Dictamen

La Justicia porteña falló a favor de la continuidad de las clases presenciales en CABA

Así fue resuelto por la sala IV de la Cámara de Apelaciones. Se dio lugar a un amparo presentado por padres de alumnos de diferentes escuelas. De este modo, se suspende el artículo del DNU que cerró las escuelas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la ciudad de Buenos Aires emitió este domingo un fallo que ordena la habilitación de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, en detrimento del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que firmó el presidente Alberto Fernández el viernes pasado.

La votación del tribunal que integran los jueces Marcelo López Alfonsín, Laura Alejandra Perugini y Nieves Machiavelli fue unánime, y la medida se hará efectiva este lunes ya que el Gobierno nacional no puede recusar, por no formar parte del caso.

En la mañana de este domingo la fiscal ante la Cámara de Apelaciones de la Ciudad, Karina Cichero, había resuelto a favor del pedido de dos organizaciones no gubernamentales para mantener las escuelas abiertas a contramano del decreto del Gobierno.

Los integrantes de la Sala IV tuvieron la última palabra final y al estudiar detalladamente los amparos que avaló la representante del Ministerio Público Fiscal, fallaron bajo el mismo criterio.

La fiscal había manifestado previamente que la decisión respecto de las medidas cautelares impuestas en la justicia porteña, podrían producir "graves consecuencias para el grupo afectado", una afectación que "es académica, social, relacional y madurativa con especial mirada en los sectores más desfavoarecidos donde la escuela cumple una función de contención social 3)".

Del mismo modo remarcó que los estudiantes "vienen de un año completo en donde su concurrencia a las aulas ha sido prácticamente nula. La educación virtual mitiga pero no soluciona la falta de presencialidad escolar".

Así, la fiscal Cicero remarcó que el Estado nacional tomó la decisión de suspender por quince días las clases presenciales en el AMBA, con "escasa información presentada sobre la incidencia que supondría la presencialidad escolar y el consecuente uso de los medios de transporte y sus acompañantes en el crecimiento de personas infectadas por COVID".

Diario 26