La Mesa Chica

¿Hay espacio para la campaña sucia?

En la ciudad todavía quedan resabios de elecciones 2011 y 2015. Volantes, carteles y grafitis todavía quedan hasta la fecha. ¿Se repetirá esto en un año marcado por el uso de las redes sociales?

  • 13/02/2019 • 12:24
COMPARTÍ ESTA NOTA

Las elecciones 2019 serán diferentes a todas las anteriores. Estarán marcadas fuertemente por el uso de las redes sociales, algo que si bien hace ocho años se mantiene en vigencia, el uso completo de las mismas y el cambio de algoritmos actuales cambiarán el tablero de juego en Internet. Los candidatos ya piensan en cómo encarará la campaña virtual y muchos se preguntan ¿quedará espacio para la vieja política? El puerta a puerta, el reparto de volantes, los pasacalles o los carteles seguirán teniendo un espacio con todo lo que ello conlleva. Es que en la ciudad basta recorrer algunas de las calles para encontrarse con mugre de elecciones anteriores. Hay candidatos que todavía sonríen pegados en los postes de luz, políticos de los que pocos se acuerdan y cuyo vuelo político fue corto, aunque los residuos que dejaron por la ciudad fueron todo lo contrario.

Muchos de ellos no cumplieron con su promesa de aquel entonces de retirar toda cartelería.

Antecedentes

Es necesario remarcar que antes de las elecciones generales del 2011 se aprobó un proyecto desde el Concejo Deliberante para la creación de un acta de “compromiso social” con la ciudad. Esto significó que diferentes sectores políticos que estaban realizando sus campañas, aseguraran la limpieza pasado el 23 de octubre. El tiempo para realizar los trabajos se estimó desde el 25 de octubre hasta el 2 de noviembre, lapso en que los militantes debían juntar sus papeles, retirar afiches y descolgar sus carteles.

La medida fue aprobada el 1º de septiembre, luego de la presentación de un proyecto de resolución.  

En su Artículo 1° especificaba: “Convócase a la totalidad de los partidos políticos con el fin de consensuar, confeccionar y firmar el acta de Compromiso Social con la Ciudad, cuyo único objetivo será el de retirar juntos carteles y afiches colocados para la campaña política, en la semana comprendida entre el 25 de octubre y el 2 de noviembre”.

Culminada esta fecha, se volverían a reunir para advertir qué espacio político no cumplió y todos juntos dividirán la ciudad para nuevamente limpiar.

El consenso fue firmado en la Cámara de Comercio y ocho de los diecisiete candidatos firmaron el acta, sumado a cuatro sublemas dispuestos entre diputados por el pueblo y concejales que avalaron la propuesta.

Más cercano a esta época en las elecciones de 2015, se instó a todos los candidatos a competir en las elecciones a que firmaran también un compromiso de retirar toda la cartelería que produjeran durante la campaña. Es decir que se buscaba que una vez termine todo el circuito eleccionario –que en ese momento incluyó las PASO, las generales y finalmente un balotaje- la ciudad quedara como si no hubiera ocurrido nada.

No todos pueden

La preocupación está puesta en que, como cada elección general, en Río Gallegos se votan muchas categorías, desde Presidente a Concejal. Si bien hay quienes ya cuentan con una estructura armada y pueden costearse la Big Data o diferentes cantidades de dinero para influir en las redes, hay quienes apuestan por cuestiones más económicas como los ya mencionados volantes, pasacalles o pegatinas de carteles.

¿Qué es la big data?

Los partidos políticos son cada vez más conscientes de que el uso del Big Data es necesario en estos tiempos que corren porque dota a los partidos de la posibilidad de conocer a su organización y a la vez acceder al votante de manera directa.

La tecnología Big Data se ha convertido en algo esencial en una campaña electoral porque, de esa manera, los partidos políticos conocen mejor al electorado para dirigir su mensaje.

Entre los beneficios que aporta el Big Data en la política son:

Predice el comportamiento electoral porque conoce mejor al electorado.

Potencia la comunicación y la interactuación digital porque hay una mejora en la escucha-participación del ciudadano.

Y por lo tanto se personaliza el mensaje.

En definitiva, permite a los partidos políticos conocer todos los perfiles de los votantes.

Se considera el punto de partida del uso de la tecnología Big Data en política, cuando Obama utilizó su potencial para ganar las elecciones de EEUU en 2008. Fue el primero en reconocer el potencial del entorno digital y las redes sociales porque el equipo de Obama optimizó la comunicación y mejoró la respuesta del electorado afín, de esta forma no malgastaron ni tiempo ni dinero ni recursos.

A partir de este momento, todos los partidos políticos comenzaron a seguir la senda de Obama utilizando el Big Data para dirigirse y convencer a sus votantes potenciales.

Es por ello que, ahora los partidos políticos fichan a expertos en Big Data para conseguir mensajes más precisos para un público mucho más receptivo.

Calendario Electoral

25 de mayo: vence el plazo para que los electores realicen reclamos vinculados al padrón

provisorio.

22 de junio: vence el plazo para la presentación de las listas de precandidatos para las PASO

ante la Junta Electoral Partidaria.

7 de julio: vence el plazo para el sorteo público de asignación de Espacios de Publicidad

Electoral.

12 de julio: empieza la campaña electoral.

27 de julio: publicación de lugares y mesas de votación.

11 de agosto: elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

13 de septiembre: convocatoria al debate presidencial obligatorio.

22 de septiembre: inicio de la campaña electoral para las elecciones generales.

27 de septiembre: publicación del padrón definitivo.

2 de octubre: inicio de la campaña electoral en servicios de comunicación audiovisual.

12 de octubre: inicio de la prohibición de la publicidad de los actos de gobierno susceptibles de

promover la captación del voto.

19 de octubre: prohibición de publicación de encuestas y pronósticos electorales.

27 de octubre: elecciones generales.

24 de noviembre: segunda vuelta electoral (elección a presidente y vice entre las fórmulas más

votadas en las elecciones generales en caso de que ninguna de ellas hubiera alcanzado las mayorías necesarias.

A futuro

Ahora la pregunta que tendrán que hacerse los candidatos de cara a las elecciones es ¿qué tan tanto invertirán en las redes sociales en contraposición de la campaña tradicional? ¿Podrán las redes sociales y los algoritmos finalmente terminar de ocupar el lugar de los carteles? ¿Será este el año en que los candidatos no demoren seis meses en comenzar a sacar todo el cotillón que dejarán tirado en las calles? Habrá que ver.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000