Río Gallegos

En medio de la pandemia podría comenzar a funcionar la clínica del San Benito

Según informó el propietario, Dr. Ricardo Lagraña, dentro de tres semanas aproximadamente estaría lista. Cuenta con 20 camas más para sumarse a la atención por posibles personas con COVID-19, pero también brindará todo tipo de atención sanitaria. Tiene el aval del Ministerio de Salud Provincial.

El sanatorio cuenta con 22 camas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la calle 32, entre 13 y 17, se encuentra un edificio de tres pisos que podría literalmente salvar vidas en Río Gallegos, y al mismo tiempo, ayudar con la gran demanda sanitaria en la ciudad en un barrio populoso como es el San Benito.

Es el Sanatorio Integral San Benito, que si bien es un proyecto privado que lleva adelante el Dr. Ricardo Lagraña, médico anestesiólogo y docente de Educación Sexual Integral, y su esposa, también profesional de la salud, la finalización de la obra fue permitida para poder   contar con un espacio más que pueda tratar a pacientes con Coronavirus que requieran internación.

La clínica dispone de 22 camas, una sala de terapia intensiva y tres quirófanos, para brindar atención, diagnóstico y tratamiento.

No tenemos 22 respiradores, pero sí la posibilidad de ventilar a 22 pacientes sin traer los respiradores” ante una situación que merite la internación de personas con Coronavirus, sostuvo el profesional de la salud.

El establecimiento ya debería estar funcionando plenamente pero la obra fue parada a inicios el año pasado -contó Lagraña– porque la anterior gestión del Municipio le impidió avanzar ya que no tienen cloacas. “Les preguntábamos qué necesitábamos para habilitarlo y pidieron muchas cosas que se fueron haciendo en el transcurso del año”.

El anterior requisito lo cumplimentó en “poco tiempo” pero “los papales” atrasaron la construcción.

“Les dijimos que bomberos, la policía, la escuela no tenían cloacas”, resaltó.

Para esto instaló un biodigestor que transforma los líquidos de cloacas en agua para riego, y pozos ciegos, que utilizan clínicas en la provincia de Córdoba.

Con la actual gestión municipal tuvo una nueva inspección y le realizaron observaciones para cumplir con las normativas.

“Se trabajó fuertemente para poner la clínica a disposición del Ministerio de Salud, y por ser un sanatorio permitieron las obras porque esto hará falta en mayo”, destacó.

 

-TS: ¿En cuánto tiempo podría estar funcionando?

Ya está habilitado y solo hacemos terminaciones, que son detalles interiores. Las observaciones que se pidieron (por parte de la Comuna) ya se corrigieron y está en condiciones para que esté lo antes posible por si se llega complicar con la pandemia. Estimamos que en dos o tres semanas podría abrir y servirá para la pandemia pero también para todo, porque habrá 40 empleados.

 

-Podrá asistir para la demanda de salud en el barrio.

Lo habilitaré y si nos dicen desde Salud que debemos atender pacientes con COVID-19, lo haremos. Pero de igual manera funcionará normalmente. En el barrio, por ejemplo, hay muchos niños, y por eso ya hay cinco pediatras inscriptos para trabajar, como también cirujanos, ginecólogos, neonatólogos, urólogos, traumatólogos, anestesiólogos, psicólogos y odontólogos.