LA MESA CHICA

Pinto: “La política no es para voluntarios”

Periodista y militante del Partido Justicialista, Alejandra Pinto responde las preguntas de La Mesa Chica. Desde su inicio en la militancia, el machismo en los partidos políticos y la actualidad política.

  • 20/02/2019 • 19:04
COMPARTÍ ESTA NOTA

¿A qué edad comenzaste a militar y qué te llevó a hacerlo? 

La militancia la comencé en la apertura democrática, al principio en Comodoro Rivadavia, después avanzado el ‘83 me vine acá, estuve primero participando a nivel gremial y tenía compañeros de trabajo que eran del partido justicialista de la línea que en ese momento se llamaba Ateneo Teniente General Juan Domingo Perón, entonces me invitaban y un día fui a las reuniones del Ateneo a principios del ‘85 así que desde esa fecha.
Me llevó a militar dos cosas, una que en Comodoro Rivadavia en la Universidad Nacional San Juan Bosco por razones de la guerra del ‘82 se formó el centro de estudiantes que terminó estando a cargo además de la Defensa Civil de la Universidad y luego de la recepción de los chicos que volvían de Malvinas. 
Y en el peronismo porque yo vengo de una familia peronista, mis padres son chilenos, se afiliaron al PJ y fueron militantes ambos de la candidatura a intendente en Comodoro Rivadavia de Lamberti que era del PJ. Cuando yo tenía 10 años ya iba a los actos. El interés por la política en mi casa siempre estuvo.

¿Cómo era la militancia de la mujer en ese momento?

En Comodoro en los años ‘70 cuando acompañaba a mi vieja tenía que ver con lo social, las mujeres armaban los trabajos sociales de los barrios de la zona oeste que es donde los barrios surgieron a través del asentamiento de gente. 

¿Coincidís en la ley de cupo femenino o las mujeres se tienen que ganar el lugar por mérito propio?

Con el tema del cupo femenino nosotros en el Ateneo que luego fue el Frente Para la Victoria tuvimos una discusión muy fuerte porque previo al cupo, acá se había logrado una organización importante que se llamaba la Rama Femenina del Partido Justicialista que estaba organizada por Rita Molina, esposa de Purichelli y nosotros no participábamos abiertamente en la organización y no éramos partidarios de que llegaran mujeres porque había que cumplir un cupo porque en ese tiempo y ahora en mi caso, sigo convencida que las dirigencias deben surgir de estructuras de organización y allí el que llega, llega por el peso que logra adquirir como convocante a través de su capacidad de organización, de interpretar a los compañeros pero si entendimos algo en esa época que era que no podíamos negar la necesidad de una ley de cupo podíamos no estar de acuerdo pero no podíamos negar la necesidad porque ciertamente era muy difícil que las mujeres en una práctica política pudieran estar en las mesas de decisión de las listas. Uno dice bueno porque los hombres no la dejaban, no, no era solo que los hombres no las dejaban, la política es una actividad muy absorbente en muchas épocas con prácticas que ciertamente son varoniles y esto es en todos los partidos políticos no solamente en el PJ.
Pero lo entendimos y por eso se acompañó la Ley y me alegro que haya avanzado pero sigo diciendo que no debe ser el instrumento ese cupo para que aparezca alguien que no ha tenido ninguna experiencia en política.
Por una cuestión de concepto, para mí básico, la política no es para voluntaristas si vos querés ser voluntaria andá a una organización no gubernamental, coopera con la escuela, en la cooperadora en un club, hay muchas organizaciones y asociaciones sin fines de lucro que te permiten desarrollar una actividad en la que vos sos voluntaria, la política no es para voluntarios.

¿Qué te parece la gestión actual de la gobernadora Alicia Kirchner?

Yo creo que a Alicia le tocó una de las gestiones más complicadas que yo he visto del ‘83 hasta ahora porque le tocó un tiempo de mal estar económico, de absoluto recorte del Gobierno nacional hacia la provincia, tiempo de ajuste general para todos los habitantes y le tocó este momento tomando una decisión política que nadie la quiere valorar que es la de decir ‘yo no voy a dejar a nadie sin sueldo’ porque si hubiese aplicado la receta nacional que le pedían que era sacarse de encima por lo menos el 15% de los empleados públicos, nosotros hubiéramos hecho una eclosión social fenomenal y esto hizo que no se fuera tanta gente de la provincia, que no tuviéramos una eclosión social. 
Otra cosa que le tocó difícil a Alicia es que todos dijeron bueno es Kirchner y eso tuvo dos cara, es Kirchner y todas las  acusaciones que habían sobre los Kirchner y la persecución a su familia ella tuvo que atravesarlo gestionando un Estado y la otra cara de ese ‘es Kirchner’ es que fue comparada todo el tiempo con Néstor y Alicia cuando vos la ves laburar no te cabe la menor duda de que es Kirchner porque tienen una capacidad de trabajo fenomenal y ciertamente no es Néstor, ella tiene otra mirada del mundo y de la vida, son hermanos, no son iguales. 
A pesar de todo, yo siento que hay otra valoración de su gestión, pasado el tiempo ha demostrado su capacidad de gestionar, su amplitud para escuchar, para soportar hasta que el otro quiera escuchar y creo que se lo ha ganado.

¿Hay algunos puntos que deba mejorar?

Siempre hay temas que mejorar porque tuvo que hacer una gestión cuidando fondos y  ver cómo se iba sacando las piedras que tenía el bolso. Tuvo que cuidar los recursos del Estado muchísimo y estar pendiente de eso porque cuando mejoraba algo, le quitaban de otro lado. Siempre tuvo que acomodarse a algo nuevo y eso no le permitió hacer lo que ella hubiese querido hacer.

Con respecto a la Ley de Lemas, ¿creés que es un buen sistema electoral?

Yo escucho decir mucha pavada alrededor de la Ley de Lemas. Nosotros tenemos la Ley desde 1989, la presentan como proyecto en la Legislatura de Santa Cruz los diputados del Movimiento Renovador Peronista que respondían a Rafael Horacio Flores y Sergio Acevedo y algunos diputados de la UCR, ellos promueven la Ley de Lemas. Se aprueba ese año y se aplica por primera vez cuando hay renovación intermedia de la Legislatura Provincial. 
Por eso, le quiero recordar a la gente que no vivía en esos años acá que se ha votado a Gobernador y Vice hace rato y la Ley permitió renovación de gente de manera permanente. Sí, entiendo que ha generado un problema que le llaman de legitimación de representatividad que vos lo ves en que te aparece un concejal que se sienta en una localidad de 50 mil habitantes con no más de 250 votos y empieza a haber fantasmas en el Concejo Deliberante o llama a la gente a su despacho y le entrega tierras que no puede entregar, no es solo producto de la Ley de Lemas, es también producto de la permeabilidad de ser candidato. 
Yo siempre digo, un dirigente es una cosa responde a un concepto, un referente es otra historia, un dirigente es una persona que se dedica a la política, que tiene una organización, es permanente. Un referente es algo que surge por una cuestión de carisma, de identificación en el deporte o en lo social, no tiene detrás de sí una organización ni tampoco puede dar una constancia, uno como ciudadano debería informarse para no hacer llegar tanto referente que después a la hora de tener que dar una solución política no la pueden dar porque no tienen respaldo.

Por último, ¿creés que Costa se podrá despegar de Mauricio Macri?

No, él no se va a despegar de Mauricio Macri porque él representa al Gobierno nacional y no es porque es candidato de la UCR y usó el sello, Eduardo Costa se convirtió en representante del Gobierno nacional el día que se sentó en el Congreso y votó en contra de los intereses de la Provincia de Santa Cruz y sus pobladores, ese día fue no porque el cartel decía Cambiemos y usó ese número de lista, ese día él se convirtió en representante de Macri porque rompió una tradición que había en la Provincia, nunca votar en contra de los intereses. Lo que hizo Eduardo Costa cuando votó en contra de los reembolsos por Puertos Patagónicos, el día que votó un presupuesto que no tenía en cuenta los fondos para las obras que se estaban haciendo en Santa Cruz, el día que votó un presupuesto que daba de baja, sabiendo él, que daba de baja a gente en la mina, ese día él se convirtió en un representante de Macri, no de Cambiemos.
Es la primera vez que ocurrió esto en la historia, con Costa, con Reyes pero por eso, él no se va a poder desembarazar de lo que significa en política el apellido Macri.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000