Salud

China bajó el precio de las dosis de la Sinopharm para Argentina

Según el presidente Alberto Fernández, las dosis de la vacuna Sinopharm saldrán “20 dólares cada una”, más del doble del costo de la vacuna Sputnik V.

China bajó el precio de las dosis de la Sinopharm para Argentina
COMPARTÍ ESTA NOTA

El presidente Alberto Fernández informó que avanzaron las negociaciones para adquirir la vacuna china contra el coronavirus “Sinopharm”. En tal sentido, dijo que Argentina consiguió reducir su costo y quedó “en 20 dólares cada dosis”. En tanto, dijo que la ANMAT está por concluir el proceso de verificación del fármaco.

“Es una vacuna particularmente más cara: cuesta 30 dólares cada dosis mientras la Sputnik V cuesta nueve dólares con cincuenta cada dosis”, señaló el mandatario en diálogo con Página 12. Aseguró que las negociaciones con China hubo “una serie de idas y venidas razonables en la discusión”.

“Nosotros les propusimos hacer un contrato inicial y quiero aclarar que han mejorado el precio para nosotros y quedamos en 20 dólares cada dosis”, agregó.

Y completó: “Ellos nos proponen una opción para comprar 4 millones de dosis más en marzo y completar más adelante los 30 millones. Estamos por concluir el proceso donde Anmat tiene que verificar la calidad de la vacuna”.

Sinopharm, una de las farmacéuticas más grandes del mundo, es un grupo empresario estatal con sede en Beijing al que se conoce también como China National Pharmaceutical Group (Cnpgc).

Demoras en las vacunas Sputnik V

A su vez, el jefe de Estado estimó que el 15 de febrero próximo se normalizará la provisión de las vacunas Sputnik V. Se mostró esperanzado en que “de acá el 31 de marzo” Argentina reciba la cantidad de dosis “que Rusia se comprometió a entregar” y así “acelerar la vacunación al máximo”.

Fernández afirmó que el Gobierno apunta a vacunar mensualmente contra el coronavirus “a lo sumo cuatro millones y medio de personas”, y adelantó que “para acelerar el proceso” de aplicación se está evaluando “habilitar farmacias”.

El presidente reconoció que “hubo claramente una demora en las previsiones que había hecho Rusia, que a esta altura debería haber entregado 10 millones de vacunas”.


COMENTARIOS