Río Gallegos

Lo golpeó por venderle un auto en mal estado y terminó detenido

Sucedió en la tarde de ayer, cerca de las 19:00, cuando dos hombres se trenzaron en una feroz pelea por la venta de un rodado, el cual al parecer estaría en mal estado. El comprador se habría encontrado con el vendedor y se pelearon, fue tanto que el último en mencionar terminó con fractura de tabique. El comprador fue detenido. 

El hombre quedó internado en observaciones por la fractura. (Foto: C.G.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la tarde de ayer, el personal de la Comisaría Sexta fue requerido en un domicilio de calle Mansilla Yañes y Lola Mora, debido a que dos hombres estaban peleando.

El personal se dirigió al lugar, donde constataron lo informado y procedieron a separar a los dos hombres que a pesar de estar la policía, no dejarían de golpearse.

Una vez que fueron separados, se procedió a trasladar a ambos a la dependencia, donde los sujetos contaron lo sucedido. Según se pudo conocer, el hombre de 59 años le habría vendido un auto al otro de 39 y, al parecer, este último le reclamaba que el vehículo no se encontraba en buen estado y esto habría originado el pleito.

Ambos sujetos fueron identificados y posteriormente se conoció que uno sería conocido de la policía.

Si bien ambos protagonistas tenían heridas visibles, el hombre de 59 años, quien perdía sangre por la nariz, manifestaba encontrarse bien, pero los policías decidieron solicitar una ambulancia para que lo asistiera.

A los pocos minutos llegó la ambulancia, cuyo médico revisó al hombre y tras darle gasas para que se colocara en la nariz lo llevaron al nosocomio local.

El hombre ya en la guardia del nosocomio local, fue revisado y lo sometieron a varios estudios complejos, por los cuales se supo que había sufrido lesiones de carácter grave, ya que presentó una fractura de tabique. El hombre quedó algunas horas en el nosocomio y luego fue dado de alta.

Con este nuevo dato, los uniformados se comunicaron con el Juzgado de Instrucción N°2, de donde se dispuso que el agresor fuera aprehendido y una vez cumplidos los plazos legales, éste debía fijar domicilio quedando a disposición del magistrado interviniente.