Ya están comunicados

Fueron indagados los detenidos sospechosos del mortal incendio

Mientras en la ciudad de Caleta Olivia velaban y sepultaban a Natasha, Karin y Lautaro, desde la sede judicial interviniente en el incendio que se cobró sus vidas, se llamó a indagatoria a los cuatro detenidos. TiempoSur pudo conocer que los cuatro continúan detenidos comunicados.

Momento en que parten al cementerio local. (Foto gentileza Alcides Quiroga)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer fueron sepultados en el cementerio de la localidad de Caleta Olivia los cuerpos de Natasha, Lautaro y Karin, quienes perdieron la vida en un incendio intencional ocurrido en la madrugada del pasado domingo en su casa del barrio 17 de Octubre.

TiempoSur pudo conocer que madre e hijos fueron velados en la cochería de la Municipalidad de esa ciudad, mientras que la pequeña Karin en la cochería San José. Casi a la misma hora, los féretros fueron trasladados al cementerio donde fueron sepultados.

Los familiares y toda la comunidad de Caleta Olivia seguirán reclamando justicia por la muerte de los tres.

En cuanto a los cuatro detenidossospechosos de haber causado intencionalmente el incendio, fueron llevados a la sede judicial para ser indagados y por lo que se pudo conocer, éstos regresaron a las dependencias donde se encontraban alojados y fueron informados que seguirán detenidos en carácter de comunicados.

Cabe señalar que la orden de captura de los sospechosos fue ordenada por la titular del Juzgado Civil y Comercial, Malena Totino, que por la feria de verano está subrogando el Juzgado de Instrucción Penal N°1 y se encuentra a cargo de la causa. No obstante, se sabe que existirían pruebas que los comprometen seriamente, las cuales indicarían que alrededor de las 05:00 del domingo habrían estado en la casa ubicada en la calle Madroñán, donde se produjo el horrendo suceso y escaparon raudamente.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores da cuenta que pudieron haber acudido con fines de concretar un ajuste de cuentas contra Ricardo Luna (23), dueño de la vivienda y pareja de Natasha, sujeto que tiene numerosos y graves antecedentes delictivos.

Se cree que Luna, sobre quien también pesan serias sospechas en torno al trágico hecho, ya que no hizo nada para rescatar a las víctimas, sabe mucho más de lo que testimonió ante la policía y la Justicia.

A modo de ejemplo, algunos vecinos lo habrían escuchado proferir fuertes gritos en la calle mientras su casa ardía, direccionados a dos individuos diciendo “me las van a pagar”, algo que más tarde reiteró en su cuenta de Facebook para luego cerrarla.