Coronavirus

Baja de sueldo a funcionarios: los ad honorem, los que dicen que no suma y los que están a favor

La propuesta para que la dirigencia política se rebaje los salarios comenzó como un reclamo, aunque ya lo aplicaron algunos gobernadores. Qué opinan concejales, desde un recinto que se aumentó el sueldo, pasando por ediles que lo ven como solo un “gesto” y los que creen que es una “cortina de humo”.

En 28 de Noviembre, los ediles se aumentaron los sueldos antes de la pandemia.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El tema se instaló por redes sociales, cacerolazos en algunos puntos del país: El recorte de los sueldos de los funcionarios públicos para crear un fondo parar asistir la pandemia por Coronavirus.

Pero la idea tomó forma concreta con una  carta que dio a conocer el interbloque de Juntos por el Cambio el lunes, en donde le solicitaron al presidente Alberto Fernández que exista una rebaja en los sueldos del 30% en los tres poderes del Estado, y que incluya a municipios y provincias.

Antes de esto, en Mendoza, el gobernador Rodolfo Suárez puso un recorte a todos los cargos que superen los 50 mil pesos. Pero se sumó también su par de San Juan, Sergio Uñac, que sí anunció el recorte de 30% para sus funcionarios.

Ayer el propio Sergio Massa, presidente del bloque de diputados del oficialismo, dispuso un recorte de los haberes para crear un fondo, con un 40% de rebaja, y demás medidas como restricción de pasajes de los legisladores y asesores.

En la pirámide de cargos electos, los concejales son los que están en la base.

Por ello se les consultó a ediles de Río Gallegos, de 28 de Noviembre que aprobaron una suba de salarios antes de la pandemia, y a Caleta Olivia, la segunda localidad más importante de Santa Cruz.

 

El aumento, que ahora bajaría

“En estos tiempos debemos ser solidarios y si se plantea, tendremos que hacerlo”, precisó a TiempoSur Isabel Gatica (FDT), concejal de 28 de Noviembre.

Gatica fue una de los ediles que promovió el aumento salarial de sus pares, que incluyó al gabinete municipal que dirige Fernando Españón. Es decir, al contrario de lo que se reclama ahora. Es que la diferencia entre un funcionario y un empleado municipal de carrera era ínfima. Por eso, Gatica hizo una salvedad: Todavía no percibieron esa suba salarial aprobada en el recinto- que era con un -techo de 75 mil pesos- y que tuvo un solo voto en contra, el del edil Aldo Aravena.

“Aún no cobramos con aumento y se supone que será ahora en abril, pero no hay nada y no lo sabremos hasta que llegue la fecha de cobro”, dijo.

Entonces si aplican una rebaja, ¿será en relación al sueldo ya incrementado?, se le consultó. “Sería un 30% de 37 mil pesos”, resaltó y aclaró: “También sabemos que un empleado municipal debe recibir un aumento, ahí debemos aportar”.

 

Ad Honorem

Tanto Miguel Troncoso (FDT), presidente del HCD de Caleta Olivia, como Pedro Muñoz (ARI-CC), no perciben un sueldo y trabajan ad honorem.

“Yo estoy ad honorem, no cobro, pero si tuviera mi sueldo donaría una parte a dónde haga falta”, opinó.

Troncoso remarcó que de igual modo “hay mucha gente que está trabajando siendo solidario y no lo dicen, como hoy que juntamos alimentos no perecederos para ayudar y colaborar, y se hace sin dar nombre y apellido”, indicó.

Para el edil, si un funcionario accede a recortarse el salario, debería hacerlo “en silencio” y no utilizarlo políticamente, tal como lo realizan diversos sectores de la comunidad.

“Para dar un ejemplo -contó- los mamelucos para el sector de recolección fue un grupo de gente anónima que los donó y empresas que no querían que los nombren. Por eso quien lo haga (done parte de su salario) no debe hacer propaganda con eso porque no corresponde”, insistió.

En el caso de Muñoz, mencionó que se trate de cierta forma de “un gesto”, ya que lo se podría recaudar no implicaría mucho dinero. Aproximadamente si todos los concejales de Río Gallegos donaran un 30%, la suma no llegaría los 200 mil pesos, marcó.

“Es un gesto ante el esfuerzo de la gente hacia sectores que están diríamos aminorados sus ingresos. Pero de un lado está el gesto político, de otro, los que más cobran como jueces que ganan mucho más que ministros y el propio Presidente, allí se podría considerar, pero no implicaría un gran ahorro, sino un gesto de la coyuntura”, expresó.

 

Cortina de humo/cosas más importantes

“Para mí es una cortina de humo que es promovida por los grandes tenedores de la riqueza del país, porque el verdadero problema, es la concentración de la riqueza, porque el problema no es que los políticos se bajen los sueldos”, precisó Leonardo Fuhr (FDT).

Consideró que la dirigencia política, como el propio Alberto Fernández y los funcionarios provinciales “se están poniendo la crisis al hombro”. “El problema no son ellos, la crisis no se soluciona así, sino con los grandes empresarios, los que más ganan, a los que hay que apuntar”, profundizó.

El presidente del HCD Río Gallegos, Emilio Maldonado, opinó casi en la misma línea. “En estos momentos difíciles hay cosas más importantes, como gente que no tiene para comer o comercios que cierran, y hablar de descontar el sueldo a funcionarios no es la solución. No habría problema en hacerlo, pero para solucionar problemas, hay otras herramientas, como lo que vamos a aprobar el viernes con la declaración de la Emergencia Sanitaria”, resaltó.

Abundó que se deben buscar “mayores beneficios entre todos ya que “quitarle una parte del salario a un funcionario, no le soluciona la vida a la población”.