menor local, de donde se dispuso que la nena regresara con los padres.