Talento santacruceño

Montivero fue elegido para integrar el Ballet Oficial del Festival de Cosquín

Se trata de un hecho trascendental para la danza y cultura de Santa Cruz, porque ese es un lugar al que sólo acceden unos pocos y en esta oportunidad, el talento y ductilidad de Jorge Maximiliano Montivero deslumbró a quienes debían seleccionar a los nuevos integrantes del Ballet Carmin. El debut oficial se concretará el próximo 20 de enero en el escenario “Atahualpa Yupanqui” de la Plaza Próspero Molina en el marco del Festival Nacional de Folklore Cosquín 2018. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Tras participar de la audición abierta a todos los bailarines del país, Maxi Montivero, fue seleccionado para ser parte del Ballet Carmin, considerado uno de los cuerpos de baile más destacados de nuestro país. Desde hace algunos años tiene una destacada participación en el Festival Nacional de Folklore de Cosquín, adonde tiene a su cargo la apertura y distintas presentaciones. “Gracias al total apoyo de mi familia, me animé y vine a Córdoba para asistir a la audición en la que logré pasar tres etapas. Hoy estoy ensayando para dicho festival”, relató Maxi a TiempoSur. Asimismo comentó que el ballet está integrado por veinticuatro parejas y hay varios bailarines que son parte del mismo desde hace años y ellos son los encargados de llevar adelante al ballet durante el año. Por lo tanto, se realizan audiciones con vistas a acompañar a los mismos durante el festival. “El escenario Próspero Molina tiene una gran dimensión y hay que llenar y recorrer el mismo”.

En otra parte de la conversación, el bailarín santacruceño comentó que no será la primera vez que suba a tan significativos escenario. “Anteriormente estuve en el escenario y lo hice junto al Ballet “Martín Fierro” en aquella oportunidad competimos en el rubro ballet. También estuve en ese mismo lugar en el marco del festival, acompañando al maestro Jaime Torres, entre otros artistas”, recordó.  

 

Proceso de Selección

Maxi comentó que la audición estuvo destinada a los bailarines de todo el país y el requisito fundamental era tener conocimientos en las danzas tradicionales del folklore argentino. Asimismo solicitaban tener base de danza clásica y contemporánea. “En la primera etapa se evaluaron cuatro danzas tales como huella, gato, jota cordobesa y zamba, al igual que el himno. Evaluaron esas danzas con parejas al azar e individualmente. En la segunda etapa consistió en un examen por pareja, se debía trabajar en una coreografía, cuyas consignas las solicitaban quienes nos evaluaban. Se debía realizar con la mayor inmediatez posible. En la última etapa, nos pidieron tanto a los varones como mujeres que concretemos una secuencia de malambo y zarandeo, respectivamente. Todas las etapas fueron eliminatorias”, explicó.

Maxi Montivero es el único bailarín de Santa Cruz logró ser elegido en esta ocasión. “Fue una linda experiencia y gracias a Dios y la Virgen logré quedar en el ballet”, subrayó.

En cuanto a las actividades que desarrolla el Ballet Carmin, comentó que el mismo suele concretar seminarios y cursos de capacitación a lo largo del año, pero aun desconoce que pasará una vez que finalice la participación en el tradicional festival de Cosquín.

Estos días se concretan los ensayos para llegar en óptimas condiciones para los próximos días.

 

Continuidad en lo que resta del año

Al ser consultado acerca de cómo proseguirá su carrera, luego de la experiencia a vivir en el festival, Maxi destacó que hasta el 28 de enero estará afectado a las presentaciones en el marco de dicho evento. “Seguramente en el mes de febrero viaje a la ciudad de Santa Fe para sumarme al Ballet “Martín Fierro”, del cual también formo parte. Allá tengo que ensayar una obra que se presentará próximamente. Eso es lo que tengo pendiente por el momento”, acotó.

En ese contexto, Maxi señaló que a partir de su experiencia, le gustaría que los bailarines de Santa Cruz se animen a participar de este tipo de audiciones a fin de vivir algo diferente. “Audicionar con bailarines de alto nivel folklórico de nuestro país, al menos puede tomarse como una linda experiencia más allá de los resultados. Ojalá que sean muchos los bailarines del sur que se animen a vivir esta experiencia”, subrayó.

Finalmente agradeció a su familia por todo el apoyo y acompañamiento que le brindaron.