Santa Cruz

El bono a salud que nunca se pagó ahora podría incluir a otras localidades

El bono se iba a pagar a fines de agosto, pero hubo reclamos por la lista mal confeccionada del Hospital Regional. Ahora, sería extensivo para las localidades que atraviesan transmisión comunitaria del virus. El Secretario Gremial de APROSA advirtió que se les adeudan guardias trabajadas -a algunos desde antes de la pandemia- a muchos empleados del Hospital Regional.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El Decreto 982 del Gobierno provincial que buscaba efectuar un “reconocimiento” a los trabajadores de la salud del Hospital Regional en medio de la pandemia, no alcanzó a estar vigente y se dio de baja al día siguiente desde que se dio a conocer.

El instrumento legal establecía el pago de una suma extraordinaria no remunerativa que anexó una lista de 519 empleados discriminados por riesgo, exposición y función, asignando a cada uno un nivel -del 1 al 4- y un importe.

Por ejemplo, el Nivel 1, de 25 mil pesos y el Nivel 4, de 7 mil pesos.

La lista derivó en reclamos y asambleas, y finalmente los propios directores del hospital pidieron por nota al Ministerio de Salud dar de baja el decreto.

En la misiva expusieron “disconformidad con los criterios esgrimidos para el pago de la asignación”, que alcanzaba a directores, secretarios y personal que no trabajó en áreas COVID.

Esto sucedió el 27 de agosto y desde esa fecha el aporte extraordinario no ha sido pagado al personal, aunque las autoridades aclararon que iban a conformar una nueva lista.

Nos han transmitió que el pago será también para las comunidades que tienen transmisión comunitaria y como APROSA habíamos pedido desde el inicio que sea para todos los trabajadores de la salud”, indicó a TiempoSur, Freddy Sánchez, profesional del nosocomio y secretario gremial de APROSA.

Añadió que, de acuerdo a lo señalado por las autoridades, esto se abonaría antes de fin de año atento a que el interior está atravesando un incremento de casos positivos de COVID-19.

No sería solamente por un mes, sino que evalúan que sea mes a mes, mientras dure la pandemia”, apuntó el médico.

Es por esto que el listado -ahora mucho más extenso y que alcanza a varios hospitales y dependencias de salud- se sigue confeccionando.

“El listado lo están modificando y se comprometieron a incorporar a gente que no estaba y que habían olvidado”, resaltó Sánchez.

Pero el profesional de la salud del área de Diagnóstico por Imagen, advirtió que por ahora “todos son anuncios y promesas y mientras tanto, estamos mal porque finaliza el año y se siguen prometiendo cosas”.

Remarcó que el bono “quedó en un anuncio como tantas otras cosas”. “Fue una decepción porque estábamos esperando ansiosamente este bono que sirve como ayuda a los salarios tan bajos. Nos sentimos vapuleados, porque los trabajadores de la salud no necesitamos aplausos, sino una ayuda monetaria porque los sueldos no alcanzan”, reclamó.

 

La otra deuda

Sánchez también recordó que el nosocomio adeuda las guardias trabajadas durante el año a todo el personal y que muchos han percibido este ítem durante algunos meses “de manera salteada”.

“El Dr. Aballay (Secretario de Estado de Salud y Seguridad del Paciente) es quien está a cargo de esto pero no está atendiendo esta solicitud, ya que hay muchas deudas hacia los trabajadores del Hospital”, contó. Y para dar un ejemplo, sostuvo que a él mismo le deben aún guardias trabajadas en el mes de febrero, antes de que comience la pandemia.

“Hemos reclamado por nota en muchas oportunidades pero no tenemos respuestas y eso genera malestar en la gente”, agregó.

El dirigente de APROSA trató de reunirse con el funcionario, pero no pudo ser atendido.

“Deben dar respuestas porque las guardias se han realizado y esto alcanza a médicos, administrativos y enfermeros”, insistió.

 

La baja

La nota por la cual los directores del Hospital pidieron dar de baja el decreto,

señaló que “la Pandemia origina y potencia reacciones y enfrentamiento que, como autoridades del nosocomio debemos tratar de minimizar en aras de alcanzar el objetivo prioritario de mitigación y control de la enfermedad; es por ello, que peticionamos la baja de esta asignación extraordinaria de carácter no remunerativo”.

Destacó que el decreto “establece niveles de Riesgo Exposición y Función (Nivel I, II, III y IV), que se trasuntan en montos a cobrar. Si bien, resulta real que es dable realizar tal distinción, en estos momentos la misma genera en el ámbito hospitalario una sensación de discriminación, la cual se intensifica en los casos excluidos del cobro del mismo. Es que si bien, en este hospital se prioriza la formación de las personas, frente al riesgo de contraer la enfermedad, no podemos hacer prevalecer ese criterio, pues todos somos personas, que trabajan, arriesgan su salud y su vida”.


COMENTARIOS