De excusa en excusa

A pesar de contar con autorización técnica y legal, Camuzzi demora la obra del barrio Alta Vista

ENERGAS solicitó por nota a Camuzzi Gas del Sur que proceda a iniciar las obras para abastecer con gas a los vecinos del Alta Vista. La distribuidora realizó la licitación y cuenta con los materiales, pero dice que necesita autorización para dar inicio a los trabajos. Hoy no hay restricciones para obras en la Provincia y desde Gobierno afirman que la empresa no necesita permisión alguna.  

Obra de gas (ilustrativa)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de casi 10 años de reclamo para poder concretar la llegada del servicio de gas, los vecinos del barrio Alta Vista comienzan a ver la posibilidad concreta de avanzar. Si bien durante mucho tiempo la distribuidora Camuzzi Gas del Sur hizo caso omiso al pedido de estas familias, incluso en un momento les pidió que hicieran frente a la financiación de la obra, lo cierto es que desde el 2019 y ante la intervención del Gobierno provincial, quien pidió hacerse cargo de la jurisdicción a través de Distrigas, Camuzzi ha replanteado su postura y ha confirmado que acercará el servicio a esta barriada, aunque aún no hay fechas concretas para el inicio.

En este contexto es que el interventor del ENARGAS, Federico Bernal, solicitó por nota a Camuzzi Gas del Sur que proceda a iniciar y ejecutar las obras. La empresa había presentado un anteproyecto que contemplaba la alimentación para 38 usuarios residenciales, siendo el costo de la obra asumido íntegramente por dicha distribuidora. Para Bernal “el caso que nos ocupa es paradigmático, las familias de ese barrio venían reclamando, desde hace años, el suministro del servicio, sin resultado alguno”.

Vale la pena mencionar que las gestiones habían comenzado por indicaciones de la gobernadora Alicia Kirchner, y fue el ex gerente de Distrigas, Daniel Murgia, quien había realizado los primeros nexos con el ente regulador ENERGAS y Camuzzi, desde donde luego de varias reuniones no declinaron su derecho de prioridad para la construcción, operación y mantenimiento del emprendimiento, sino que expresamente comunicó su decisión de llevarla adelante.

La autoridad regulatoria concluyó, además, que el proyecto presentado por Camuzzi Gas del Sur resulta más beneficioso para el usuario final (conforme lo establecido en el inciso b. del Artículo 16 de la Ley Nº24.076). “El ENARGAS tiene que ser —como lo manda la ley— un organismo auténticamente federal. Es por eso que estamos trabajando en la incorporación de delegaciones y subdelegaciones a lo largo del país para atender debidamente a los usuarios y las usuarias en sus derechos. El primer paso en este sentido lo daremos en Santa Cruz, hecho que no es ninguna casualidad desde lo que ha sido en esta provincia la defensa de los derechos y las garantías de ciudadanas en cuanto al acceso a los servicios públicos esenciales”, dijo Bernal.

Ahora bien, según los referentes de la barriada en declaraciones con TiempoSur, “desde Camuzzi dicen que tienen que esperar las habilitaciones correspondientes por parte del Gobierno provincial y teniendo en cuenta la situación sanitaria”, algo que desde el Estado provincial han negado al explicar que tanto la obra pública como privada están habilitadas con protocolos y no requieren autorización sino notificación, ya que la empresa cuenta con la autorización técnica y legal de ENERGAS. Sin ir más lejos, la Provincia no autoriza obras a Camuzzi, sino al revés. Es Camuzzi quien autoriza las obras que realiza Distrigas por ser distribuidora y la empresa provincial subdistribuidores.

Según informaron desde la delegación de ENERGAS en la Patagonia, Camuzzi ya ha presentado los informes correspondientes solicitados por el ente regulador, también ha dado muestras de la posición de los materiales y han licitado la obra.