Atletismo

"No importa la edad, hay que entrenar para poder lograrlo"

Alejandra Correas contó su hermosa experiencia del Raid Columbia 2019, que se realizó en Salta y Jujuy los días 10, 11 y 12 de mayo. Tres días corriendo entre montañas y bellos paisajes, cumpliendo con una gran presentación.

  • 28/05/2019 • 07:40
La mujer es un ejemplo de superación.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En una pausa de su entrenamiento cotidiano en el gimnasio de musculación del Hispano Americano, Alejandra Correas, contó su hermosa experiencia del Raid Columbia 2019, que se realizó en Salta y Jujuy los días 10, 11 y 12 de mayo. Tres días corriendo entre montañas y bellos paisajes. Un desafío inmenso. Un objetivo soñado.

“Fueron tres etapas; la primera se realizó en Salta, por el tren de las nubes, a 2200 metros sobre el nivel del mar y fueron 28 km; la segunda de Talampaya a Purmamarca con una extensión de 24 km y a 3400 metros de altura; y la última etapa se llevó a cabo en las salinas, fueron 12km a 3800 metros sobre el nivel del mar. Una experiencia inolvidable, lugares increíbles y lo más importante fue cumplir el objetivo de llegar bien, no descomponerme y que no me pasara nada”, señaló Alejandra, que finalizó 15 de 160 en su categoría, con un tiempo de 7hs 31m 12s, 557 entre 1687 participantes. Números importantes de la estadística para tomar de parámetros de entrenamientos y nuevos desafíos; pero lo más importante es el recorrido, la superación personal, la exigencia y disfrutar de cada paso.

“La altura no me afectó para nada, disfruté de los colores de las montañas, no importa la edad y lo que uno se imagine; es entrenar para poder lograrlo”; este hermoso desafío se diagramó luego de completar la carrera de San Silvestre, que se realizó en diciembre del año pasado en Buenos Aires “terminé cuarta en mi categoría, cuando regreso al gimnasio del Hispano, Marcelo (Sajama), tiene mucha confianza en mí y me dijo que lo hiciera porque lo iba a lograr; él me corrige, me permite mejorar, gracias a él también pude completar el objetivo”.

 

EL COMIENZO DE ESTA HISTORIA

Un día, hace diez años, se dejó convencer ante la insistencia de Oritia, su compañera de trabajo, para ir a entrenar a la plaza San Martín y allí fue, y desde aquel día no paró, “entreno todos los días salvo los lunes. Mis hijos venían a la pileta, mi hijo Nicolás y mi hija Karina, que también entrenaba hockey con Sergio Antola y yo aprovechaba y entrenaba; me permite tener la cabeza en blanco, no necesito psicólogo, me cambia la energía, es recomendable”, sentencia Alejandra, que recuerda su primer competencia de 10 km “organizado por Gendarmería” y ahora se prepara para el próximo objetivo que será el 7 de julio en el Desafío de El Cóndor, en la localidad de 28 de Noviembre “Son 21 km por el bosque de los Duendes, el año pasado quedé segunda, espero terminar en la misma posición o primera”, también se ilusiona para hacer el Cruce de los Andes para diciembre; no se detiene, busca desafíos e invita a otras personas para que lo intenten, para que se sumen a correr, hacer actividad física “que se tengan confianza y que busquen un objetivo”.

 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000