Río Gallegos

Cuatro personas resultaron heridas en dos choques

En la jornada de ayer, se registraron al menos dos choques, en uno de los cuales un padre y su pequeño fueron trasladados al nosocomio local. En horas de la tarde se registró un segundo percance, en este caso una mujer y su hija fueron revisadas por los médicos, que no constataron lesiones.

Momento en que trasladan a los heridos del Gol. (Foto: F.C.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la mañana de ayer y durante la tarde se registraron al menos dos choques, uno de ellos ocurrió en Munster y Zapiola, donde dos personas fueron llevadas al nosocomio y se conoció que sufrieron lesiones de carácter leve. El segundo hecho fue en Diego García y San Lorenzo, acá una madre y su hija fueron revisadas por el médico de una ambulancia y constató que solo sufrieron un gran susto.

Minutos antes del mediodía de ayer, el personal de la Comisaría Segunda fue solicitado en la esquina de las calles Zapiola y Munster, debido a que se había producido una colisión.

Los uniformados llegaron al lugar y observaron que la misma había sido protagonizada por un rodado un Volkswagen Gol y una camioneta Fiat Strada Adventure, los que eran conducidos por hombres mayores de edad.

Los policías dialogaron con los conductores, y fue el del Gol que manifestó tener dolencias al igual que su hijo de 4 años, por lo que se solicitó una ambulancia.

A los pocos minutos llegó el móvil sanitario, cuyo médico en un primer momento asistió al pequeño y posteriormente a su padre, decidiendo trasladar a ambos al nosocomio local para una mejor revisión.

Horas más tarde y luego que los dos fueran revisados por el médico policial de turno, se conoció que ambos presentaban lesiones de carácter leve, por lo que fueron dados de alta.

En horas de la tarde

Pasados unos minutos de las 19:00 de ayer, se registró el segundo choque, el cual tuvo como escenario la esquina de las calles San Lorenzo y Diego García.

En este caso intervino el personal de la Comisaría Cuarta, quienes, a su llegada, observaron que los protagonistas fueron un Chevrolet Spin, el que era conducido por un hombre mayor de edad y un FiatUno, guiado por una mujer que circulaba acompañada de su hija menor de edad.

Los policías preventivamente solicitaron una ambulancia en el lugar para que revisara a la madre e hija.

Cuando los médicos llegaron las observaron y procedieron a trasladarlas preventivamente al nosocomio, donde horas más tarde se constataría que no sufrieron lesiones.   

En el lugar del percance, el personal policial procedió a controlar la documentación de los conductores y sus rodados y les indicaron los pasos a seguir.