Una queja constante

Municipio deberá encontrar definiciones en cuanto al transporte de colectivo

Los vecinos usuarios del transporte público de pasajeros con el tiempo se han resignado a la deficiencia del servicio, mientras se dilata la llegada de una solución concreta. La Secretaría de Gobierno Municipal continúa en negociaciones con otras empresas, aunque adelantaron que probablemente se debe ampliar el convenio con Montecristo.

  • 03/04/2018 • 07:40
COMPARTÍ ESTA NOTA

El servicio de transporte de pasajeros (colectivos) presenta en la ciudad de Río Gallegos una problemática de larga data. Desde los tiempos de la ex concesionaria Taisur S.A los vecinos de la ciudad capital presentan sus quejas en cuanto al destrato que sufren contantemente con un servicio impresentable. La postal se repitió con la empresa Línea 7 que prestó servicio desde noviembre 2014 a noviembre del 2015, momento desde el cual se realizó el cambio de razón social a la concesionaria cordobesa Montecristo, por lo que para esta gestión se trata de un problema heredado.

Es importante recordar que en febrero del 2016 la empresa presentó estudio de costos a Giubetich, lo que implicaba la suba de boleto y/o subsidios. Ya en ese tiempo la comuna declaraba no estar en condiciones de aumentar el pago de subsidios por lo que se aumentó el boleto para los usuarios del transporte, que pasó de 8,50 a 10,90.

En los meses siguientes, si bien la situación no mejoró en cuanto al servicio, los vecinos podían “agradecer” que la empresa continuaba con algunos recorridos, hasta en mayo del 2017 cuando la transportista Montecristo decidiera unilateralmente dejar de prestar el servicio por “problemas económicos”.

 

Durante más de un mes los vecinos de la ciudad no contaron con el servicio, lo que generó el nacimiento de taxis truchos debido a los costos del transporte en la ciudad. En este primer parate de la empresa desde el Municipio expusieron “la necesidad de un acompañamiento hasta transitar el camino que nos permita encontrar una nueva empresa que se haga cargo del servicio”, por lo que se firmó un convenio por 90 días, el cual se viene extendiendo desde entonces a la actualidad y caerá en los próximos días de abril, por lo que se esperan precisiones con relación a este punto. En este lapso, el boleto ha subido nuevamente en junio del 2017 (a 15,90) y tras la quita de subsidios al transporte de pasajeros por parte del Gobierno Nacional volvieron a aumentar en febrero de este año a 19 pesos. Vale recordar que el último dato oficial indicaba además que la comuna pasó de pagar de 6 a 45 mil pesos mensuales cada una de las 17 unidades de Montecristo (765 mil pesos mensuales), entendiendo que la diferencia en el déficit que presenta la empresa debería ser afrontado por los pasajeros, algo que aún resta definir en el Concejo Deliberante.

 

Los pedidos y reclamos

El reclamo de los vecinos en constante en cuanto a la falta de frecuencia, el cambio constante en los recorridos y su falta de información, el estado de las unidades, la disponibilidad para personas con discapacidad e incluso el trato de los choferes de la empresa, algo de lo que se han hecho eco los concejales en más de una reunión.

Este año algunos vecinos de barrios aledaños propusieron el cambio de recorrido de la Línea E que llega al B° San Benito y Los Lolos, siempre con el objetivo de poder hacerlo “más eficiente  y para la conveniencia de todos”, ya que buscan también cubrir a las familias de barrios como a Ayres Argentinos y Bicentenario. Por otro lado, integrantes de la Coordinadora de Juntas Vecinales se reunieron la semana pasada con el jefe del departamento de recorrido y líneas de la empresa Montecristo a fin de solicitar “información sobre el recorrido de las líneas que circulan por el barrio”, además de presentar un proyecto de demarcación de paradas que conjuntamente trabajan las juntas vecinales barrio Marina y barrio Gaucho Rivero y barrio Belgrano, resaltando que “la mayor preocupación pasa por la falta de frecuencia, lo que no permite a los usuarios optimizar los tiempos”.

 

Los concejales

Concejales de los distintos bloques se han mostrado críticos con la situación que hoy atraviesa el servicio. Aunque en una de las últimas declaraciones brindadas a TiempoSur, Fabián Leguizamón (UCR) manifestó que “es el servicio que la Municipalidad puede pagar en este contexto económico”, y remarcó que la llegada de una nueva empresa significaría a la Municipalidad un presupuesto 3 veces mayor, a que destina hoy a la empresa Montecristo.

Por otro lado, su par Eloy Echazú (FPV/PJ), expresó a TiempoSur que “hay muchas quejas de los vecinos sobre el transporte público de pasajeros. Algunas unidades no se encuentran en condiciones, ya sea tanto de limpieza como de calefacción”. Asimismo, el edil agregó que “no estarían cumpliendo lo acordado en los convenios”, por lo que pidió reacción a las autoridades municipales para que vean lo que pasa en la ciudad. “Siguen sin ver la realidad, no salen a las calles ni mucho menos a una parada a ver cuánto tarda el colectivo. Lo único que han acordado es aumentar el boleto, pero ni la empresa ni el propio municipio controla que funcione y esté en condiciones de circular por la ciudad”.

En las últimas horas también ha expresado opinión el concejal Juan Manuel Kingma, presidente de la comisión de transporte del Concejo Deliberante, dijo conocer que “desde el Municipio han hablado con otras empresas”, y recordó que en la actualidad la comuna está en condiciones de realizar la contratación directa al haber quedado desierto el llamado a licitación.

En otro tramo de la nota, consultado sobre el nuevo vencimiento del convenio con Montecristo Kingma manifestó: “Yo velo porque haya traspaso, porque el servicio de esta empresa de colectivo es lo más desagradable que hay. Ahora bueno, también esto se deberá a lo que el Municipio pueda gastar o generar los recursos para poder brindar un buen servicio de colectivo”, y cerró: “Falta control, ya se lo hemos dicho a la gente de transporte público de la Municipalidad, pero bueno, esas son falencias del Ejecutivo. Se podría mejorar con mayor control en las unidades aunque no he tenido acceso a los gastos de la empresa”.

 

Lo que sabemos

Según pudo conocer TiempoSur, y en concordancia con lo manifestado por el concejal Kingma, desde la Secretaría de Gobierno del Ejecutivo Municipal se encuentran en conversaciones con dos empresas que estarían dispuestas a brindar un servicio en nuestra ciudad. 

Vale la pena resaltar que ambas empresas plantearían un lapso de 90 días para la tramitación administrativa y correspondiente inscripción en el Ministerio de Transporte de la Nación, además de disponer de las unidades y poner en funcionamiento el servicio, por lo que se analiza la necesidad de ampliar el convenio con Montecristo por este tiempo para realizar “una transición ordenada”, algo que se deberá confirmar en los próximos días.

En diálogo con TiempoSur, César Guatti, secretario de Gobierno Municipal, confirmó que las negociaciones continúan “aunque no hay nada definido”, ya que el mayor problema para el Municipio tiene que ver con la imposibilidad económica, tal como también lo había planteado el concejal Leguizamón.

“Hay empresas que tienen intenciones de venir a Río Gallegos, pero lo que se sigue hablando es de la cuestión financiera del Municipio”, remarcó y amplió: “Se sabe muy bien que se está trabajando en lograr el financiamiento a través del fondo fiduciario. En la medida que esto esté confirmado y la Municipalidad pueda tener una proyección de los recursos del 2018, va a poder sentarse en una mesa de negociaciones con más tranquilidad”, y recordó: “Todo lo que es el transporte público de pasajeros está fuertemente subsidiado por los municipios, entonces tenemos que tener las previsiones para atender el acuerdo que se arregle con cualquier empresa”, cerró.

En este contexto se extendería por lo menos por 90 días más el convenio con la empresa Montecristo, algo que se definirá antes de fin de mes.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
3 comentarios Recientes y 0 respuestas

parisienes20comentó:

Voy a tomar algunas palabras de Lilita Carrio y adaptarlas a esta situación; "a los señores concejales y al señor intendente no le importa por que tienen auto o plata para taxis".
parisienes20comentó:

En vez de financiar con esa burrada de plata a una empresa ineficiente podría la municipalidad usar dos o tres unidades adaptadas que sirvan para marcar un recorrido y para personas en sillas de ruedas o boletos gratis, (es impresionante la cantidad de gente con un carnet de discapacidad que aparentemente no lo necesita) y darle la oportunidad a los taxi colectivos y legalizarlo con un ploteado o tulipa. También puede ser una solución una App en la que se pueda ver el recorrido del colectivo (en algunas provincias lo usan para prevenir la inseguridad) por que el problema aquí ademas de esperarlo a la intemperie es esperarlo con frío.
luiscomentó:

pesimo servicio no respetan horarios, unidades mugrientas vehiculos muy viejos. falta de control total por parte del municipio. años que no hay inspectores en los colectivos y sin embargo la tarifa mas cara del pais