Santa Cruz

El juzgado en el cual la violencia acapara la mayor cantidad de causas

El juez Guillermo Ghio, a cargo del Juzgado de Las Heras, cuya competencia territorialmente es la más grande de Santa Cruz, advirtió que la mayor parte del trabajo que realizan es por violencia intrafamiliar, de género y vulneración de derechos de los niños. La relación con las actividades mineras y petroleras.

El juez Guillermo Ghio, el día de su asunción.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Juzgado en lo Civil, Comercial , Laboral, Minería y Familia de Las Heras tiene la competencia territorial más grande de la provincia, con Las Heras, Perito Moreno, Los Antiguos, Bajo Caracoles y Lago Posadas.

En este juzgado -que comenzó a trabajar desde el 18 de febrero- la violencia es la protagonista en el total de las causas e intervenciones que debe realizar.

“Es la violencia y violencia de género las que comprenden gran parte del trabajo que hoy tenemos”, dijo a TiempoSur el juez a cargo, Guillermo Ghio.

“Es una violencia intrafamiliar, pero bastante amplia porque tenemos familias ampliadas y el concepto de familia ha cambiado, que a su vez repercute en cuanto a la familiar y de género”, detalló el magistrado que cuando asumió recibió las causas que se tramitaban en Pico Truncado.

La cantidad de causas han sido tan importantes que las dos secretarias a cargo se turnan mes por medio para recibirtodas las llamadas durante las 24 horas, que provienen de organismos policiales o áreas de familia y municipalidades.

“Los fines de semana largos se incrementa  la cantidad de denuncias de violencia”, la que opinó es “propia de la zona” y que se  relaciona con la actividad minera y petrolera del lugar.

Según el magistrado, existe “mucha violencia económica”. “Hay un proveedor que es el hombre, forma pareja e incentiva a que la mujer no trabaje por el sueldo que tiene. Y a la vez se genera una dependencia, quien es el hombre que establece qué se consume, los gastos que la mujer debe hacer y que no puede hacer y  cuando las relaciones se terminan y hay hijos de por medio, surge esta violencia de tipo económica. Porque le dice a la mujer que si se va, le priva de la asistencia económica, es un círculo vicioso”, explicó.

POR LA ACTIVIDAD

A esto añadió que “el tipo de actividad productiva puede tener incidencia en el tipo de violencia de la zona”. Por ejemplo, los mineros desarrollan su trabajo por 14 días, que tiene “ciertas connotaciones con los hechos denunciados, de cómo se desarrollan”.

A esto se suman los casos de vulneración de derechos de los niños, niñas y adolescentes, que es muy amplio y va desde suicidios, bullying, hasta situaciones de alimentos que se relacionan con cuestiones de familias que “son las principales”.

Principalmente aquí, valoró la visibilización que existe porque “los niños mismos se animan a poner en conocimiento, ya sea en colegios o donde estén cuando sufren algún tipo de violencia porque lo exteriorizan y motivan la intervención de organismos, y si no interviene Niñez, tenemos la obligación de verificarlo para garantizar sus derechos”.

Pero esto no es común en toda la provincia. Ghio señaló que de acuerdo a  charlas que mantuvo con sus pares, notó “ciertas diferencias que son propias, en cuanto a las modalidades de trabajo que también difieren, en donde el predominio  de actividad productiva marca de cierto modo diferencias”.