Criadores de porcinos

Hace un año la Secretaría de Ambiente tomó intervención ante la problemática de los olores

En diálogo con nuestro medio, la cartera ambiental remarcó que “la ley es clara” y que “la empresa tiene prohibido disponer sus residuos cerca del barrio”. A lo largo de un año han mantenido reuniones con ambas partes aclarando cómo debe ser el proceder del productor. Aún hay posturas encontradas.

  • 10/01/2019 • 09:34
Última reunión
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tal como adelantara TiempoSur a inicios de la semana pasada, la Municipalidad de Río Gallegos, a través del Departamento Participación Ciudadana, resolvió oficiar de mediadora ante la situación en la que los residentes del barrio Ayres Argentinos se ven perjudicados por los olores producidos a raíz del tratamiento de los desperdicios del desarrollo productivo dedicado a la cría de porcinos ubicada en la zona. La reunión fue organizada luego de que personas del sector se acercaran al emprendimiento en busca de soluciones concretas a la problemática antes mencionada. Vale la pena aclarar que finalmente los vecinos no asistieron al encuentro. De igual forma estaban invitados los responsables de Ambiente de la Provincia para que brinden su opinión y  asistan en materia de reglamentación a los involucrados, aunque éstos también se asentaron en la reunión.

Desde la cartera ambiental comentaron a TiempoSur que la intervención en la problemática se dio hace un año ante las denuncias reiteradas, trabajo que se desarrolló junto al propietario del criadero y los vecinos aunque aclaró que “de manera separada”, donde han aclarado que “la empresa tiene prohibido disponer sus residuos cerca del barrio”. Aclararon que luego de una serie de reuniones lograron que el productor interrumpa la práctica irregular y que, en esta ocasión, 

la decisión de no interceder en esta negociación se basa en la claridad de la ley que regula este tipo de establecimientos y desarrollos productivos, la cual “implica que el productor no puede realizar esta práctica porque está prohibido y debe cumplir con los parámetros”, y sentenciaron: “No hay mucho que negociar y eso es lo que quiero dejar claro. El productor no puede disponer sus residuos en el sector”. Según lo expresado el productor debería disponer de sus residuos “en el vaciadero municipal o en un campo de estancia, previo análisis físico-químico en el marco de la ley de aguas”, de alguna manera haciéndose cargo de los costos del flete y traslado de los residuos.

Según lo expuesto, la última vez que el productor fue visibilizado en la zona  hubo intervención de la policía y se inició un sumario ante la empresa para posteriormente labrar la multa correspondiente. “Pedimos a los vecinos que cuando vean al propietario tirar los residuos nos llamen”, explican.

 

Piden mayor intervención

 

A pesar de la respuesta negativa de la cartera ambiental ante la solicitud de mediación iniciada por el Departamento Participación Ciudadana, desde el área municipal e incluso el mismo productor, han manifestado la necesidad de encontrar en la secretaría provincial una mayor participación.

En esta oportunidad, Teresa Bertancud, titular del Departamento de Participación Ciudadana, destacó la voluntad de ambas partes en intentar acercar posiciones, situación que ha derivado en el pedido de una mayor intervención por parte la cartera provincial al tratarse de la autoridad de competencia, remarcando que si la postura es la de hacer cumplir con la ley debería existir un mayor control. “No se le puede pedir a los vecinos que estén pendientes de lo que sucede para denunciar”, expresó.  

También en diálogo con nuestro medio, el señor Serutti, productor y propietario de del criadero de porcinos Criasur, se mostró a favor de encontrar una solución a esta problemática y manifestó: “Tampoco me gusta que la gente no me quiera, que hablen mal de la empresa. Ahora hay que solucionar”.

Si bien el productor confirmó la intervención y la postura asumida por la cartera ambiental en cuanto a la prohibición que rige para la disposición de los residuos en el sector, aprovechó la oportunidad para explicar a la ciudadanía que el proyecto productivo fue iniciado en 2003 “cuando en el sector no había nada”, momento en el cual se realizó el correspondiente estudio de impacto ambiental y planos conforme a obra, aunque “a raíz del desarrollo urbano que hubo en el sector, sin papeles, aun sabiendo que había un desarrollo productivo, y de forma irregular, se ha llegado a esta situación donde esa planta está perjudicada”, resaltó.

“Provincia exige que tengo que hacer los tratamientos de líquidos pero no lo puedo hacer. Hoy lo hacemos dentro de los galpones en medida de nuestras posibilidades y más o menos los líquidos los voy acomodando”, contó.

El productor entiende que “el Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto y formar parte de la solución al problema”, y amplió: “Ellos dejaron que un barrio se meta en una zona productiva”.

“Deben venir las personas que corresponda, tratar de que pongamos voluntad, buscarle la vuelta y se termina este problema, pero esto tiene que ser entre todos”, sentenció en cuanto a la respuesta de la Secretaría de Ambiente de la Provincia.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000