Increíble

Salieron del hospital con los bebés equivocados y se enteraron de la verdad cuatro años más tarde

Los padres intercambiaron a las pequeñas y las criaron como propias. Se reencontraron tiempo después para resolver la confusión.

Salieron del hospital con los bebés equivocados y se enteraron de la verdad cuatro años más tarde
Salieron del hospital con los bebés equivocados y se enteraron de la verdad cuatro años más tarde
COMPARTÍ ESTA NOTA

Una difícil situación vivieron dos parejas en Colombia a cuatro años de haber tenido una hija cada una. Sucede que pasado ese tiempo, se enteraron que habían dejado el hospital con las pequeñas equivocadas.

Las parejas criaron a las bebés como propias y se reencontraron tras haberse enterado de la confusión

La realidad se conoció cuando José Hernández, padre de una de las menores, comenzó a investigar el caso. Dudaba sobre la paternidad, aunque amaba con su hija.

De todas maneras, Hernández quiso saber qué había sucedido y si efectivamente su hija biológica estaba en otro lado. Además, conocer con quiénes y cómo se encontraba.

La confusión había comenzado cuatro años antes en el Hospital de Barranquilla. “En el día del parto a mí me avisaron pero no pude asistir por cuestiones laborales. Es una noticia que se recibe con mucha motivación, y al principio todo estuvo bien, la registramos a mi nombre y en principio todo fue normal”, contó Hernández a medios colombianos.

Salieron del hospital con los bebés equivocados y se enteraron de la verdad cuatro años más tarde

Con el tiempo, el hombre empezó a ver que la niña que habían recibido no se parecía a él, a su pareja o a sus otras hijas. Por esto, a fines del año 2019 llevó a su hija para realizarse un análisis de ADN. El resultado fue el que suponía: la niña no era su hija biológica.

Por su parte, la madre también se sometió a la prueba. Nuevamente, el resultado fue negativo. La pequeña Salomé, tal es el nombre de la niña, tampoco era su hija.

En el Hospital de Barranquilla, Hernández pudió los datos relacionados con los niños nacidos al tiempo que la menor que tenían en su casa. Entre todos los recién nacidos de ese momento, una lo había hecho pocos minutos después que Salomé. Entonces, empezaron a buscar a la mujer que había sido registrada como su madre.

Hernández contó: “La busqué y cuando vi la foto que compartió con una nena, dije que esa niña era mi hija”. La respuesta de la mujer llegó 20 días después. “Nos pusimos de acuerdo para hacer una segunda prueba con la niña de ella. Los resultados confirmaron la teoría. La niña que tenía esa mujer, que había bautizado como Saray, era mi hija”, reveló el hombre.

Encontradas las familias, las pequeñas se están acostumbrando a compartir dos familias. Pasan cada una un tiempo con cada pareja. Hernández, convencido, dijo: “Yo lo que quiero es que esas niñas ahora tengan más amor”.

COMENTÁ