Río Gallegos

Sigue el largo derrotero para la construcción del nuevo vaciadero

Comenzó en la gestión de Raúl Cantín, fue observado por la justicia y ahora luce avances de obra. El municipio anticipó ayer que la intención es comenzar a dejar los desechos compactados el próximo mes de febrero.

  • 21/01/2019 • 08:43
Se abrirá una nueva etapa en el tratamiento de la basura.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Corría el año 2013 y el entonces intendente Raúl Cantín viajaba a Buenos Aires para concretar el apto técnico y financiero para el traslado del vaciadero. El 10 de junio de ese año se anunciaba un aporte del programa “Más Cerca, Más Municipio, Mejor País, Más Patria”, asignando a Río Gallegos la primera etapa de la obra de tratamiento integral de residuos sólidos urbanos, por un monto de 50 millones de pesos.

En el 2014, los concejales de entonces hicieron una serie de denuncias ante la justicia sobre presuntas irregularidades en el manejo de determinadas obras, como la repavimentación de la avenida San Martín, la contratación de maquinaria pesada y el movimiento de suelo del nuevo vaciadero municipal. Por el momento, no se conocen grandes avances en este aspecto.

Los avances- En cuanto a la obra propiamente dicha, ayer el municipio informó que los trabajos correspondientes a la terminación del nuevo vaciadero siguen su curso, a tal punto que no resta mucho para culminar la primera parte del llamado relleno sanitario donde comenzarán a quedar depositados los residuos de la ciudad.

En ese sentido, durante el fin de semana los trabajos de la maquinaria pesada de la Secretaría de Obras Públicas estuvieron enfocados en continuar trasladando camionadas de arcilla para cumplir con los objetivos ambientales basados primeramente en impermeabilizar el terreno para no contaminar sus napas.

También sostuvieron que el material está siendo trasladado desde el barrio Margen Sur, cuyos vecinos solicitaron oportunamente al municipio la posibilidad de resolver los constantes problemas de inundaciones que allí tienen debido a la gran cantidad de arcilla existente en la zona, y que imposibilita el tránsito toda vez que cae agua.

Características- En la primera etapa de los trabajos del llamado relleno sanitario se pueden observar dos bateas bien diferenciadas: una de ellas destinada al depósito de los residuos sólidos, mientras que la otra al de residuos de zafra de los frigoríficos, cuyas piezas (algunas de ellas) llegarán deshidratadas previamente.

Asimismo, fueron construidas dos bateas más, más pequeñas, y donde funcionarán “piletones” donde irán a evaporarse los líquidos excedentes de los residuos compactados. Para lograr este procedimiento, será colocada una bomba en el relleno sanitario con mangueras que “expulsarán” el líquido residual, algo sumamente necesario para lograr un trabajo acorde a los procesos ambientales que se propusieron.

Por su parte, aclararon que la intención de la Municipalidad, puesta de manifiesto por el propio intendente Roberto Giubetich, es contar con este espacio para las primeras semanas del próximo mes de febrero.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000