Tragedia

Reiterados pedidos ante la peligrosidad de la laguna

Los vecinos de la zona donde falleció la pequeña Isabella de 4 años el sábado pasado, desde el 2008 están reclamando que se adopten medidas ante la presencia del espejo de agua artificial. Incluso el Concejo Deliberante de Río Gallegos había pedido al Municipio que sanee el predio en 2017.

La cartelería es escasa y el mensaje no llega a los niños. (C. R)
La cartelería es escasa y el mensaje no llega a los niños. (C. R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este fin de semana que pasó estuvo marcado por la tragedia en la ciudad capital: Isabella, de 4 años, cayó a una laguna ubicada en un predio descampado ubicado en las calles Mahatma Gandhi, Los Pingüinos y Vicente Perraggini. Pese a los esfuerzos de los médicos, la menor no pudo ser reanimada, y la autopsia reveló que murió por asfixia por sumersión.
Esta desgracia que pudo ser evitada reavivó una vieja lucha de los moradores del barrio 108 Viviendas, quienes desde que se asentaron allí en 2008 han redactado notas y han expresado su malestar ante la peligrosidad de la laguna y el impacto ambiental que generaba a raíz de la emanación de malos olores por la descarga de aguas residuales y la generación de mini basurales en su perímetro.
El sitio de la tragedia es un descampado de importantes dimensiones, que ocupa casi una cuadra. Además de las dos lagunas –separadas por grandes montículos de tierra donde los chicos escalan- suelen formarse basurales urbanos. De hecho, las familias del sector han realizado varias denuncias por este tema.
Allí en el predio TiempoSur pudo divisar cartelería indicativa como mencionó el intendente Giubetich, pero evidentemente es escasa y claramente no está pensada en transmitirles el mensaje de peligrosidad a los más pequeños; se trata de una advertencia por "laguna peligrosa", "prohibido el ingreso a toda persona ajena al lugar" y la negativa de arrojar basura. Más allá de esto no hay mucha más señalización y el espejo de agua no está cerrado.
Cabe mencionar que el predio no solamente es peligroso por la laguna en sí, sino por cómo está constituido: se trata de terreno inestable con varios pozos y montículos de tierra, que los pequeños suelen utilizar para jugar. Allí se topan con residuos sólidos urbanos y desechos cloacales, ya que el baldío fue utilizado en primera instancia para arrojar estos desechos. 
"Desde hace tiempo que venimos diciendo a la Municipalidad que es un peligro, más si los chicos se acercan al lugar a jugar”, señaló una vecina, quien recalcó “nosotros ya veníamos pidiendo que la misma se tape”.
Este reclamo de antaño incluso llegó a los concejales. En 2016 a través de una nota firmada por los vecinos del sector y aprobada por el Concejo Deliberante, se solicitó al Municipio capitalino el saneamiento de la manzana donde ocurrió el trágico hecho. En su momento la misiva fue firmada por varios residentes del lugar y entregada al concejal Martín Medvedovsky (FPV), quien la presentó como un proyecto de resolución en noviembre de 2017. El expediente fue aprobado y solicitaba a la Secretaría de Obras Públicas que “proceda al saneamiento integral de la Manzana 639 ubicada entre las calles Los Pingüinos, Mata Negra, Vicente Fidel Peraggini y Mahatma Gandhi y que coloque la cartelería informativa, indicando la vigencia de la Ordenanza 1793/10”. E indicaba el edil: “Este proyecto fue presentado como respuesta a la solicitud de los vecinos del plan habitacional 108 viviendas, dado que existe una laguna desde el año 2010 cuando el barrio aún no existía, donde en la actualidad se ha creado un mini basural, generando un foco infeccioso para los vecinos que residen a los alrededores. En dicho lugar se pueden observar la presencia de roedores muertos en estado de descomposición, escombros, carrocerías, ruedas de vehículos, lavarropas, heladeras, sillones, colchones y otros elementos contaminantes” a través de las redes sociales luego de su tratamiento.

COMENTÁ