Columna

Auzoberría: ‘’La gente ve las cosas y no la relación entre las cosas’’

El afamado escritor Miguel Auzoberría recibió a TiempoSur para reflexionar con respecto a la polémica sobre el desplazamiento de la estatua del General Roca. Orígenes históricos, reparto de tierras, apertura a intereses comerciales chilenos y sobre todo, la disputa por el relato de la construcción del país a través de la generación del ´80 personificada en la figura del militar y político tucumano que gobernó los destinos del país durante 12 años, cruza toda la charla con el referente entre las plumas santacruceñas.

Foto L. Franco
Foto L. Franco
COMPARTÍ ESTA NOTA

Difícil de entender lo que sucede con todo el ruido mediático. Las redes no ayudan en ese constante devenir de agresiones e insultos. Pocas voces aportan claridad a la historia. Pocos conocen el trasfondo de los porqué. Nos citamos con un historiador que nos previene de ausentarnos de la reflexión y solo subirnos a la ola de debates estériles sin pruebas fácticas.  ¿Gallegos ya venía desmonumentando a Roca, retirando su cuadro alegórico del despacho del intendente Freddy Martínez en los ´90 ante el reclamo de una ex intendenta radical, y con el cambio de nombre de la principal calle neurálgica de la capital provincial? Se lo desplazará, se le dará un refresh, sólo se lo restaurará o finalmente se lo dará de baja de la geografía…..?

La información que maneja TiempoSur  a través de varias fuentes fidedignas desde dentro del Municipio es que la estatua no será retirada bajo ningún punto de vista ni dejada de lado, sino que la idea es más bien ubicarla en un lugar que puede ser un Boulevard que se  va a llamar Julio Argentino Roca, al lado de lo que es hoy el balcón histórico de Roca, o darle forma a una Galería de los Patriotas. La decisión política es ponerla en valor. Si bien se reconoce que no fue la mejor imagen el traslado de un ex presidente argentino en un vehículo municipal  desprovisto completamente de formalidad oficial, tampoco esperaban la repercusión tan negativa cuando la intención de fondo es solamente moverla para reacomodarla. ‘’No esperábamos que también hagan politiquería barata con esto, hay algunos que están al pie del cañón para salir en Facebook’’, se quejó un funcionario que no quiso revelar su nombre al Multimedio.

Sobre toda esta espuma mediática le preguntamos a un autor, valga la redundancia, con autoridad sobre la cuestión.

Miguel Auzoberría se sienta en el living de su casa, rodeado de cientos de libros y de dos perros cariñosos que reclaman su atención, ‘’los heredé de mis hijos’’, le remarca al cronista que espera por su opinión sobre el tema histórico que ocupa el podio en las redes sociales y la calle, aun a costa de algunas imágenes violentas y debates sin sentido histórico. Se acomoda y empieza a desgranar conceptos sobre la profundidad de una grieta entre los argentinos que al parecer no es tan reciente, y se remontaría a los orígenes de nuestro Estado Nación.  ’A un sector muy importante de la sociedad le generó un ruido grande, incluso para mi sorpresa hasta a algunos indigenistas. Me parece muy bueno que se genere este debate. Los que no se preocupaban por el patrimonio arquitectónico cuando se tiraban casas importantes hoy estaban prácticamente indignados por un monumento que se mueve, y creo que esto agudizó muchas contradicciones.  Se discute en el presente y nunca haciendo un repaso histórico. Creo que también es una polémica marcada fuertemente por el antiperonismo’’.

Sigue con que ‘’Roca es la culminación de un proceso histórico que construyen Mitre y Sarmiento. Roca nace en oposición a Alsina, con una visión de la Argentina de plantear la política de las zanjas, una serie de fortines con un pozo que iba a unir Bahía Blanca hasta Córdoba.  El enfoque era resolver lo que llamaban ‘’el tema del indio’’. La solución que plantea Roca es ‘’ir a la madriguera del indio y eliminarlo’’.

‘’Roca para la región nuestra es quien le abre la puerta a los capitales chilenos. Fue el encargado de barrer y ocupar el terreno, en un fabuloso negocio para la época. Con el abrazo del estrecho con Errázuriz que culmina esa cuestión de los temas limítrofes, lo que hace es decirles a los chilenos vengan a invertir acá. Y lo refrenda en un discurso. Ahí aparecen los Braun Menéndez y toda esta gente, por eso está el tema del monumento que lo donan los Menéndez, una obra muy cara, y cómo no iban a ser generosos si con él ganaron bastante plata…’’

-¿Le reconoce alguna virtud a Julio Argentino Roca?

Siempre hay un Roca para cada uno, están los que  dicen que ganó un territorio para un país.  Otros  lo ubican como un estratega que frenó las intenciones expansivas de Chile sobre nuestra soberanía, lo que por ahí es cierto, pero pocos hablan es que sus funciones iban más allá de preservar nuestras tierras con un espíritu de patriotismo, si no de encaminarlas a los negocios del capital privado. Muchos pueblos originarios, más allá de los nómades que habitaban Santa Cruz, especialmente los del norte de la Patagonia que estaban establecidos y criaban su ganado, fueron literalmente barridos por esta avanzada militar liderada por Roca.  La intención de Roca siempre fue ser una punta de lanza del capital. Hasta se construyó con los años el mito, la construcción política del araucano indio malo, tehuelche indio bueno, y mapuche indio chileno, cuando los pueblos originarios son entidades preexistentes a los Estados Nación, todo para justificar que los muchachos hacían negocios por estas tierras y buscaban recubrir con un relato de nacionalismo una gesta financiera’’.

De la Generación del ´80, ¿qué opina? Roca forma parte de ella…

Fue la generación que, con cierto mérito, construyó la Argentina moderna, eso es innegable. Ellos insertaron en el mundo a nuestro país en clara dependencia del imperialismo británico, operaban para esos capitales, y la mejor manera de meterse en el mundo del capitalismo era tener un estado, una banca pública, trenes, telégrafo, registro civil, la secularización de los cementerios, y esa generación de la cual, como decís, Roca fue parte importante, pudo lograrlo. Resolvieron los obstáculos de qué hacer con los caudillos, sobre qué hacer con el indio y la última crear un Estado que tuviese un engranaje financiero. Se apoyaron en un Ejército Argentino que va a ser la mano de hierro del aparato represor que elimina al caudillo y al indio.

LA VISIÓN DE MIGUEL SE EXTIENDE PARA VARIAS NOTAS MÁS, LOS REGISTROS Y LAS NOTAS QUEDAN. Esta historia….Como siempre…Continuará.

COMENTÁ