Vacuna para ellos

El escándalo de la Sputnik-V

El Ministerio de Salud de Santa Cruz está investigando la irregularidad en las campañas de vacunas en localidades del interior provincial, mientras vecinos y sindicatos se sumaron a la ola de repudios contra funcionarios que se vacunaron. Renunció el Director de un Hospital Zonal y un intendente debió salir a aclarar que él será el último en recibir las dosis.

Personal médico y vecinos de Piedra Buena se manifestaron por las calles de la localidad.
COMPARTÍ ESTA NOTA

 

Gobernador Gregores y Comandante Luis Piedra Buena fueron las localidades que desencadenaron una investigación del Ministerio de Salud de la provincia ante la irregularidad en la campaña de vacunación (Ver pág. 2). La arbitraria decisión de aplicar vacunas a personal no esencial en estas ciudades exacerbó los ánimos del personal sanitario, que reclama mejores condiciones laborales, e incluso de los vecinos, quienes se anoticiaron que en Gregores se optó por vacunar a adultos mayores de un hogar y en Piedra Buena a funcionarios, entre ellos, el intendente Federico Bodlovic, sus familiares y trabajadores cercanos y un concejal.

Pero el conflicto no se frenó ahí, dado que las dos localidades de la Cuenca Carbonífera también están en la mira por presunta mal aplicación de vacunas. En 28 de Noviembre se deslizó que su jefe comunal, Fernando Españón, fue vacunado y en Río Turbio la hija del diputado provincial Matías Mazú (FDT).

 

Piden la renuncia

Alrededor de las 18:00 de ayer, con una gran caravana de autos y de a pie que salió desde el mástil principal de la ciudad, los vecinos de Comandante Luis Piedra Buena pidieron frente al Municipio respuestas por las distribuciones de las vacunas contra el Coronavirus. El edificio comunal estaba custodiado por la policía.     

Los manifestantes también protestaron en la puerta de las viviendas de los apuntados como el intendente Bodlovic, su padre y Diputado por el Pueblo de Piedra Buena, por el Hospital de la localidad y la casa del concejal Alarcón.

El personal de la salud apuntó contra los funcionarios municipales y del COE por beneficiarse ellos con la Sputnik V, por esto es que con pancartas pidieron la renuncia del Ejecutivo municipal.

 

El Comité repudia la impunidad

El comité de la UCR “Pedro M. Suárez García” de Comandante Luis Piedra Buena repudió el accionar del intendente Bodlovic y sus funcionarios, y exigió la renuncia de los responsables. En este marco aseguran: “Resulta inadmisible que el Intendente, cuya mayor responsabilidad es velar por el bienestar de la población, haya decidido quitarle al personal de salud las dosis de la vacuna que les correspondía por ser personal esencial y, en un claro abuso de poder, ordenara vacunar a su esposa, sus padres, su chofer y a miembros del COE local”.

Y añaden: “Estamos acostumbrados los vecinos de Piedra Buena a sufrir los atropellos y arbitrariedades del clan Bodlovic en nuestra localidad, pero esta situación ha sobrepasado todos los límites. Que el Intendente se crea el dueño de las vacunas y las utilice para inmunizarse él mismo y a sus allegados más íntimos, dejando fuera a los médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos de nuestro hospital quienes están en permanente contacto con el virus, muestra a las claras la impunidad con la que se viene manejando esta familia hace tantos años”.

Finalmente indicaron que en este contexto donde se pide solidaridad y responsabilidad para no contagiarnos de COVID-19, “la indiferencia por la vida de nuestros profesionales de la salud amerita el más enérgico repudio de toda la población santacruceña y una reprimenda ejemplar de las autoridades provinciales”.

 

Gregores sin director de hospital

En el marco de la polémica por la aplicación de vacunas fuera del cronograma en la localidad de Gobernador Gregores, en horas de la tarde de ayer presentó su renuncia quien ejercía el cargo de director del hospital Dr. Enrique Ferragut. TiempoSur pudo conocer que presentó su dimisión al Ministerio de Salud.

 

La desmentida

En el día de ayer trascendió desde la Cuenca Carbonífera que el intendente de la localidad de 28 de Noviembre, Fernando Españón, se había vacunado contra el Coronavirus. “Primera y última vez que hago esto”, remarcó el Jefe Comunal en un posteo que realizó en su cuenta de Facebook en la que aclara que él no recibió ninguna dosis de la Sputnik V.

“En estos momentos tan difíciles que estamos atravesando como Cuenca Carbonífera, no podemos creer en este tipo de opinólogos y generadores de pánico, que solo aumentan el temor en nuestras comunidades”, sentenció. Y prosiguió posteando: “Nos vacunaremos cuando se vacune la última persona que de verdad lo necesite”.

Por su parte, el doctor Raúl Marini, director del Hospital “San Lucas” de 28 de Noviembre, ratificó que Fernando Españón no se vacunó contra el COVID-19. “Quiero aclarar que eso es una noticia falsa, ya que el señor Intendente nunca se vacunó en nuestro Hospital. Nosotros hemos seguido las reglas del Ministerio de Salud, donde hemos vacunado al 85% del personal de Salud y queda un 15% que están fuera de la localidad y que serán vacunados cuando retornen”.

Por último, Marini aseveró en diálogo con Por la Tangente: “De igual manera quiero aclarar que hubo un sobrante de dosis y con autorización del Ministerio de Salud se la aplicamos a personal esencial que trabaja con nosotros en esta contingencia del COVID. Los mismos fueron tres oficiales de policía, personal de la funeraria y un integrante del Municipio que trabaja con nosotros”.

Después de esta aclaración virtual y pública, el conflicto no se fue de la Cuenca. Sucedió que se denunció que también fue vacunada la Directora del Centro de Día que depende de la Municipalidad de Río Turbio. Tomó resonancia porque se trata de un familiar directo del diputado provincial del Frente de Todos, Matías Mazú.

Luego de haber recibido críticas por parte de la oposición, quienes acusaban a su familiar de haber recibido dosis de la vacuna Sputnik V de manera irregular, el legislador provincial ratificó que la joven, quien es su hija, es la Directora del Centro de Día y Adicciones de Río Turbio.

Vale mencionar que en medio del escándalo varios fueron los que viralizaron la imagen de la joven recibiendo una dosis. TiempoSur pudo conocer que la hija del referente del Frente de Todos pertenece a los trabajadores esenciales y se encontraba listada.  Asimismo, este medio pudo saber que Mazú tiene pensado realizar acciones legales en contra de quienes compartieron la imagen y acusaron a su familiar.

 

Amigos del poder

Por su parte, la CTA Santa Cruz expresó su “absoluto repudio al abuso de poder que se revela en las autoridades políticas de salud y municipales de Comandante Luis Piedra Buena, Río Turbio Gobernador Gregores y otras localidades que, incumpliendo los protocolos de vacunación que priorizan a los trabajadores esenciales y los ciudadanos de mayor riesgo, han procedido a vacunar a funcionarios o familiares”.

Señalaron que está en juego la vida de miles de personas, como para que un funcionario aproveche la oportunidad para vacunar a sus familiares o amigos, pasando por encima de las propias reglamentaciones establecidas al efecto. “Estos funcionarios saben de sobra que están cuidando la salud propia en detrimento de la de otro personal realmente esencial o de los mayores en riesgo”, manifestaron. Asimismo, indicaron: “Los responsables avergüenzan a la provincia y deberían presentar la renuncia, mucho más teniendo en cuenta que no son las primeras actitudes de abuso de este tipo que vienen aplicando en el ejercicio del poder”.

        Españón apuntó contra los “opinólogos” e indicó que no se vacunó.

 

“Los cargos no dan mayores privilegios”

El diputado provincial Daniel Roquel (UCR) señaló que el Intendente de Piedra Buena “está convencido que ante la pandemia él es más importante que los mismos médicos”. Expresó a través de un comunicado que Federico Bodlovic “debería honrar la enorme responsabilidad que le otorgaron los piedrabuenenses y ser el más interesado en hacer que se cumplan los protocolos, pero antepuso su salud, por la del personal del Hospital de su localidad, les robó la vacuna a los médicos, a los enfermeros, a los que le están poniendo el cuerpo en la primera línea de batalla a esta pandemia”. Y enfatizó: “Los cargos no dan mayores privilegios, dan mayores responsabilidades”.


COMENTARIOS