Río Gallegos

Grasso respondió críticas del radicalismo por el supuesto aumento de sueldo y la Emergencia

Para el Intendente de Río Gallegos son discusiones "tribuneras", en el marco de una pandemia, porque se tenían que hacer cargo “del desastre que dejaron”.

Pablo Grasso y Roberto Giubetich (foto archivo).)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer el Concejo Deliberante de Río Gallegos aprobó la Emergencia sanitaria, comercial y económica. Fue por mayoría, ya que la oposición se abstuvo, argumentando no estar de acuerdo con algunos puntos de la misma ni hacer modificaciones a lo sugerido previamente.

Sobre esto fue consultado el Intendente Pablo Grasso, quien en primer lugar indicó que, con la Emergencia, se busca contar con un dinamismo distinto y podrán proyectar convenios entre lo nacional, provincial y ONG,  en cuestiones que no tenían alcance.

“Por ejemplo, una de las grandes demandas que tenemos es que la gente informal no puede trabajar”, expresó al ser entrevistado por TS-Digital, adelantando que esta tarde se reunirán con Provincia, la Cámara de Comercio de Río Gallegos y la Federación Económica de Santa Cruz para poder ver la posibilidad de autorizar a plomeros, albañiles y gasistas.

Se sumó a las palabras del Presidente, quien dijo que va a ser paulatino el camino luego de la cuarentena, y “en ese camino estamos.

“Tenían que empezar a hacerse cargo del desastre que dejaron”

Sobre las críticas de la oposición en la ciudad, se mostró molesto y expresó: “Desde la barbaridad de decir que nos aumentamos los sueldos a la barbaridad de no tener justificativo de por qué no acompañaron yo les preguntaría a ellos cuáles fueron los motivos  y las circunstancias”.

Para el jefe comunal, los radicales “tenían que empezar a hacerse cargo del desastre que dejaron en las gestiones anteriores y empezar a construir una nueva alternativa para que la gente vuelva a tener credibilidad. No credibilidad ellos, sino en la forma y metodología de sus políticas”.

En una pandemia mundial a la que Río Gallegos no es ajena y donde ya se confirmó un caso “estaban pensando en cómo perjudicar a la misma ciudad que lo único que se quiere es poder mejorarla, estar, trabajar y poder estar en la calle”.

En esta línea llamó a la reflexión, y consideró que se debe discutir un poco la política. “Tuve reunión con ellos, me senté y me dijeron qué querían. Les expliqué y lo único que querían era agregar una palabra que está dentro de las facultades que nosotros tenemos como municipio y que ellos tienen la responsabilidad de controlar como concejales”, añadió.

Recordó su pasado como concejal y marcó que junto a Eloy Echazú –actual diputado-, como oposición, votaron la misma emergencia de Roberto Giubetich.

Aumento de sueldo

“Nosotros no aumentamos nada en el marco de la emergencia, eso es una especulación de ellos y está bien que así sea. Es fácil apuntar con el dedo a otro, ellos firmaron el aumento del año pasado, ellos fueron parte de la gestión radical, ellos se tenían que haber fijado cómo fueron los mecanismos”, declaró Grasso en cuanto a las acusaciones de la concejala Daniela D´amico.

Seguidamente comentó: “Yo laburo todos los días, no soy empresario, no tengo cotillón, no tengo negocio, no tengo hiper. Laburo todos los días y me gusta lo que hago y se terminó. No creo que vaya en el marco de una discusión tan chata y demagógica como lo plantearon. Si ellos piensan que les sirve, bueno, que sigan por ese camino y los que se engancharon también”.

Grasso remarcó que le llamó la atención hacer ese tipo de apreciaciones a la oposición, y “golpean hasta en los lugares más bajos, de decir de un simple barbijo y unos guantes,  hasta el sueldo de un funcionario. En realidad son cosas que se tendrían que hablar en otro momento y no a lo tribunero”.

Por último, dijo que quizás se empiezan a “conocer” las personas en el desarrollo de las actividades, pero ahora “seguramente las relaciones tienen que ser iguales; vamos a tener que tener la misma responsabilidad de siempre y entender  y comprender que la gente de Río gallegos está muy preocupada por lo que está pasando y nuestra responsabilidad política e institucional es llevarle la tranquilidad, de cuidarla en todos los ámbitos que sea necesario”.


COMENTARIOS