Por la memoria

Con honda emoción recordaron lo acontecido en la huelga de 1921

El acto se llevó adelante en el Monolito frente a Estancia Anita. Como cada año la emoción invadió la jornada, aunque en esta ocasión la presencia de Isabel Soto y Ana Bayer dieron un marco especial al paisaje. “Es como tocar el cielo con las manos”, expresaron desde la Comisión por la Memoria de las Huelgas Patagónicas. Encontrar a los huelguistas “la deuda pendiente”.

  • 09/12/2019 • 08:07
Emotivo acto por los huelguistas rurales
COMPARTÍ ESTA NOTA

La huelga obrera de 1921 fue un acontecimiento histórico que dejó una importante marca en Santa Cruz y hasta nuestros días todavía da que hablar, ya que las investigaciones en torno a su basto suceso todavía sorprenden. Hasta principio de diciembre (1921), Antonio Soto dominaba toda la zona del Lago Argentino y del Lago Viedma. Su contingente llegó a ser el más numeroso de todos los huelguistas, llegó a tener más de 600 obreros. La huelga se había declarado solicitando se cumpla el convenio laboral que la patronal no cumplió y por la libertad de los huelguistas presos. Si bien se discuten las razones que lo llevaron a hacerlo, por órdenes del Gobierno Nacional o guiado por su propio criterio, lo cierto es que el Teniente Coronel Varela impuso la "pena de fusilamiento" contra los peones y obreros en huelga, mártires que aun hoy esperan justicia.

Bajo el vuelo de un cóndor, el acto celebrado en el día de ayer, contó con la presencia, como cada año, de integrantes de la Comisión por la Memoria de las Huelgas Patagónicas de 1921, quienes llegaron desde distintas localidades del interior provincial, para acompañar y honrar la memoria de los huelguistas, también se hicieron presente vecinos y, como habíamos mencionado, también la invaluable vista de Isabel Soto, hija de Antonio “gallego” Soto y Ana Bayer, hija de Osvaldo Bayer, sin lugar a dudas dos protagonistas de esta historia.

(Ana Bayer e Isabel Soto un invalorable recuerdo del sur).

Cada vez que me paro frente a la Estancia Anita es una emoción eterna”, expresó Isabel Soto al hacer un repaso y recordar que en varias ocasiones fue echada por mencionar “con orgullo” quien era, aunque no pudo dejar de mencionar también la honda emoción que sintió cuando tuvo la posibilidad de recorrer el lugar acompañada por los actuales administradores de estas tierras donde aún hoy permanecen los restos de los héroes rurales.

“Tengo solo palabras de agradecimiento para todos, me encanta ver a tanta juventud, creo que son los depositarios del legado de Antonio Soto, del legado de todos los mártires que murieron en este lugar”, manifestó y subrayó: “Creo que nosotros tenemos que encontrar algo porque no puede ser que estemos en el 2020 y todavía no podamos encontrar algunos restos. Creo que tenemos esta gran deuda”.

“El viaje realmente ha sido muy emotivo. Ha sido un honor estar acá, hacer todo este periplo que hice y espero y creo que el año 2020 va a ser un año tremendamente movido desde el punto de vista de recuperación de memoria. Creo que todos los que estamos acá tenemos que poner un granito, porque todavía quedan nietos que escucharon esta historia y esas historias son las que tenemos que rescatar”, dijo.

Por ultimo remarcó: “La verdad que estoy muy emocionada, contenta y feliz. Estoy a disposición de todos ustedes para lo que quieran, con el objetivo de seguir recuperando la historia. A todos muchas gracias”.

Quien también tomó la palabra fue Ana Bayer, quien no pudo evitar la emoción de visitar este lugar tan importante para su padre. “Este es un lugar para no solo recordar a los huelguistas, sino que también para recordar a Osvaldo (Bayer), que se nos fue hace un año, justamente el mes de diciembre eligió para partir”, comentó al recordar: “Siempre veía a acá en los últimos años, el 8 de diciembre siempre estuvo presente, infaltable. Le gustaba venir, él decía que era el paraíso”.

“Estoy muy emocionada de ver tanta gente, algo que no me imaginaba. Estoy muy agradecida a la gente de Rio Gallegos y a los amigos de El Calafate, fueron 4 días realmente muy intensos los que vivimos acá en el sur, y me llevo todo este enorme amor que me dieron”, cerró.

También en dialogo con nuestro medio, Carlos Cobelo, integrante de la Comisión por la Memoria de las Huelgas Patagónicas de 1921, se refirió a “un acto sin precedente, con la emoción de todos los años, pero con dos personas representantes de protagonistas nuestra historia: el que estovo en 1921, el que lucho y se pudo al frente de los compañeros fusilados, como lo fue Antonio Soto, y después de alguien que reveló todo como Osvaldo Bayer. Tener a las hijas acá es como tocar el cielo con las manos”.

Por último, el entrevistado no dejó de mencionar las metas a cumplir y mencionó la necesidad de “buscar las tumbas de los compañeros fusilados, algo para lo que tenemos todo el tiempo del mundo”, y explicó: “Hablando con la gente de Federico Brown no tiene impedimento para que nosotros sigamos buscándolos y si podemos llegar al equipo forense del Estado sería de gran ayuda, para que vengan y puedan ayudar a encontrar a los compañeros”.

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000