Río Gallegos

La importante recomendación de un médico que se contagió de COVID, estuvo en terapia y se recuperó

El Dr. Federico Larcade padece diabetes e hipertensión. Logró atravesar el virus en Terapia Intensiva, pero pidió ser internado gracias al consejo de un colega, porque solo presentaba un síntoma y se sentía “bien”. Cuatro hisopados le dieron negativo.  

“Si me quedaba un día más en mi casa mirando tele, no sé qué hubiera pasado”. (Foto ilustrativa).
“Si me quedaba un día más en mi casa mirando tele, no sé qué hubiera pasado”. (Foto ilustrativa).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por qué el COVID-19 ataca de manera diferente a cada persona es algo que por ahora la medicina no pudo dilucidar, pero lo que sí está claro es que hay más probabilidades de agravarse el estado de salud de un paciente con comorbilidades que de uno que no presente enfermedades preexistentes. (Junto a los mayores de 60 años, conforman los grupos de riesgo).

El Dr. Federico Larcade, Médico Cirujano y Urólogo del Hospital Regional, quien padece diabetes e hipertensión, se contagió, fue internado en terapia intensiva, pero logró recuperarse. 

El médico -que estima se contagió de su esposa Bioquímica- tuvo un solo síntoma de los diversos que presenta el virus e, incluso, no se sentía mal.

“Tuve un único episodio de diarrea. Pero estaba en casa acostado mirando tele y no tenía la sensación de que me faltaba el aire, estaba todo controlado. Me sentía perfectamente”, relató.

Por insistencia de uno de sus colegas accede a realizarse una tomografía.

Llega la ambulancia a su domicilio para trasladarlo al nosocomio y le hacen un control que disipó las dudas. “Me ponen el saturómetro, que mide concentración de oxígeno en la sangre. Yo saturaba en 83% y lo normal es 96%. A la hora recibo el resultado de uno de los hisopados, que no se había procesado y dice que da negativo”, contó.

La tomografía finalmente demostró que padecía una neumonía bilateral y quedó internado.

“En terapia intensiva me realizaron el tratamiento con antibióticos endovenosos y un monitoreo constante para bajar la neumonía porque el COVID me había tomado los dos pulmones. Estás en la cama con la sensación que está todo bien, pero el COVID te come los pulmones y cuando tenés una dificultad respiratoria que saturás por debajo del 80%, ya es tarde”, advirtió.

No padeció disnea, que es dificultad para respirar, pero cuando empezó a moverse “sentía que me faltaba el oxígeno”.

En Terapia Intensiva estuvo internado una semana y no necesitó ser entubado. (Más adelante sostuvo que si lo necesitaba, hubiera querido que le apliquen el Ibuprofeno inhalado).

“Si me quedaba un día más en mi casa mirando tele, no sé qué hubiera pasado”, recalcó. Por eso para el profesional de la salud fue clave haber sido internado y asistido a tiempo.

“Es clave consultar y recibir el tratamiento a tiempo. Gracias a Dios, el Dr. Nervi fue el que me insistió en que vaya al hospital. Le hice caso y tenía razón, si me quedaba un día más, no sé qué pasaba conmigo”, repitió.

 

Falsos negativos

Larcade había sido hisopado tres veces antes de la internación por contacto estrecho que mantuvo con una compañera de trabajo -instrumentadora- que dio positivo. Todos los testeos dieron negativo.

Lo llamativo fue que el cuarto hisopado, realizado luego de la tomografía que detectó su neumonía, también dio negativo.

“Son los falsos negativos que están dentro de la estadística. Por eso la clínica es soberana. Los signos, los síntomas de un paciente están por encima de los métodos de diagnóstico. Si te ausculto y tenés neumonía pero la placa me dice que no, te debo tratar como si tuvieras neumonía porque la clínica es soberana”, indicó.

El urólogo insistió con acudir al médico ante cualquier síntoma de COVID-19 y “no quedarse en casa esperando ver qué pasa, porque ahí es en done se complican las cosas. Lo que se está viendo en el Hospital es que la gente está llegando tarde a la consulta”.

 

-TS: Han fallecido muchos trabajadores de la salud y Usted estuvo en Terapia Intensiva.

Larcade: Estuve internado con gente que estaba complicadísima. El menos complicado fui yo y quiero decir que la atención es espectacular. Casaro (Infectólogo y médico generalista que murió por COVID-19) era mi colega y mi socio, yo estaba allí dentro cuando falleció… No importa si sos médico, millonario, pobre, blanco, negro o amarillo, el virus si te toca más vale que lo agarres rápido porque te lleva puesto. Eso es clave pero también la recuperación con reposo es fundamental. Te tenés que quedar en la cama y no solo aislado, sino quieto y consumir el menos oxígeno posible. Sólo respirar, nada más. Yo había perdido la voz y por hablar después me faltaba el aire.

 

-El diagnóstico temprano del virus, que apunta, es muy importante.

Sí porque tenés mejores chances de evolución y curación. Mucha gente cree, y es como algo que está casi instalado, que

no pasa nada y lo atravesás sólo como una gripe, pero es una gripe hasta que se acabó y sos un caso complicado. También quiero decir que es verdad que el número de camas es limitado, que están saturados los médicos y el sistema de salud por más que digan que llegan profesionales. Hay que ver cuáles son los profesionales que llegan. Por ejemplo, yo soy Urólogo, tengo una subespecialidad dentro de una especialidad. No tengo la visión general de un Clínico, Generalista, un Terapista que te mira la frecuencia cardíaca, te mira si ventilás o no y cómo ventilas.

 

Recuperación

El médico lleva 12 días de recuperación.

Se realizará el test serológico para saber cuál es su carga viral para conocer el nivel anticuerpos que generó, otro punto que por ahora no está claro a nivel mundial.

Mientras reposaba en su casa, advirtió que “no existió el control domiciliario porque no me llamaron una sola vez y eso es patético”.

Ayer Larcade por primera vez analizaba salir a la calle, pero solo para despedir a su compañero (y paciente) Félix González, enfermero del nosocomio que ayer falleció por COVID-19 y conmovió a todo el hospital.

COMENTÁ