Coronavirus

Cónsul de Chile: “Cerrar la frontera es la medida más razonable”

El funcionario, Sergio Valenzuela León, apoyó la medida y aclaró que en Punta Arenas si bien se levantó la cuarentena, aún rige el toque de queda. La región de Magallanes casi alcanza los 900 casos de personas con COVID-19.  

Frontera chilena en Monte Aymond.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la Región de Magallanes la cantidad de personas con COVID-19 se acercan a las 900, con 842 casos en la vecina localidad de Punta Arenas que levantó la cuarentena.

Sin embargo, esto no significó la liberación de todas las actividades y tampoco la apertura de la frontera chilena que mantiene restringido el ingreso al país.

Aunque no está permitido el ingreso de argentinos o chilenos, sí se efectúa un control -a cargo de Migraciones y Ministerio de Seguridad provincial- de los camiones que llegan desde Tierra del Fuego.

“Se levantó la cuarentena en Punta Arenas porque si bien es alto el número de contagiados cada 100 mil habitantes, se está estabilizando”, dijo a TiempoSur el Cónsul de Chile.

Aclaró que se eliminó la exigencia del permiso para circular, pero que continúa vigente el toque de queda desde las 22:00 hasta las 05:00 junto con la habilitación “selectiva de comercios”, es decir evitando la aglomeración de personas, sumado al uso obligatorio del barbijo y la distancia social.

“De los 350 municipios de Chile, 30 están en cuarentena que se establecen a partir de la tasa de contagio y se evalúan diariamente y se vuelve a condiciones menos estrictas”, añadió Sergio Valenzuela León.

El objetivo -sostuvo- es que si se producen contagios “serán de manera tal que permita producir anticuerpos, ya que no hay vacuna disponible y así el cuerpo pueda reaccionar con alguna protección”.

 

TS: ¿Qué opina sobre el cierre de fronteras?

SV: Es razonable y está dentro del derecho de las autoridades nacionales que manejan de la manera que les parezca posible en base a recomendaciones de la OMS o epidemiólogos. Cerrar la frontera es la medida más razonable y varía de un país a otro. En Argentina el cierre es total e impide el retorno de ciudadanos argentinos, pero en Chile se cerró para turistas, pero seguía abierta hacia chilenos y extranjeros con residencia en Chile; y extranjeros que deben venir a Chile de manera excepcional para regresar a sus países. De hecho, hemos enviados ciudadanos norteamericanos y españoles a Santiago para que tomen sus vuelos y retornen a su país y muchos argentinos entraban a su país por el lado chileno.

 

-Es a nivel mundial el impacto económico y obviamente lo será en la región sur de ambos países

Hay una situación compleja en el caso de argentinos y chilenos que quedaron atrapados y no pueden cobrar sus pensiones. Hemos trabajado con los bancos para que les habiliten tarjetas para que puedan retirar dinero. La frontera está cerrada y no puede ir a Chile o viajar a Argentina y ha sido una cosa importante. En cuanto al impacto económico, será enorme. Hemos visto cómo se cayó el precio del petróleo y cómo vale la mitad de lo que valía en diciembre o enero para Santa Cruz. Muchos argentinos iban a la Zona Franca, si bien era más complejo porque ya había subido el tipo de cambio y no se veía mucha diferencia de acuerdo a la tasa de inflación que tiene argentina. Pero lo que hacían los santacruceños, era una lista de cosas y que veían que convenía comprar. Si un año atrás compraban cuatro changos llenos, ahora compraban uno y medio y obviamente con el cierre de frontera se acabó.

 

-La Zona Franca nunca dejó de funcionar en Punta Arenas.

Sí, pero la municipalidad le pidió que restrinjan el público porque es un lugar de aglomeración y posible contagio de Coronavirus. Nunca se cerró porque este lugar abastece a toda la región de Magallanes y no es solamente un supermercado minorista, sino que también vende equipos industriales e insumos. Es un lugar de distribución de productos y mercadería que usa la industria regional y por eso no se podía cerrar porque paralizaba toda la industria local.

 

Cordón sanitario

Según informó el sitio El Pingüino, pese a que se levantó la cuarentena total en Punta Arenas, existe la prohibición de ingreso a Punta Arenas y la salida de personas, por lo que se mantiene un cordón sanitario en el sector norte, con la finalidad de impedir la llegada o salida de personas contagiadas.

La Frontera de Monte Aymond, donde funciona el Paso Integración Austral, se mantiene funcionando tal y como estaba planificado hasta antes de finalizada la cuarentena, dejando ingresar solo a las personas que traen mercadería o cuentan con autorización especial, lo mismo para las personas que pretendan salir.

El sitio destacó que la prensa local

reaccionó alarmada por el término de la cuarentena en Punta Arenas, titulando con la decisión de las autoridades locales, donde mantendrían cerradas las fronteras, pese a que nuestro país había decretado el término de la cuarentena en Chile, desconociendo, la existencia del cordón sanitario, donde las personas no pueden desplazarse, ni siquiera a Puerto Natales.

CASOS COVID-19 EN REGIÓN MAGALLÁNICA

-842 de Punta Arenas

-18 de Puerto Williams

-9 de Porvenir

-9 de Puerto Natales

-1 de San Gregorio

-1 de Primavera