Por Asociación Ambiente Sur

Humedales, reservorios naturales de biodiversidad

Chorlito Ceniciento: una especie patagónica que inverna en el Estuario del río Gallegos

El Chorlito Ceniciento, una especie “en peligro” de extinción, se encuentra entre las prioridades definidas por la Asociación Ambiente Sur para el trabajo de los próximos años.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En base al actual estado de conservación de especies en la Argentina, más del 10% de las 48 especies de aves playeras de ocurrencia regular tienen problemas de conservación, según consigna un documento del Plan Argentino de Conservación de Aves Playeras (1).

Estas aves, en el Estuario del río Gallegos, ocupan los humedales costeros y, eventualmente, también los continentales, las lagunas. En ambos casos se trata de áreas protegidas que forman parte del Sistema de Reservas Naturales Urbanas de Río Gallegos y de la Reserva Provincial de Aves Migratorias.

Dentro de las playeras que encontramos en nuestras costas se encuentra el Chorlito Ceniciento (Pluvianellus socialis), declarado Monumento Natural Provincial mediante la Ley Nº 3373/14, por ser una de las especies más comprometidas en cuanto a su conservación.

Esta especie forma parte de las aves migratorias patagónicas que nidifican en la estepa o los Andes, comienzan a llegar al Estuario del río Gallegos en otoño, pasan aquí el invierno y se retiran en primavera. Es considerada “rara” debido a que su población global se estima inferior a 1500 individuos. Dado su status de conservación, se encuentra entre las prioridades definidas por la Asociación Ambiente Sur para el trabajo de los próximos años.

El Chorlito Ceniciento es una especie endémica de la Patagonia Austral, de muy bajo número poblacional, clasificada como "Casi Amenazada" por la ONG BirdLife International en 2003 y “En Peligro”, por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y Aves Argentinas en 2017 (1). Se encuentra en el Estuario en números que representan aproximadamente el 10% de la población total estimada. Este alto porcentaje de su población global fue una de las razones que dieron lugar a que la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (R.H.R.A.P.) declarara en 2005 como “Sitio de Importancia Internacional” para las aves playeras al Estuario del río Gallegos.

Uno de los lugares donde es posible avistar a estos chorlitos es en el estuario del río Chico, en el cual los agentes de conservación de la Asociación Ambiente Sur han observado, hasta un número que representa entre el 3 y 4% de la población global. Aunque faltan explorar muchos kilómetros de costa, su principal sitio de invernada lo constituye la Reserva Provincial de Aves Migratorias (R.P.A.M.), contigua a la Reserva Costera Urbana (R.C.U.) y parte del mismo ecosistema del Estuario.

En los últimos años se los ha encontrado preferentemente en la Reserva Provincial, en la cual se realizan acciones conjuntas de investigación y conservación por parte de la Asociación Ambiente Sur y el Consejo Agrario Provincial, en el marco del convenio que mantienen con ese fin. Desde hace cinco años, ambas instituciones realizan monitoreos invernales en sitios clave del Estuario.

La distribución de este Chorlito abarca el sur de Santa Cruz, Chile y Tierra del Fuego. En cercanías de nuestra ciudad, se observó su presencia en la R.C.U., R.P.A.M., en Punta Loyola, en la isla Deseada y ocasionales avistamientos en lagunas de la ciudad.

El Chorlito Ceniciento utiliza la zona del Estuario en invierno, entre fines de marzo y principios de agosto. Se caracteriza por un aspecto muy mimético, aunque una vez localizado, es fácilmente reconocible por sus patas cortas y de color rosa intenso en adultos o amarillo-anaranjadas en inmaduros, semejante a una pequeña paloma. Tiene el dorso y pecho gris ceniciento y partes inferiores blancuzcas, con un notable iris rojo.

Status de conservación e importancia de los humedales

Esta es una de las especies más comprometidas en cuanto a su conservación, por lo cual depende para su supervivencia del buen manejo del Estuario, que no solo es responsabilidad de las autoridades sino también de toda la población.

La conservación del Estuario del río Gallegos es esencial para garantizar un ambiente saludable para la protección de estas aves y por ser los humedales reservorios naturales de biodiversidad. La presencia de las playeras, a su vez, es un bioindicador de la salud del ambiente en el cual se encuentra inserta la ciudad y sus habitantes.

 

Un Plan Nacional para la conservación de las aves playeras

En 2019 se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el primer taller para la elaboración del Plan de Acción Nacional (P.A.N.) para la conservación de aves playeras. Se trató de un encuentro participativo en el cual estuvieron presentes consejeros y representantes de los sitios que integran el Consejo Argentino de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (R.H.R.A.P.), representantes de los gobiernos locales, provinciales y nacional, ONGs, científicos independientes y universidades. Por el Estuario del río Gallegos, entre otros, participaron los dos representantes del sitio en el Consejo Argentino: el Lic. Germán Montero, Director Ejecutivo de la Asociación Ambiente Sur, y la Mg. Silvia Ferrari, docente investigadora de la UNPA-UARG, quienes acreditan una larga trayectoria en el trabajo por las aves playeras.

El taller fue la primera etapa de un Plan de Acción Nacional para la conservación de las aves playeras, en el cual participaron aproximadamente 40 personas. Se trabajó en primer lugar sobre la identificación de los Objetos Focales de Conservación (O.F.C.), y una vez identificados, sobre las debilidades y fortalezas, amenazas y oportunidades que existen en los sitios; se analizaron y definieron las líneas de acción, los objetivos estratégicos, la visión del Plan y los pasos a seguir. El Plan de Acción Nacional comprenderá acciones de conservación a escala local, regional y nacional. Una de las especies escogidas como parte de los Objetos Focales de Conservación es el Chorlito Ceniciento.

El horizonte de mediano plazo del Plan es el año 2030 y su implementación tiene un primer ciclo de cinco años, con un mecanismo de monitoreo bianual. El alcance geográfico es nacional, es decir, tiene aplicación y abarca a todas aquellas áreas, sitios y hábitats usados por las aves playeras, a lo largo y ancho del territorio argentino.

Es destacable que el proceso de elaboración de este Plan se basó en dos pilares: la mejor información disponible en la actualidad y la construcción colectiva, para la cual se facilitó un proceso participativo multisectorial e interinstitucional.

 

  1. Plan Nacional para la conservación de las aves playeras en Argentina. Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable – Argentina. Julio 2020.

El Plan Nacional para la conservación de las aves playeras en Argentina comprenderá acciones a escala local, regional y nacional.

Correo: [email protected]

Facebook: / Asociación Ambiente Sur

www.ambientesur.org.ar

Vos también podés sumar tu apoyo y colaborar con nuestro proyecto. Ingresá a este link: https://www.ambientesur.org.ar/colabora