Franja de Gaza

Los palestinos entierran a sus muertos y se preparan para nuevos enfrentamientos con Israel

Con la muerte de una beba de ocho meses, el total de víctimas fatales por la represión israelí del lunes asciende a 60.   

  • 15/05/2018 • 09:29
COMPARTÍ ESTA NOTA

Israelíes y palestinos se preparaban para nuevos enfrentamientos el martes en los Territorios Palestinos al día siguiente de un baño de sangre en Gaza, el más grave en cuatro años que dejó 60 palestinos muertos por disparos de soldados israelíes.

Una beba de 8 meses afectada por la asfixia producida por los gases lacrimógenos y un hombre herido de bala durante la represión del Ejército israelí a las protestas palestinas por la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, llevó a 60 este martes el número de muertos. Una masacre que recogió la condena de buena parte de la comunidad internacional.

Además, más de 2.700 palestinos fueron heridos, la mitad de ellos de bala o metralla.

En el preludio de nuevas marchas, este martes, los palestinos enterraron a sus muertos en masivos funerales en Gaza, en los que participaron decenas de miles de personas.

El lunes se trató de hecho en el día más violento desde el conflicto de 2014.

Los funerales y las marchas de protesta coinciden con el 70 aniversario de lo que los palestinos califican de "catástrofe" (Nakba): la expulsión masiva de palestinos tras la creación del Estado de Israel, en 1948.

Estados Unidos en señal deliberada escogió esta fecha para inaugurar su embajada en Jerusalén, en pleno reconocimiento --de espaldas a los reclamos palestinos--- de la ciudad santa como capital única de Israel.

Los palestinos reclaman a Jerusalén Oriental como la capital de un futuro estado. Y ninguna embajada extranjera reside en Jerusalén (lo hacen en Tel Aviv) hasta que esta cuestión quede zanjada. Estados Unidos barrió con esta consigna.

El primer ministro de Israel Benjamín Netanyahu justificó las muertes del lunes como un acto de autodefensa contra quienes gobiernan en Gaza, en alusión al grupo radical palestino Hamas.

Ahora, los habitantes de Gaza tienen planeado manifestar nuevamente frente a la valla de seguridad que separa al enclave de Israel, en el mismo lugar donde se produjo el lunes el baño de sangre.

Jalil al Hayya, uno de los responsables de Hamas, aseguró el lunes por la noche que el movimiento continuará.

Hamas, que peleó tres guerras contra Israel desde 2008, apoya la movilización asegurando que es por iniciativa civil y que es un movimiento pacífico.

Sus miles de combatientes no sacaron de momento sus armas, pero Al Hayya dejó entender que ello podría cambiar. Las familias enteras que acuden a la valla con Israel arrojan piedras, cócteles molotov e incendian neumáticos para bloquear con humo la visión de los francotiradores israelíes.

Fuente: Clarín. 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000